Buy&Hold

un blog de Buy&Hold
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
BuyandHold
16:20 el 08 julio 2016

Carta Semestral Buy&Hold 1S2016

En Buy & Hold le damos mucha importancia a la comunicación con nuestros inversores. Consideramos que es realmente importante que entiendan nuestro proceso de selección de valores y lo que se puede esperar de los que vehículos de inversión que asesoramos.

Igual que nosotros pretendemos tener un trato directo con las empresas en las que invertimos para entender qué están haciendo con cada euro invertido, pensamos que ustedes también tienen que estar siempre bien informados. Este es el objetivo de esta carta semestral, que junto a nuestra conferencia anual, nuestros informes mensuales, artículos en prensa, vídeos y entrevistas, les va a ayudar a conocernos mejor.

Si hubiesen invertido en Rex Royal Blue en el año 2004, habrían obtenido una rentabilidad acumulada del 149% (TAE 8% anual) en un periodo muy malo para las bolsas, en el que el índice IBEX 35 ha obtenido una rentabilidad del 3% (TAE 0,25% anual) y el EUROSTOXX ha obtenido una rentabilidad del 5% (TAE 0,44% anual).

En el caso de BH Iberia Flexible, réplica del fondo España Flexible, vehículo de inversión mixto de renta variable y fija, la rentabilidad desde el inicio de nuestro asesoramiento en el año 2012 ha sido de una rentabilidad acumulada del 51% (TAE 11,5% anual) habiendo obtenido el IBEX 35 en el mismo periodo una rentabilidad del -1% (TAE -0,22% anual) y nuestro índice de referencia (50% IBEX 35 y 50% índice JP Morgan de bonos entre 1 y 3 años) una rentabilidad del 3% (TAE 0,78% anual).

Por último, en el caso de la sicav BH Renta Fija Iberia, al haber empezado con su asesoramiento hace 7 meses, comentar que la rentabilidad ha sido del 1,3% en este periodo tan complicado para la renta fija.

Siempre hemos sido fieles a la filosofía de inversión en valor, que consideramos que es condición necesaria para el éxito pero no suficiente. Además de hacer el esfuerzo por entender las empresas, nuestras proyecciones sobre el futuro deben ser acertadas en un alto porcentaje, que es lo que ha ocurrido históricamente.

Para ello, buscamos empresas fácilmente entendibles, estables, con fuertes barreras de entrada, altos retornos sobre el capital empleado, sin conflictos de intereses entre el equipo directivo y los accionistas y en las que sea evidente que va a entrar mucho más dinero en el futuro del que nosotros pagamos por ellas.


“Price is what you pay. Value is what you get

“Precio es lo que pagas, valor es lo que recibes”, esta frase de Warren Buffett es muy importante, ya que la inversión en valor ha sido malinterpretada en muchas ocasiones tanto por inversores particulares como por inversores profesionales. Unos múltiplos bajos no siempre indican que el inversor va a obtener más valor del precio que está pagando.

Por lo tanto, nos parece incorrecto diferenciar las acciones entre “value” o “growth, el crecimiento es un componente fundamental para calcular el valor de una empresa. Nos gustan las empresas que tienen facilidad para crecer de forma recurrente, pero preferimos ser conservadores e intentamos evitar empresas en las que el precio ya esté descontando un crecimiento futuro elevadísimo, sobre todo si este crecimiento es incierto.

Por poner un ejemplo extremo, Facebook salió a bolsa a unos múltiplos muy elevados sobre los beneficios que la empresa tenía en ese momento. Pese a ello, las acciones lo han hecho muy bien ya que el crecimiento ha justificado la valoración que se le asignó, incluso parece que el mercado se quedó corto tras la buena evolución de los fundamentales. Facebook es una empresa fabulosa, pero no hubiésemos estado cómodos teniendo que pagar un múltiplo de más de 100 veces sus beneficios.

Por otra parte, una empresa que no crece también puede ser una inversión buenísima a un buen precio. Al final, en una empresa bien gestionada, los beneficios de las empresas siempre volverán a los accionistas a través de dividendos, recompras de acciones, adquisiciones, o mejoras en la posición financiera. La asignación de capital es clave y diferente para cada empresa.
 

Los beneficios a largo plazo, clave

Cuando analizamos una empresa, comenzamos rehaciendo las cuentas 10 o 15 años para atrás y vemos si los directivos han tomado buenas decisiones con respecto al dinero que ha entrado en la empresa. Viendo los precios históricos de las empresas, nos damos cuenta de cómo a corto plazo los inversores se han comportado de forma irracional en muchas ocasiones, no únicamente en la crisis del 2008. Sin embargo, a largo plazo la evolución de los precios de las acciones sí es racional.

Si compras una empresa a un precio razonable, y a los 10 años está generando 3 veces más, es altamente probable que la empresa valga al menos el triple. Al igual que si compras una empresa que no crece y en 10 años tiene los mismos beneficios, es muy probable que la empresa tenga al menos el mismo valor, pero si la has comprado a un precio bajo y ha distribuido sus beneficios entre los accionistas, la rentabilidad habrá sido buena.

Nos gusta mucho esta frase de Peter Lynch, uno de los mejores inversores de la historia: “What makes a company valuable? To me, it always comes down to earnings and assets. Especially earnings. Sometimes it takes years for the stock price to catch up to a company’s value, and the down periods last so long that investors begin to doubt that will ever happen. But value always win out – or at least in enough cases that it’s worthwhile to believe it”.

La traducción: “¿Qué es lo que hace que una empresa tenga valor? Para mí, esto siempre depende de los beneficios y de los activos. Principalmente de los beneficios. En ocasiones el precio de las acciones tarda mucho en alcanzar el valor de la empresa, y los periodos bajistas duran tanto que los inversores comienzan a dudar si realmente ocurrirá alguna vez. Pero el valor siempre acaba ganando, o al menos en un número de veces suficiente para que valga la pena creer en ello”.

En Buy & Hold seguimos de cerca la evolución de los datos macroeconómicos, sin embargo, no basamos nuestras decisiones de inversión en ellos. Nunca dejaríamos de comprar una empresa maravillosa por incertidumbres a corto plazo si consideramos que sus fundamentos son sólidos. Las condiciones macroeconómicas son cambiantes y tienden a revertir a la media. La economía se mueve cíclicamente de expansión a recesión y viceversa. Sin embargo una empresa con buenos fundamentales permanece y tiene éxito a largo plazo.

Últimamente el Brexit ha ocupado las portadas de todos los periódicos. Pese a la incertidumbre, decidimos no deshacer ninguna de nuestras posiciones en empresas británicas. Si tuvieses una empresa realmente rentable, ¿La venderías a un precio mucho inferior de lo que consideras que vale porque puede haber Brexit? Nosotros desde luego no.

La gente en el Reino Unido ha votado salirse de la Unión Europea. Ha sido una decisión inesperada y negativa no solo económicamente sino sobre todo política y socialmente. Al ser Reino Unido el primer país que decide apearse de la Unión, es posible que otros países se lo planteen y que muchos partidos políticos populistas empujen en la misma dirección. Esto sería muy negativo para el conjunto de la Unión especialmente para los países del sur como España.

No obstante, no necesariamente tenemos que acabar mal. Al contrario, es probable que el Brexit ayude a reflexionar a las instituciones europeas y veamos reformas. Por el lado económico, aunque a corto plazo el impacto va a ser negativo en Reino Unido, a largo plazo lo razonable es que la situación mejorará significativamente. Por supuesto que habrá un periodo de incertidumbre en el que se negocian los términos de salida y las relaciones comerciales entre ambos bloques, pero ambas partes salen ganando si continúan con una buena relación comercial.
 

Dos ejemplos de compañías británicas en cartera

Vamos a aprovechar esta situación para comentar algunas de las empresas dependientes de la economía británica en las que hemos invertido, que suponen aproximadamente un 10% de la cartera. 

Sports Direct es la empresa minorista de artículos deportivos líder en el Reino Unido con una estrategia de precios bajos. También está abriendo gimnasios, lo que parece un movimiento inteligente ya que será capaz de proveer todo el equipo necesario.

Como hemos defendido en alguna ocasión, consideramos que el mercado está descontando un escenario futuro extremadamente negativo para esta empresa. Hace un par de años era una de las empresas favoritas de Mr. Market. Esto ha cambiado drásticamente, ya que los resultados operativos se han visto afectados por la desaceleración del consumo británico y por la mala prensa como consecuencia de unas mejorables prácticas laborales.

Esto último nos parece negativo e importante, pero pensamos que es un problema de fácil solución. La empresa sigue liderando en costes y su tamaño le permite mejorar sus tiendas y situarlas en puntos estratégicos de venta. Además, también venden artículos de sus propias marcas como Slazenger, Dunlop, Lonsdale o Karrimor. Es un modelo fácilmente expandible por todo el mundo y pensamos que el futuro de la empresa a medio-largo plazo será brillante.

Sports Direct realiza parte de sus compras en dólares, por lo que la depreciación de la libra tras el Brexit les afecta negativamente. Por otra parte, al ser líderes en costes, consideramos que son capaces de subir ligeramente los precios para compensar este efecto que también afecta a sus competidores. A corto plazo, preocupa más que los consumidores vuelvan a las tiendas tras los acontecimientos negativos. Además, todo hace indicar que Sports Direct tendrá éxito en su expansión global, lo que reduce enormemente el riesgo de divisa.


Barratt es sin duda una de las empresas peores comprendidas por el mercado y es uno de esos ejemplos que te hacen creer en el análisis fundamental. Se trata de la empresa de construcción de viviendas más grande en el Reino Unido con una cuota de mercado de alrededor del 12%.

En países como España, Estados Unidos o Irlanda, la burbuja de crédito incrementó de forma desorbitada la oferta de viviendas y la producción de viviendas superó el nivel de la demanda demográfica. 

Sin embargo, la situación del mercado inmobiliario en Reino Unido es totalmente diferente.  El mercado está mucho más concentrado, la oferta está limitada por la dificultad para obtener permisos de obra y hay fuertes barreras de entrada, que se incrementaron tras la crisis por la dificultad que tienen las pequeñas empresas para obtener financiación.

David Cameron reconoció que el Reino Unido ha sufrido una escasez crónica en la construcción de viviendas por décadas y prometió construir 200.000 viviendas al año desde el 2017. El partido laborista también anunció que su mayor prioridad iba a estar en la construcción de viviendas, dando una cifra similar del número de viviendas mínimo que necesitan. 

Es importante destacar, que el precio que paga Barratt por los terrenos depende del precio actual de las viviendas. Si el precio sube o baja, sus costes varían en proporción, manteniendo sus márgenes a largo plazo constantes.
Sin embargo, esto es un poco más complejo en la práctica y es lo que ha hecho que muchos inversores no hayan sido capaces de entender el negocio.

Tras la crisis financiera, los precios de las viviendas cayeron mucho y los precios de los terrenos cayeron incluso más pronunciadamente. Por la normativa contable, los costes que se contabilizan en el año no son los actuales, sino los de los terrenos que han comprado en el pasado y que todavía tienen en el inventario.

Esto hace que una caída de precios dé lugar a bajos beneficios o incluso pérdidas a corto plazo, reflejando unas inversiones en terrenos realizadas en el pasado por un precio superior al precio actual de los terrenos. Pese a ello, en el hipotético caso de que haya una fuerte caída de precios, las inversiones realizadas ya han supuesto una salida de caja por lo que esto no pone en peligro la situación financiera de Barratt que cuenta con caja neta. En un periodo razonable de tiempo los márgenes volverían a subir, como consecuencia de la caída en los precios de los terrenos.

Entender esto le hubiese permitido a un inversor darse cuenta de que Mr. Mercado te estaba casi regalando el negocio en el 2010, año en el que hicieron una gran ampliación de capital para eliminar su elevada deuda.

En la actualidad, no tienen deuda, hay mucha disciplina en el mercado y racionalidad con respecto a los precios de los terrenos. Pese a que nos preocupa un poco el mercado inmobiliario de Londres, la exposición de Barratt a Londres es bastante limitada. En el resto del mercado, la evolución de los precios de las viviendas sí ha estado justificada por el incremento del poder adquisitivo de la población y por la estructura del mercado.

Incluso en un escenario muy negativo en el que los precios de las viviendas corrigiesen fuertemente a corto plazo, Barratt podría aguantar el tirón por su saneada situación financiera (GBP 187M de caja neta a junio 2015), ajustaría sus costes y volvería a ser rentable en la medida en que, insistimos, hay un déficit de vivienda en el mercado británico fuera de Londres. La empresa anunció un plan de distribución de beneficios muy atractivo para los accionistas y consideramos que el precio actual nos garantiza una rentabilidad anual de doble dígito a medio-largo plazo.

Admiral Group es una compañía de seguros de coche con sede en Cardiff, Gales, de la que ya hemos hablado en alguna ocasión. La empresa ha crecido hasta convertirse en uno de los aseguradores de coches más rentables del Reino Unido, con más de un 11% de cuota de mercado. Admiral tiene una ventaja en costes evidente que es la que le ha permitido ir ganando cuota de mercado continuamente y son extremadamente conservadores. Tienen muchas posibilidades de tener éxito en el extranjero y admiramos mucho a Henry Engelhardt, máximo accionista, fundador de la empresa y anterior CEO. Su lema es que la gente a la que le gusta lo que hace lo hace mejor. Eso es precisamente lo que ha hecho.

Así es como los empleados de Admiral Group se despidieron de Henry en su último día de trabajo en la oficina.

Las acciones se han revalorizado mucho desde que las compramos y el mercado ya comienza a valorar las inversiones de la empresa en el extranjero. Es por ello que ya no nos parece que la empresa esté tan barata y hemos comenzado a disminuir la posición en esta empresa.

Dejando aparte el mercado británico, destacar el resultado de las elecciones en España, las cuales han supuesto una buena noticia ya que por un lado se aleja la posibilidad de un gobierno populista y por otro lado parce muy factible la formación de un gobierno moderado. También nos gustaría comentar un valor doméstico. 
 

Desinversión en OHL

Nuestra mayor desinversión durante este semestre ha sido OHL. Aunque normalmente se la conoce como una empresa constructora, realmente es una empresa de autopistas, ya que el 75% de su beneficio operativo viene de este negocio. Esta es  una de las empresas que más alegrías nos ha dado históricamente, ya que la compramos en el 2009 a niveles de 8€ y la vendimos en el 2014 a niveles de 28€.

Decidimos vender porque  el nivel de deuda y generación de caja de la compañía nos parecía preocupante. Por un lado, su negocio de autopistas se encuentra en una fase inicial de ingresos, que aunque crecientes, necesitan varios años de maduración para generar caja después del pago de intereses y por otro lado, tuvieron diversos problemas en grandes obras en su negocio de construcción.

A finales del 2015 la compañía anunció un cambio de política y una ampliación de capital altamente dilutiva para resolver estos problemas, por lo que decidimos volver a invertir en la compañía. Lamentablemente, la publicación de los resultados del primer trimestre nos puso en alerta y tras hablar con la compañía  decidimos vender la posición con una pequeña pérdida, ya que pensamos que la compañía sigue sin resolver estos problemas.

No es posible acertar en todas las ideas de inversión, pero si el porcentaje de aciertos es elevado, las rentabilidades de los fondos seguirán siendo buenas. Hasta ahora hemos conseguido valorar las empresas mejor que el mercado y pensamos que seremos capaces de seguir haciéndolo con éxito en el futuro. Además, intentamos contar con un amplio margen de seguridad, lo que ayuda a preservar el capital incluso en las inversiones en las que nos equivocamos.

 “El éxito en la inversión no viene de tener razón, sino de estar equivocado menos veces que todos los demás” – Aswath Damodaran

Mientras el mercado se vuelve loco y la volatilidad incrementa, nosotros seguimos a lo nuestro. Intentamos evitar la complejidad y nos centramos en tratar de comprender los negocios en los que invertimos y ser fieles a nuestras valoraciones. Nuestro dinero depende de ello.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
13 veces compartido

Me ha gustado mucho el artículo.

Gracias por leernos @mapedit

Únete al grupo de Buy&Hold en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Últimos artículos

Buena acogida del Encuentro de Inversores Buy&Hold Barcelona 2016
1 Comentarios
Informes Buy&Hold octubre 2016
0 Comentarios
Abierta la inscripción al Encuentro de Inversores Buy&Hold Barcelona 2016
0 Comentarios
Informes Buy & Hold septiembre
0 Comentarios
Informe B&H agosto BH Renta Fija Iberia sicav
0 Comentarios
Informe B&H agosto BH Iberia Flexible sicav
0 Comentarios
Informe B&H agosto Rex Royal Blue sicav
0 Comentarios
Informe B&H julio BH Renta Fija Iberia sicav
0 Comentarios
Informe B&H julio BH Iberia Flexible sicav
0 Comentarios
Informe B&H julio Rex Royal Blue sicav
1 Comentarios

Top Autores

BuyandHold
144º 23 Artículos

Más comentados

Buy & Hold os da la bienvenida
6 Comentarios
En redifusión: Encuentro de Inversores Buy & Hold
3 Comentarios
Carta Semestral Buy&Hold 1S2016
2 Comentarios
Informe B&H julio Rex Royal Blue sicav
1 Comentarios
Buena acogida del Encuentro de Inversores Buy&Hold Barcelona 2016
1 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5