Abante Asesores

un blog de Abante Asesores
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Abante
09:20 el 20 agosto 2014

Talento y dedicación al servicio de los que quieren profundizar en el conocimiento de su relación con el dinero e invertir bien

El foco de los mercados, Yellen y Draghi en Jackson Hole

Esta semana los mercados están pendientes de lo que se diga en la reunión anual de banqueros centrales en Jackson Hole (Wyoming, Estados Unidos). Cualquier palabra que pronuncien los asistentes, en especial Yellen, Draghi y Carney –en menor medida Kuroga-, será analizada para anticipar la dirección de las políticas monetarias en Estados Unidos, la Eurozona,  Reino Unido y Japón. No se esperan sorpresas, ni fuegos artificiales –como sucedió hace dos años, cuando Ben Bernanke presidía la Fed y anunció las millonarias inyecciones de dólares-, pero sí pistas que permitan prever en qué momento se empezarán a subir los tipos.

La reunión, que comienza el jueves y dura hasta el sábado –el viernes es cuando hablan la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, y el presidente del BCE, Mario Draghi-, se centra este año en el empleo (‘Reevaluación de las dinámicas de los mercados laborales’) y tiene lugar tras unos malos datos macro en Europa –los PIB de Alemania, Francia e Italia publicados la semana pasada son un motivo de preocupación - y unas cifras algo peor de lo previsto en Estados Unidos, donde, además, este martes se conoció el dato de inflación de julio y se publica hoy las actas de la Fed.

Existe consenso en que, de momento, los tipos en estas economías desarrolladas van a continuar en niveles excepcionalmente bajos para impulsar la economía y dado que todavía no hay preocupación por posibles presiones inflacionistas. En Estados Unidos el último dato refleja un aumento de los precios de consumo del 0,1% en julio –el más bajo en cinco meses, tras el incremento del 0,3% de junio- y del 2% interanual. Y como destaca en un artículo sobre este tema el diario The Wall Street Journal , el mercado de bonos estadounidense (con los títulos a 10 años en una rentabilidad de en torno al 2,5%; el rendimiento del bund alemán oscila en el 1%) no refleja que los inversores al otro lado del Atlántico teman la inflación. Esta situación da margen para no mover los tipos aún por un tiempo, para continuar con las políticas acomodaticias.

Los expertos creen que ya en otoño, tras la retirada en octubre de los estímulos económicos por parte de la Fed (el llamado tapering) y después de que se conozcan los datos del PIB de EEUU en el tercer trimestre, los mensajes de Yellen tendrán mayor interés. Y que será a partir de mediados del año que viene cuando se pueden esperar cambios en los tipos, pese a que el mercado laboral ya empieza a dar señales de mejora y las distensiones están disminuyendo y a que haya en los mercados quien sienta cierto nerviosismo ante la expectativa de una bajada.

Por otra parte, en Europa la inflación está muy por debajo del nivel del 2% que el BCE fija como objetivo y, sin embargo, pese al miedo a una caída continuada de precios, Draghi ha dicho en sus últimos discursos que no le preocupa la deflación. El presidente del BCE no es una persona que se vaya a dejar presionar por los países centrales (Alemania y Francia) para tomar medidas de impulso de la economía, sin embargo, lo cierto es que los malos datos económicos están ahí.

Del Banco de Japón no se esperan cambios en la política monetaria a corto plazo. También se da por hecho que será el Banco de Inglaterra el primero en subir los tipos de interés. Y aunque algunos expertos situaban el incremento del precio del dinero en Reino Unido a finales de este ejercicio, tras el discurso tibio que dio hace unos días el gobernador Mark Carney y un dato de inflación menor de lo previsto (1,6% en junio, según los datos publicados esta semana), la previsión de los principales economistas internacionales es que no los elevará hasta 2015.

En cualquier caso, y aunque Reino Unido se adelante en el movimiento en esta ocasión, es el paso que lleve la Fed el que más interesa a los inversores y este organismo todavía es cauto en sus mensajes. De hecho, Estados Unidos suele marcar las pistas que el resto de banqueros centrales siguen. Como ponen de relieve en un estudio publicado el mes pasado dos economistas de Morgan Stanley –Joachim Fels y Manoj Pradham-, en política monetaria les va mejor a quienes no toman las decisiones en solitario y con el paso cambiado. 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
2 veces compartido

Parece que la reunión ha sentado bastante bien al mercado.

Únete al grupo de Abante Asesores en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

Abante
27º 319 Artículos
mariatejero
1 Artículos
Kaloxa
4 Artículos
eborrajeros
70º 1 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5