Aberdeen Asset Management

un blog de Aberdeen Asset Management
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
AberdeenAM
09:40 el 17 julio 2015

Términos clave del mercado de bonos


Os tramos en este artículo los términos que consideramos más relevantes para los bonos, comentados desde la perspectiva de la situación actual de los mercados. 

Esperamos que os parezca interesante: 


Asia

La expansión cuantitativa de los mercados desarrollados ha provocado la  caída de los rendimientos de los bonos, obligando a los inversores a  concentrar su búsqueda de rentabilidad en otros segmentos. El mercado  de renta fija asiático ofrece oportunidades con valoraciones atractivas,  rendimientos reales positivos y una apreciación de las divisas. A medida  que China cede terreno van surgiendo nuevas oportunidades en otros  mercados, tales como China e Indonesia. Los mercados en dólares  estadounidenses y en moneda local crecen rápidamente y se benefician  de una fuerte demanda de los inversores domésticos, lo que incrementa  la resistencia de estos mercados. Las tasas de impago de las empresas  por lo que respecta a la renta fija denominada en dólares  estadounidenses son bajas, al igual que sucede en los Estados Unidos y Europa.

 

Tipos básicos

Los tipos de interés que establece el Banco de Inglaterra y que aplica a  los bancos comerciales. Es una referencia para todos los demás tipos de  interés. En estos momentos los tipos de interés se sitúan en mínimos  históricos en todo el mundo: Europa y Japón pretenden reactivar sus  economías, por lo que no subirán los tipos a corto plazo y por lo que  respecta a los Estados Unidos, se espera una subida de su tipo  equivalente (el tipo de los fondos federales) más avanzado el año, cuando su economía gane en solidez. La mayoría de las economías  prevén una subida de los tipos constante en el Reino Unido a partir del  segundo trimestre de 2016.

 

Acuerdos

Hace algún tiempo, para conseguir un préstamo era necesario que el  director del banco aprobase lo que se tenía previsto hacer con el dinero.  El mercado de bonos es algo parecido. Los prestamistas vinculan  acuerdos a los bonos que obligan al prestatario a actuar con prudencia. Estos podrían incluir promesas de que se realizarán o no determinadas  actividades comerciales. Normalmente, cuando se rompe un acuerdo, el  prestamista cancela el préstamo del prestatario.

 

Impago

No todos pagan sus deudas y lamentablemente los grandes impagos no  son poco frecuentes. La crisis de la zona euro nos sirvió de recordatorio  y a pesar de que Grecia no ha entrado en suspensión de pagos, la  reestructuración de su deuda ha sido la más importante de la historia.  Los expertos han intentado averiguar hasta qué punto el país ha  reestructurado su deuda. No han sido los primeros ni serán los últimos.  El denominado «Club de París», creado en 1956 para coordinar las  reestructuraciones, ya ha alcanzado más de 400 acuerdos con 88  países diferentes. Por razones obvias, es importante evitar estos  conflictos.

 

Bonos de mercados emergentes

Normalmente los bonos de mercados emergentes ofrecen mayores  rendimientos que los de mercados desarrollados y la diversificación  necesaria, a cambio de unos niveles de riesgos más elevados, tales  como el riesgo de impago, de divisas y político. Los bonos de mercados  emergentes se ofrecen en dos variedades: moneda local y moneda fuerte  (denominados en dólares estadounidenses). Algunos temen que se  pueda producir una burbuja (el mercado ha multiplicado su tamaño por  seis en los últimos 10 años), pero en realidad la calidad general de los  bonos que se negocian en el mercado es bastante buena. Sin embargo,  los inversores deben ser selectivos igualmente: la diferenciación entre  países, sectores y emisiones resulta fundamental. En todo caso, el temor  a una burbuja ha quedado atrás.

 

Crisis financiera

La crisis financiera de 2008 se fraguó como consecuencia del colapso de  Lehman Brothers y prácticamente desbarató el sistema financiero  internacional. Fueron necesarios enormes rescates financiados con  dinero de los contribuyentes y la crisis crediticia resultante nos condujo a  la peor recesión mundial desde antes de la Segunda Guerra Mundial.  Todavía vivimos sus consecuencias: a pesar de que el estímulo  monetario (en forma de expansión cuantitativa) ha contenido la  depresión, representa un experimento monetario masivo que carece de  manual de instrucciones. Su inminente desaparición conlleva un gran  riesgo. Nos aguardan tiempos interesantes.

 

Gran Rotación

La Gran Rotación de la renta fija a la renta variable no se ha producido:  en efecto, los rendimientos han cedido terreno en la mayoría de los  casos. Para lograr entender el porqué es necesario recordar que los  bonos siempre se beneficiarán de una demanda inherente. Los fondos de  pensiones y las compañías de seguros de vida necesitan ingresos y es  necesario compensar los pasivos. Por supuesto, esto no significa que los  rendimientos no vayan a comenzar a subir, sino que es poco probable  que la trayectoria ascendente vaya a ser un camino de rosas.

 

Alto rendimiento

Los bonos de alto rendimiento (o «high yield») son también conocidos  como «bonos basura», que tal vez no sea la mejor forma de describirlos,  dado que no todos ellos se deben considerar como tal. Su nivel de riesgo  es valorado por las mismas agencias de calificación a las que se les  subieron los colores durante la crisis financiera, después de que  garantizasen la calidad de muchos títulos que finalmente carecían de valor.  Las calificaciones crediticias sirven de orientación para separar el trigo de  la paja, pero no sustituyen a los deberes tradicionales.

 

Inflación... y deflación

Según la sabiduría popular, la inflación no es buena. Después de todo,  frena la inversión y reduce el valor de los ahorros. Entonces, ¿por qué el  Banco de Inglaterra fija su objetivo de inflación en el 2%? Porque la  deflación es mucho peor. Cuando se produce una espiral deflacionista, la  caída de los precios provoca un descenso de la producción, de los  salarios y la demanda, lo que a su vez genera nuevas caídas de precios  (y de los salarios). Últimamente la economía de la zona euro parecía  trazar círculos por el desagüe de la deflación; de ahí el lanzamiento de  una nueva ronda de expansión cuantitativa. Los analistas esperan que los  esfuerzos del BCE tengan más éxito que en Japón.

 

Japonización

La preocupante trayectoria negativa del crecimiento y la caída de los  precios. En febrero los rendimientos del bono de referencia japonés  se situaron por encima de su equivalente alemán por primera vez en  la historia, lo que generó el temor a que Europa siguiese la senda de  la «Japonización». El programa masivo de expansión cuantitativa del  BCE se lanzó con el objeto de que Europa evitase una década  perdida como en el caso de Japón.

 

Equity kicker

Un incentivo añadido que hace que una emisión de bonos resulte más  atractiva para un potencial inversor. Básicamente, algo que endulza el  acuerdo. Un acuerdo de equity kicker permitiría a un titular de bonos 

adquirir acciones del emisor o convertir los bonos en renta variable. De  este modo, el titular de los bonos participaría de cualquier incremento  del valor de la sociedad.

 

Liquidez

Por liquidez se entiende la facilidad con la que un inversor puede  operar con un bono sin modificar su precio que desde el comienzo de  la crisis financiera ha escaseado. Esto se debe a que los reguladores  han introducido (con sensatez) unos requisitos de capital más estrictos  para la banca, que han tenido consecuencias imprevistas. Cuando los bancos actúan como creadores de mercado para los  compradores y vendedores de bonos, arriesgan su propio capital. Los  nuevos requisitos han diluido el interés de los bancos por actuar como  intermediarios y como resultado resulta más difícil negociar deuda  corporativa.

 

Vencimiento

Algunos términos financieros pueden ser opacos, pero «vencimiento» es  un término meridianamente claro. El vencimiento de un bono es el periodo de tiempo que resta hasta que  se tenga que reembolsar el importe original de un préstamo. El término  vencimiento se confunde en ocasiones con duración. La duración mide  la sensibilidad del precio de un bono a las fluctuaciones de los tipos de  interés. Cuanto mayor es la duración más cae el precio del bono cuando  se produce una subida de los tipos de interés.

 

Tipos de interés negativos

Numerosos gobiernos europeos ya venden bonos con rendimientos  negativos. ¿Por qué los compran los inversores? La deuda pública suple  con seguridad las carencias de rendimientos. Las alternativas (incluso el 

efectivo) conllevan ciertos costes y/o riesgos. Algunos inversores se ven  obligados a invertir en activos de calidad, como la deuda pública. Otros  invierten en estos bonos porque consideran que los tipos continuarán  cayendo o que las fluctuaciones de las divisas les permitirán obtener una  rentabilidad positiva.

 

Petróleo

Los precios del petróleo se han desplomado en todo el mundo desde  mediados de 2014. Se trata efectivamente de un recorte fiscal para los  consumidores que fomentará el crecimiento global a largo plazo. En estos  momentos el precio es tan bajo que algunas empresas estadounidenses  que se dedican a la explotación de gas de esquisto podrían dejar de ser  rentables. Diversos bonos de alto rendimiento del sector energético se  han visto perjudicados al incrementarse la percepción de riesgo de  impago. En nuestra opinión, se trata de una reacción automática   indiscriminada, dado que no todas las empresas se van a ver afectadas y  no resulta inteligente vender a ciegas.

 

Países europeos periféricos

Todo lo que sube, baja. Mario Draghi aseguró con rotundidad que la ley  de la gravedad se aplica a los bonos de los países europeos  periféricos. Por ejemplo, no deja de sorprender que los rendimientos de  los bonos irlandeses a 10 años se sitúen por debajo del 1% en estos  momentos. Pues bien, Grecia está desafiando actualmente, estas leyes  físicas y la posibilidad de contagio y, por consiguiente, no se pueden  descartar violentas subidas de los rendimientos. “Mario” ya ha aportado  su granito de arena y ahora la pelota se encuentra en el tejado de los   políticos.

 

Expansión cuantitativa

La expansión cuantitativa o QE (por sus siglas en inglés) ha seguido una  trayectoria extremadamente extraña desde las profundidades más  oscuras de la teoría económica y los libros de texto al lenguaje cotidiano.  Pregúntele a su taxista su opinión sobre la economía y la respuesta  incluirá sin duda una referencia al hecho de que la máquina de imprimir  dinero se ha puesto en marcha de forma «irresponsable». Sus efectos  son claramente difíciles de calcular, dado que nadie puede decir a  ciencia cierta qué habría ocurrido si no se hubiese producido. Sin  embargo, en nuestra opinión, tenemos mucho que agradecer a los  bancos centrales.

 

Tipos de interés

Si fuese a comprar un vehículo, ¿se basaría en las opiniones de  Segunda Mano acerca de un modelo? ¿O le gustaría ver el vehículo,  probarlo y realizar su propia investigación? Lo mismo sucede con el  trabajo de las agencias de calificación crediticia: pueden ser útiles para  valorar el riesgo de un bono, pero las opiniones de terceros no deberían  pasar de ahí. Por eso trabajamos duro para conocer a las empresas que  emiten los bonos.

 

Bonos estratégicos

Típicamente los fondos de renta fija cuentan con la limitación de tener  que invertir en un universo reducido o explícito: por ejemplo, solamente  en deuda privada de categoría de inversión (o «investment grade»). Esto  deja a los inversores expuestos al riesgo de mercado. Después de todo, los diferentes tipos de bonos obtienen mejores resultados en distintas  fases del ciclo económico. Sin embargo, este riesgo se puede mitigar a  través de la inversión en fondos de bonos estratégicos. Estos fondos, con un mandato más flexible, pueden invertir en una amplia gama de subclases de activos.

 

Índices ponderados por comercio

La media ponderada de los tipos de cambio de un país en función del  volumen de comercio con otros países. Los bajos niveles de tipos de  interés y las agresivas medidas de expansión cuantitativa han llevado a la  zona euro y a Japón, en particular, a depreciar sus monedas en un  intento de preservar su ventaja competitiva en los mercados de  exportación. Por su parte, las monedas de los Estados Unidos y el Reino  Unido (en los que la expansión cuantitativa es un recuerdo lejano y es  probable que se produzcan subidas de los tipos) se han apreciado de  forma notable. La rentabilidad que aportan las divisas puede representar  una parte importante de la rentabilidad total de los inversores en bonos  internacionales.

 

Dólar estadounidense

Desde la Segunda Guerra Mundial, el billete verde ha sido de facto la  moneda en la que se constituyen las reservas mundiales. Los  Estados Unidos continúan dominando el mercado de renta fija, que  representa aproximadamente el 44% de las emisiones mundiales (en  particular los bonos del Tesoro, la deuda privada y la deuda con  garantía hipotecaria). Muchas economías de mercados emergentes  emiten deuda denominada en dólares estadounidenses. Varios  países utilizan el dólar como moneda oficial y otros (en particular,  China) vinculan su moneda al dólar a un tipo de cambio fijo. El billete  verde ha experimentado una fuerte apreciación en los últimos 

tiempos, como consecuencia de las expectativas de que la Reserva  Federal aplique una subida de los tipos de interés en el segundo  semestre de 2015.

 

Volatilidad

No se debe confundir volatilidad con riesgo. Esto es algo que  lamentablemente la mayoría de las instituciones financieras olvidaron de  cara a 2007. La volatilidad de los precios de la renta fija es la respuesta 

del mercado a las previsiones en materia de política monetaria,  evolución de la economía y, en el caso de la deuda privada, cambios en  las empresas. El fin de la expansión cuantitativa en el Reino Unido y los  Estados Unidos, así como la inminente subida de los tipos de interés en  este último país generarán una mayor volatilidad en estos mercados.

 

Voluntad de hacer frente a la deuda

Un factor fundamental a tener en cuenta, en particular para los inversores  en deuda pública de mercados emergentes. Es posible que los gobiernos  no tengan voluntad de hacer frente a la deuda contraída con los   inversores aunque tengan capacidad para hacerlo, pero esto no es  habitual y normalmente ocurre en países con gobiernos inestables o  corruptos. Por tanto, el riesgo político es elevado y los inversores  deberían ser cautelosos. La voluntad de un país de hacer frente a la  deuda es diferente de su capacidad para reembolsarla, dado que esto 

último tiene más que ver con su solvencia, la carga de su deuda y su  demografía.

 

Xi Jinping

El Presidente chino encabeza una rápida transición de una economía  orientada a la inversión a una orientada al consumo. La trayectoria de  urbanización y reforma a largo plazo aportará importantes beneficios a  China de cara al futuro. La actual ralentización del crecimiento ha sido  motivo de preocupación para algunos. El pasado año China estuvo al borde  de protagonizar dos impagos de deuda nacional. Hasta ahora, el gobierno  de Jinping ha ofrecido confianza a los titulares de bonos, al comprometerse  a garantizar su reembolso.

 

Yellen

La Presidenta de la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen,  debe dominar los pequeños matices. Los anuncios drásticos pueden  provocar fuertes reacciones de los rendimientos de la renta fija y para  evitarlo será necesario gestionar con prudencia cualquier cambio de  política del banco central. El informe mensual de la señora Yellen se  analiza con lupa al objeto de prever las futuras acciones de la  Reserva Federal. Por ejemplo, durante meses ha afirmado que el  banco central será «paciente» por lo que respecta a la normalización  de la política monetaria.  En el mes de marzo, el término «paciente»  desapareció de su informe. ¿Es esto un presagio de una subida  inminente de los tipos de interés? En realidad nadie lo sabe y esa es  precisamente la idea.

 

Bonos cupón cero

A algunos inversores no les importa no recibir pagos periódicos del cupón  cuando invierten en bonos. A cambio pueden obtener importantes  beneficios. Los bonos con cupón cero se venden a precios notablemente  descontados, con el objeto de atraer a los inversores ante las expectativas  de obtener importantes ganancias de capital. Sin embargo, los inversores  deben ser pacientes para poder materializar estas ganancias, dado que  por lo general estos bonos tienen vencimientos a 10 años como mínimo.

 

Información importante 

Lo anterior es estrictamente informativo y no debe ser considerado como una oferta o petición para negociar en cualquiera de las inversiones mencionadas en el presente documento. Aberdeen Asset Managers Limited (AAML) no garantiza la exactitud, adecuación o integridad de la información y materiales contenidos en este documento y rechaza expresamente toda responsabilidad por errores u omisiones en la información y los materiales. Cualquier investigación o análisis utilizado en la preparación de este documento ha sido obtenido por AAML para su propio uso, y la entidad puede haber actuado por su propia finalidad. Los resultados así obtenidos se ponen a disposición sólo por coincidencia y la exactitud de la información está garantizada. Una parte de la información en este documento puede contener proyecciones u otras declaraciones prospectivas con respecto a eventos futuros o rendimiento financiero futuro de los países , mercados o empresas. Estas afirmaciones son sólo predicciones y los eventos o resultados reales pueden diferir materialmente. El lector debe hacer su propia evaluación de la exactitud y pertinencia de la información contenida en este documento y hacer tales investigaciones de forma independiente, si él las considere necesarias o convenientes para el objetivo de esta evaluación. Cualquier opinión o estimación contenida en este documento se hace con carácter general y no debe ser considerada por el lector como un consejo. Ninguno de los empleados o agentes de AAML ha dado ninguna consideración y tampoco ha realizado ninguna investigación sobre los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, de cualquier persona o grupo de personas. En consecuencia, no se da ninguna garantía y no se acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida que surja directa o indirectamente del lector, cualquier persona o grupo de personas actuando según la información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen Asset Managers Limited se reserva el derecho de realizar cambios y correcciones a sus opiniones expresadas en este documento en cualquier momento, sin previo aviso. 
Emitido en la UE por Aberdeen Asset Managers Limited (" AAML ") . Registrada en Escocia N. º 108419 . Domicilio social: Terraza 10 Reina, Aberdeen, AB10 1YG . Autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera (Financial Conduct Authority) en el Reino Unido.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
3 comentarios
2 veces compartido

gracias por la información.

Artículo muy didactico. Gracias.
 

Gracias a vosotros @parras y @rasgo !

Únete al grupo de Aberdeen Asset Management en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

AberdeenAM
227º 95 Artículos
Kaloxa
3 Artículos
Anaguzmanq
127º 4 Artículos
FarisH
3431º 1 Artículos

Más comentados

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5