Fidelity España

un blog de Fidelity España
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Fidelity
13:50 el 27 mayo 2015

Fidelity es una gestora internacional de fondos, con activos por valor superior a 200.000 millones de dólares

10 gráficos +1 para explicar la fortaleza de la bolsa estadounidense

La renta variable de EE.UU. ha experimentado una buena racha que ha influido al alza en las valoraciones. Pese a todo, nuestro equipo de inversión considera que todavía sigue existiendo atractivo en esta región, como comenta Ángel Agudo, gestor del FF America Fund: "Aparte de los factores estructurales positivos, la economía está viviendo una potente recuperación cíclica que puede constatarse tanto en el auge continuado del sector de la vivienda como en las impresionantes cifras de creación de empleo, que han dejado la tasa de paro por debajo de los niveles anteriores a la crisis": En su opinión, "el hundimiento del precio del petróleo en fechas más recientes dará un enorme impulso al consumo debido al abaratamiento de la gasolina, que esperamos que compense con creces el efecto negativo derivado del descenso del petróleo para las inversiones en el sector energético”. 

Vamos a repasar en este artículo 10 gráficos + 1 que explican la fortaleza del mercado de acciones de EEUU.


1. Las acciones no están caras 

La primera razón tiene que ver con la valoración. Atendiendo a los últimos PER, la renta variable estadounidense no se encuentra sobrevalorada, y el PER actual sólo está ligeramente por encima de la media a largo plazo.
 


2 ... Y están baratas comparadas con los bonos


Este atractivo relativo de las acciones estadounidenses se aprecia claramente cuando se compara la rentabilidad por beneficios de la bolsa estadounidense con el interés de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años; la diferencia entre los dos (ilustrada debajo) se sitúa actualmente en más del 3,0%, muy por encima de la media del 0,2% de los últimos 30 años


 

3. Entregados a generar valor para el accionista


La bolsa estadounidense supera sistemáticamente a todas las demás en indicadores como la rentabilidad sobre el capital, la rentabilidad sobre los recursos propios y el valor económico añadido (EVA).
 


4.  Impresionante crecimiento de los dividendos 


A pesar de haber subido más del triple desde 2009, el índice S&P 500 sigue ofreciendo una rentabilidad por dividendo muy competitiva en torno al 2,0%. En los últimos 16 trimestres, los dividendos del S&P 500 han crecido una media del 14,1% interanual; son muy pocos los activos en todo el mundo que pueden igualar este crecimiento de las rentas.
 


 

5. Correlación positiva con el dólar 


Aunque la fortaleza del dólar lastra los beneficios de los exportadores, no todas las empresas estadounidenses están orientadas a las exportaciones y para los inversores que no tienen el dólar como moneda de referencia y no la cubren,
también eleva las rentabilidades en su divisa nacional. 


 

6. Recuperación económica asentada 


La economía ha crecido más de un 10%  comparado con el comienzo de 2007, antes de que la crisis financiera mundial estallara.  La recuperación explica por qué la Reserva Federal estadounidense es el único gran banco  central que está endureciendo su política monetaria y será el primero en comenzar a  "normalizar" (es decir, subir) los tipos de interés. 
 



7. Amplia mejora del mercado laboral 


La tasa actual de desempleo de EE.UU. es del 5,4%. Se mueve por debajo de la media del 6,4% de los últimos 35 años. Se sitúa en su nivel más bajo desde 2008. Está en sintonía con la estimación de la Fed para la tasa "normal" a largo plazo del 5,2-5,5% 
 

 

8. Buena evolución en los inicios de ciclo de tipos al alza


En los últimos cuatro ciclos de subidas de tipos en EE.UU. las acciones estadounidenses mostraban ganancias un año después de la primera subida de tipos en todos los casos, con un avance medio del 6,8% en estos periodos. 



9. Líder mundial en innovación 


La capacidad de innovación de EE.UU. es más fuerte precisamente en las áreas en las que se está dando una mayor creación de valor, como en tecnología y farmacia.  En tecnología, nueve de las diez mayores multinacionales tecnológicas del mundo por capitalización bursátil en mayo de 2015 eran estadounidenses, incluidos contrastados líderes en innovación como Apple y Google.
 

 

10. Mayor independencia energética 
 

Gracias al boom de la energía del esquisto, EE.UU. marcha a buen ritmo para conseguir la autosuficiencia energética; así, la relación entre la producción energética primaria y el consumo ha pasado de menos del 70% en 2005 hasta aproximadamente el 88% en 2014.  Este hecho da apoyo a la economía en forma de menores importaciones de energía, reducción del déficit exterior y mayor competitividad de las industrias nacionales gracias al abaratamiento de los costes energéticos.

El aumento de la producción de petróleo de esquisto en EE.UU. ha sido determinante para el hundimiento reciente de los precios internacionales del petróleo; esto supone un obstáculo a corto plazo para la industria del esquisto, pero impulsa la producción general de EE.UU. debido al impacto positivo en el consumo y la reducción de los costes de producción. 


10 +1 Demografía comparativamente buena


Aunque no es un factor puramente económico, es junto con la productividad una de las claves para el crecimiento económico a largo plazo. EE.UU. presenta el perfil demográfico más positivo de todos los grandes países desarrollados, a diferencia de países como Japón y Alemania, donde las poblaciones están contrayéndose. Lo hace a tasas comparables a la de países emergentes como Indonesia y Brasil.

Los factores clave que sostienen esta dinámica son la inmigración y una tasa de fertilidad relativamente
elevada de 2,1 hijos por mujer, que se acerca mucho a la "tasa de relevo generacional".

 

Todo un conjunto de factores, que explican la visión positiva de  Dominic Rossi, director de inversiones de renta variable de Fidelity: " El crecimiento constante del dividendo será uno de los motores principales de la evolución de la bolsa  estadounidense, y el S&P 500 podría superar los 2.400 puntos antes de que tome posesión el nuevo presidente de  EE.UU. en 2017”.

Aviso Legal: Exclusivamente para profesionales de la inversión. No debe ser tomado como referencia por inversores particulares.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
5 veces compartido
Únete al grupo de Fidelity España en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

Fidelity
106º 251 Artículos
Kaloxa
1 Artículos
mariatejero
1 Artículos
groupsadmin
3739º 1 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5