¿Quieres que te avisemos cuando analicemos productos nuevos de Caixabank?
Bancos / Invertir con Caixabank / análisis / ¿Cómo empezar a invertir con CaixaBank? Fondos, carteras gestionadas, bróker o roboadvisor

¿Cómo empezar a invertir con CaixaBank? Fondos, carteras gestionadas, bróker o roboadvisor

CaixaBank se ha consolidado como el banco con más clientes en España tras la absorción de Bankia. El banco catalán ha perdido desde ese momento (noviembre) un 2% de clientes, pero sigue siendo el primero en usuarios con distancia frente a sus competidores: 18,9 millones, concretamente. 

Sin embargo, esa pequeña caída no ha impedido que su negocio aumente, según explicaron fuentes de la entidad a Expansión. El 68% de los clientes está vinculado a CaixaBank con dos o más productos. Por tanto, una parte de ellos tiene en estos momentos algún producto de inversión de CaixaBank.

Los altos niveles de inflación obligan a mover el dinero de la cuenta corriente a quienes buscan rendir sus ahorros. Invertir desde el banco donde está depositado el ahorro es lo más habitual en España. Y tratándose de la entidad bancaria con más clientes… todos los ingredientes están servidos: ¿Cómo empezar a invertir con CaixaBank? Estas son todas las opciones.
 

Fondos de inversión de CaixaBank

Renta fija, renta variable, fondos mixtos, monetarios… La oferta de fondos de inversión de CaixaBank es extensa. Por ello, desde el escaparate de Finect se pueden filtrar los fondos de inversión más populares del banco por criterios como:  

Fondos propios de CaixaBank 

CaixaBank comercializa fondos que se ajustan a distintos perfiles de riesgo, desde productos conservadores hasta fondos de renta variable para perfiles atrevidos. 

CaixaBank Ahorro FI

Es uno de los productos más populares entre los clientes de CaixaBank, con 925 millones de euros bajo gestión. Se ajusta a las necesidades de los inversores más conservadores (nivel de riesgo 2/7). La propia gestora CaixaBank AM lo describe como “muy conservador”.  

Invierte en renta fija (deuda pública y privada) de la zona euro y de países de la OCDE. El mínimo para invertir en este fondo son 600 euros. El equipo gestor del fondo decide cómo componer la cartera teniendo en cuenta la situación macroeconómica. Y, especialmente, el riesgo de tipo de interés y el riesgo de crédito. Una vez determinados ambos riesgos, se decide cómo adecuarlos a los activos de renta fija.  

 

CaixaBank Renta Fija dólar

Otra opción para inversores que priorizan proteger el patrimonio, aunque con un plus de riesgo frente al CaixaBank Ahorro para maximizar los beneficios. Contratable desde 600 euros, invierte en renta fija en dólares de forma diversificada. En todo caso, la gestora garantiza una inversión en activos de elevada calidad crediticia para mantener el riesgo de crédito bajo. La cartera del fondo está pensada para durar menos de 2 años.    

Invierte en activos de una elevada calidad crediticia, por lo que en principio existe un bajo riesgo de crédito. Sin embargo, como advierte el folleto del producto, “el riesgo de divisa es muy alto ya que toda la cartera está invertida en divisas distintas al euro”. 

De cara a los próximos meses de 2022, este vehículo, que rinde un 15% en el último año, tiene una ventaja frente a otros fondos:  “Muy baja sensibilidad a las variaciones de los tipos de interés. El fondo se adapta rápidamente a los tipos de mercado de cada momento”, destaca la ficha del CaixaBank Renta Fija Dólar.  

 

CaixaBank Bolsa Índice Euro

Un fondo que eleva la apuesta en forma de potenciales rentabilidades, pero también de riesgo. Invierte en renta variable europea (empresas del continente) y se dirige a inversores más atrevidos. El mínimo de inversión es de 6 euros y permite a los inversores tener posiciones en compañías europeas de sectores como el financiero (Allianz), consumo (L’Oréal, Louis Vuitton) o industrial (Siemens). 

Este año acumula unas pérdidas del 3% después de las caídas de los mercados en enero. Sin embargo, la rentabilidad acumulada en los últimos 10 años supera el 91%. Los gastos corrientes del fondo son del 1,05%. Iñaki Palicio, socio de Consulae EAF, lo describe como “la alternativa de Caixabank para replicar el Eurostoxx 50” y añade: “Para una persona que no quiere cambiar de banco y quiere tener su cartera de fondos, son opciones razonablemente buenas”.  

 

CaixaBank Bolsa España 150 FI

También de renta variable, pero con un enfoque en la Bolsa española. Este fondo de inversión acumula una rentabilidad del 15% en los 12 últimos meses. Por ser un fondo de renta variable, está pensado para plazos de inversión más largos, en los que las rentabilidades surten más efecto. Así, el CaixaBank Bolsa España 150 tiene una rentabilidad acumulada del 22% en los 10 últimos años. 

Los gestores toman como referencia la rentabilidad del Ibex 35, aunque puede variar ligeramente la composición de la cartera frente a ese índice (la correlación del fondo respecto del índice no puede ser inferior al 75%). Iberdrola, Inditex, Santander y BBVA son los principales valores del portfolio.  

 

Fondos de terceros: plataforma Ocean de CaixaBank

Los fondos del banco no siempre son garantía de éxito en la inversión. Por ello, cada vez más las entidades bancarias recurren a fondos de inversión de otras gestoras para ofrecer a los clientes opciones de inversión atractivas y ajustadas a su perfil.

Para ello, CaixaBank cuenta con la plataforma Ocean, desde la que se pueden contratar fondos de terceros. Desde aquí, el cliente puede consultar y contratar algunos de los más de 2.000 fondos de gestoras nacionales e internacionales que incluye. 

Pasamos a ver algunos de los más destacados, que incluimos en el escaparate de CaixaBank en Finect. Pero antes, dejamos este análisis unboxing que hicimos en Finect sobre Ocean. 

Robeco Sustainable Global Stars Equities 

Robeco gestiona este fondo de renta variable que invierte en empresas de todo el mundo, preferentemente de economías maduras. Los gestores explican que este vehículo tiene “una cartera concentrada en los valores con mayor potencial de crecimiento, que se seleccionan sobre la base de un elevado flujo de caja, un atractivo rendimiento del capital invertido y un perfil de sostenibilidad constructivo”. 

Jaume Pujol-Galcerán, family office en Banco Mediolanum, destaca las cualidades positivas de este fondo: “excelente rentabilidad/volatilidad con composición de acciones con huella ambiental baja”. 

 

Franklin Technology Fund

Un fondo que apuesta por el sector de moda de los últimos años: la tecnología, concretamente empresas de Estados Unidos. Y lo hace dando peso en la cartera a las empresas de gran capitalización. Es decir, las grandes y todopoderosas empresas del sector, capaces de generar altos beneficios. El top10 de la cartera incluye Apple, Amazon, Microsoft o Alphabet

Los asesores presentes en Finect señalan que este fondo debería interesar al “inversor que no quiere perderse la revolución de las nuevas tecnologías”, destaca Pere Font, asesor de Axa Exclusiv. Mar Barrero, directora de análisis de Arquia Banca, comenta que es un fondo consistente: “Ha mostrado unos rendimientos interesantes a lo largo de su historia”. 

Morgan Stanley Europe Opportunity Fund

Otro producto de renta variable que se puede contratar desde los canales de CaixaBank. El objetivo de la cartera es lograr la revalorización del capital invirtiendo globalmente en compañías consolidadas y de reciente creación de alta calidad, que el equipo de inversión considera infravaloradas en el momento de la compra. 

El proceso de inversión integra el análisis de la sostenibilidad desde el punto de vista del “cambio disruptivo, la fortaleza financiera, los factores externos de índole medioambiental y social y el buen gobierno (ESG)”, destaca el folleto del producto, que revela que entre las primeras posiciones de la cartera se encuentran Spotify o la firma de lujo Hermes

Eduardo Estallo, asesor de Mapfre Gestión Patrimonial, señala en una nota en Finect: “El Morgan Stanley Europe Opportunity es, a día de hoy, una de las mejores opciones para tener exposición a Europa según un binomio de rentabilidad-riesgo. Su reciente popularidad ha venido determinada por el excelente comportamiento del fondo los últimos 2 años”. 

 

Amundi Index MSCI World

Dentro de la oferta de otras gestoras, CaixaBank tiene acuerdos con algunas que tienen fondos indexados. Este tipo de fondos no buscan batir al índice de referencia que siguen, sino que replican los movimientos de ese índice (subidas o bajadas). 

Son, por tanto, fondos que permiten invertir sin grandes conocimientos y de forma diversificada, porque sus carteras asignan a los activos en los que invierten el mismo peso que tienen en ese índice (o, al menos, es muy parecido). El Amundi Index MSCI World permite tener exposición a sociedades de grande y mediana capitalización que cotizan en las bolsas de 23 países europeos desarrollados, con más peso de EE UU.

Los asesores destacan que es una buena opción para invertir de forma indexada (gestión pasiva) y aprovecharse de los bajos costes de gestión de este vehículo (0,3%). 

 

Carteras gestionadas de CaixaBank

CaixaBank fue uno de los bancos españoles pioneros en ofrecer un servicio de gestión discrecional de carteras. Se trata de un servicio para clientes que prefieren delegar la gestión de su dinero en un equipo profesional. 

Esa delegación permite ir adaptando la estrategia de inversión a los cambios del mercado sin perder de vista los objetivos de ahorro de los clientes. Concretamente, los tres servicios de gestión de carteras de CaixaBank se dirigen a públicos con distinto perfil económico:  

Para saber más sobre la gestión discrecional de carteras de CaixaBankCarteras Master vs Carteras Smart Money.

Preparar la jubilación con CaixaBank

Igual que otros grandes bancos, el banco de origen catalán tiene productos para la jubilación.  

Puedes consultar en Finect los principales planes de pensiones de CaixaBank.

Robo Advisor: CaixaBank Smart Money

Los robo advisors o gestores automatizados de inversiones son una forma de invertir en auge. Destacan por su sencillez: el usuario realiza un test en la página web de la entidad y, a través de algoritmos, le crea una cartera de fondos que se ajusta a su perfil inversor y de riesgo (normalmente indexados y, por tanto, de bajo coste).

CaixaBank tiene su propio roboadvisor, el Smart Money. Con este servicio, un asesor digital de inversiones ofrece la cartera que mejor se adapte al cliente en base a sus conocimientos, experiencia y perfil inversor.

Una cartera Smart Money es un fondo de Caixabank que a su vez reparte su inversión en otros fondos de inversión de bajo coste. Estos son dos ejemplos, desde la cartera con menos riesgo a la apta para perfiles más agresivos. Dos tipos de cartera:

Bróker de CaixaBank

BrokerNow es la plataforma de trading de CaixaBank. “Permite disponer en un único entorno de toda la información bursátil en un solo clic”, comenta la gestora del banco. 

Se trata de un servicio online con el que los clientes pueden escoger acciones concretas que les interese, comprarlas, venderlas... Estas son las acciones que permite BrokerNow: