Fidelity España

un blog de Fidelity España
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Fidelity
13:32 el 04 diciembre 2013

Fidelity es una gestora internacional de fondos, con activos por valor superior a 200.000 millones de dólares

China entra en una nueva era: reformas amplias y profundas

Aunque cundió cierta decepción ante la falta de claridad en los momentos posteriores a la Tercera Asamblea Plenaria reciente, el anuncio político más detallado que realizó el 15 de noviembre el Partido Comunista de China ha confirmado el compromiso sin reservas con las reformas por parte de la nueva hornada de líderes encabezados por el presidente Xi Jinping.

Sin embargo, la aplicación de las reformas será progresiva y durará muchos años. Aunque las reformas pueden plantear riesgos a corto plazo para el crecimiento y los beneficios en algunas áreas, los sectores de consumo relacionados con la "Nueva China" probablemente se beneficien a medio-largo plazo.

A continuación analizamos en profundidad las medidas:
 

Apuesta por unas reformas de amplio calado

 
Las acciones chinas han subido después de que el gobierno se comprometiera a suavizar la política de hijo único del país y a impulsar la inversión privada dentro del mayor paquete de reformas económicas desde la década de 1990.  El anuncio realizado el 15 de noviembre por el Partido Comunista también señaló que se acelerarían los pasos hacia la convertibilidad monetaria y la liberalización de los tipos de interés. 
 
Por su magnitud y calado, las reformas reveladas por la tercera sesión plenaria del XVIII Congreso del Partido Comunista de China no tienen precedentes y han sido refrendadas por el compromiso de los gobernantes de crear un grupo dentro del comité central que se encargará de profundizar en las reformas y conseguir "resultados decisivos" en sectores importantes antes de que acabe 2020.
 
Por primera vez en los últimos 20 años, el gobierno dejará que los mercados desempeñen un "papel decisivo" a la hora de asignar los recursos (un aumento desde el "papel básico" anterior), mientras que el gobierno se reserva la función de "preservar el desarrollo económico".
 
Esto indica más reformas en los factores que determinan los precios, como la liberalización de los tipos de interés, que puede servir como catalizador para la reforma de las empresas estatales y la desregulación de los mercados financieros en general. Sin embargo, el proceso de implantación puede durar muchos años y los cambios probablemente se aplicarán gradualmente para evitar la inestabilidad social.
 
La sesión plenaria también señaló novedades en materia de reformas fiscales y urbanísticas y dio más importancia a la protección de los ecosistemas, el respeto al medio ambiente y el enriquecimiento cultural como bases para el desarrollo económico y social a largo plazo.
 
Según Raymond Ma, gestor del FF China Consumer Fund: "Las reformas ponen de manifiesto una gran voluntad política de redefinir las relaciones entre el estado y los mercados con vistas a crear una economía unificada, abierta y competitiva. Al permitir a los mercados desempeñar un papel 'decisivo' en la asignación de los recursos, se sientan las bases para una mayor importancia de los segmentos privados. Se hará más hincapié en cambiar la distribución de la renta y el sistema de seguridad social".
 
En opinión de Ma: "Todo ello debería ayudar a estimular el consumo interno y los sectores relacionados deberían salir beneficiados. Esto refuerza mi apuesta por los sectores de la 'Nueva China' (p. ej. consumo discrecional, consumo básico, tecnología de la información, seguros y salud), que están formados sobre todo por empresas privadas y que se espera que registren fuertes crecimientos en los próximos años".
 

Los mercados frente al estado

 
El núcleo de la reforma es redefinir la relación entre el estado y los mercados. Durante el periodo de 30 años que ha transcurrido desde que se inició la liberalización en 1978, el impresionante crecimiento de China ha estado dirigido por un gobierno fuerte que movilizó ahorros y recursos hacia sectores estratégicos y emprendió intervenciones directas para superar las deficiencias del mercado.
 
A medida que el modelo de crecimiento de China avanza hacia un sistema más endógeno, se espera que el estado reduzca gradualmente su participación en la economía y desempeñe tareas de supervisión.
 
Al tiempo que define este papel más orientado a la supervisión, en el futuro el estado seguirá simplificando los procesos de autorización y los procedimientos administrativos. Esto debería estimular el crecimiento de las empresas más pequeñas y también incentivar la innovación.
 
En el comunicado se hace mucho hincapié en el papel del mercado como mecanismo de asignación de recursos, observándose un cambio notable en el discurso oficial sobre los mercados, que dejarán de tener un papel "básico" para tener un papel "decisivo". Áreas como los servicios financieros, la energía, los recursos naturales y las telecomunicaciones necesitarán más reformas liberalizadoras, según el anuncio.
 
El poder de fijación de precios del estado se restringirá a las empresas de suministros públicos importantes, a los servicios públicos y a los sectores donde existe un monopolio natural.
 
En materia de reforma de la administración del estado, el comunicado deja claro el objetivo de los gobernantes de crear un " sistema de gobernanza moderno" de aquí a 2020. El término "gobernanza" es en sí mismo novedoso y no se mencionó en el comunicado anterior de 2008.
 
Ingresos fiscales y gastos de China
 
Según Dale Nicholls, gestor del FF PACIFIC FUND: "El resultado de la tercera sesión plenaria indica que los nuevos dirigentes quieren más participación del sector privado en la economía. Creo que no será realmente hasta 2014 cuando tendremos detalles sobre cómo se pondrán en marcha estas reformas, pero estoy seguro de que comenzaremos a ver cambios en la organización presupuestaria, mejoras en la seguridad social, más protección del medio ambiente y reformas urbanísticas que favorecerán la migración de la población a las ciudades".
 
"Con independencia de cómo se pongan en marcha estas reformas -afirma Nicholls-, me mantengo en mi convicción a largo plazo, a saber, que las inversiones en cualquier sector que estén relacionadas con el aumento de la riqueza personal y los consiguientes cambios en los estilos de vida serán un gran tendencia en China".
 

El estado frente a la empresa privada

 
Las reformas clarificarán las funciones de las empresas estatales y algunas de ellas tendrán que desaparecer de los sectores que operan en competencia para convertirse en proveedores de bienes públicos o en puros actores de mercado, según el comunicado. Entretanto, las reformas también están encaminadas a fomentar la participación de las empresas privadas en la economía y a crear una igualdad de condiciones aboliendo reglamentos discriminatorios y barreras de entrada.
 
De cara al futuro, las empresas estatales pasarán a estar al servicio de la estrategia nacional y los servicios públicos. Se crearán varias sociedades de inversión de capital público que invertirán en sectores importantes relacionados con la seguridad nacional, los sectores económicos estratégicos del país, los servicios públicos, la conservación del medio ambiente, etc.
 
A los inversores les ha preocupado tradicionalmente la escasa transparencia de las empresas estatales y el hecho de que los intereses de la dirección y los accionistas no estuvieran en consonancia. Las reformas intentarán abordar este problema separando la función del estado en las empresas públicas de la función de la dirección de las empresas.
 
Se clarificará el capital social implícito del estado en las empresas públicas. Esta estructura accionarial podría diversificarse mediante la emisión de títulos y la incorporación de inversores estratégicos del sector privado o incluso extranjeros, según el comunicado. También se espera que más empresas estatales salgan a Bolsa en los mercados nacionales e internacionales.
 
En el futuro, también se fomentarán las empresas de propiedad mixta controladas por el sector privado. Esta restructuración, junto con la adopción de sistemas profesionales de gestión modernos y prácticas internacionales de contratación, debería ayudar a las empresas estatales a ser más competitivas y eficientes con el tiempo.
 
Además, los procesos de aprobación del gobierno se han venido simplificando desde el pasado año, lo que ha liberado al sector privado y a las empresas de reciente creación para explorar oportunidades de negocio en áreas del sector servicios poco desarrolladas como la salud, la atención a la tercera edad, la educación, la protección del medio ambiente y la seguridad alimentaria.
 
El comunicado de la asamblea plenaria también menciona una "civilización ecológica" y una "construcción cultural" que hasta ahora no habían recibido tanta atención. El gasto de China en protección del medio ambiente ha ido aumentando progresivamente y, sumado a las nuevas directrices, parece apuntar a que habrá más oportunidades para las industrias verdes, como las energías renovables, y los sectores relacionados con la cultura, como los nuevos medios de comunicación.
 
Gasto en protección del medio ambiente China
 

Reforma fiscal

 
La asamblea plenaria concede una gran prioridad a la reforma de la hacienda pública y subraya áreas clave como la mejora de la legislación presupuestaria, la reforma del sistema tributario, la transparencia de los presupuestos, la definición de la autoridad administrativa y la responsabilidad de esta última en el gasto en que incurra.
 
La reforma de la hacienda pública está íntimamente ligada a otras áreas de las reformas, como las empresas estatales, las funciones del estado, los servicios sociales y públicos, el suelo y la propiedad inmobiliaria, debido a la compleja financiación local de China y las relaciones presupuestarias entre las diferentes áreas de la administración pública.
 
Se ha producido un cambio notable de los " recursos financieros en proporción a los deberes y responsabilidades" del pasado a "equiparar la autoridad administrativa y la responsabilidad en el gasto" del nuevo comunicado.
 
Con el sistema tributario dividido de China (central y local), este cambio significa que las administraciones regionales y locales podrán trasferir al gobierno central sus responsabilidades en materia de gasto en áreas como la defensa nacional, la seguridad, los asuntos diplomáticos y los deberes relacionados con la regulación y la gestión de mercados nacionales.
 
Actualmente las administraciones locales se encargan de más del 80% del gasto público, pero sólo reciben alrededor del 50% de los ingresos fiscales. Esta distorsión ha provocado problemas de deuda en las administraciones locales y una fuerte dependencia de las ventas de suelo.
 
Las leyes presupuestarias actuales se revisarán para obligar a varios niveles de la administración del estado a consolidar sus presupuestos y a informar sobre sus necesidades de gasto y déficits de financiación a largo plazo, y para permitir a las administraciones locales emitir deuda de forma explícita.
 
Entretanto, se dará más autonomía a las administraciones locales para que creen nuevas fuentes de ingresos; así, por ejemplo, los impuestos sobre el consumo se transferirán del gobierno central al local. Se gravarán determinados artículos de consumo de lujo. En la agenda de reformas también figuran los impuestos y la legislación sobre bienes inmuebles.
 
Además, antes de que termine 2020 las empresas estatales deberían pagar el 30% de sus beneficios al presupuesto general del estado, cantidad que se destinará al Fondo Nacional de la Seguridad Social con el fin de mejorar las condiciones de vida de la población y las coberturas sociales.
 

Reforma del suelo y urbanización

 
Las reformas del suelo anunciadas en la sesión plenaria pretenden instaurar una distribución de los recursos de suelo basada en una dinámica de mercado en las zonas rurales y urbanas y, en última instancia, crear un mercado del suelo unificado. El elevado nivel de reconocimiento de los derechos inmobiliarios es notable.
 
Actualmente, el suelo rural de China es de propiedad colectiva y los agricultores solo tienen derechos de uso; en algunos casos, cuando la tierra que cultivan se reclama para proyectos de desarrollo reciben una compensación modesta de la administración local que está basada en el valor de la producción agrícola sin tener en cuenta el valor de la tierra en su futuro uso urbano.
 
En el futuro, cuando los derechos de propiedad de los agricultores sobre la tierra estén más consolidados podrán usar la tierra como garantía y hacer operaciones con suelo no agrícola de forma más fácil. Habrá más programas piloto para permitir a los agricultores vender su suelo residencial.
 
Eventualmente, el suelo colectivo rural debería tener los mismos derechos que el suelo urbano para construcción y debería comprarse y venderse a precios de mercado, lo que desencadenaría una reevaluación del suelo rural y sentaría las bases para un sistema de impuestos inmobiliarios completo.
 
Aunque resultan difíciles de cuantificar en estos momentos, estas reformas probablemente liberen oferta de suelo y provoquen un descenso de los precios de la vivienda. Esto probablemente afecte de forma negativa a los promotores inmobiliarios, especialmente a aquellos con grandes bancos de suelo en ciudades de tercer o cuarto nivel.
 
Además, la asamblea plenaria ha demandado la participación equitativa de los agricultores en el proceso de modernización y construcción acelerada de nuevos modelos de negocios agrícolas. A corto plazo, esto probablemente signifique que las empresas con reservas de suelo rural probablemente saldrán beneficiadas.
 
El impacto más duradero seguramente sea una reducción de las disparidades entre el campo y la ciudad y una aceleración del proceso de urbanización. El mayor poder adquisitivo de los habitantes de las zonas rurales posiblemente beneficie a los sectores de consumo.
 

Reforma financiera

 
La reforma financiera ha cobrado impulso en los últimos tiempos y la atención en los próximos años probablemente se centre en la liberalización de los tipos de interés, la apertura de la cuenta de capital y las mejoras de los mercados de capitales nacionales.
 
La liberalización de los tipos de interés es acorde con " el papel decisivo del mercado en la asignación de recursos", ya que los tipos de interés determinan los precios de la financiación. La apertura de la cuenta de capital recibe un espaldarazo en forma de nuevas medidas de liberalización que requieran "un movimiento libre y ordenado de los factores, una asignación eficiente de los recursos y una integración estrecha de los mercados internacionalmente y dentro de las fronteras del país".
 
El 20 de julio pasado el Banco de la República Popular de China eliminó el tipo mínimo de los préstamos. En los próximos años cabe esperar que la atención se centre en los tipos de los depósitos. Los próximos pasos probablemente sean el lanzamiento de un programa piloto de certificados de depósito en el mercado interbancario, seguido de una apertura del mercado de certificados de depósito a empresas y particulares.
 
Entretanto, para mitigar el riesgo de competencia excesiva por los depósitos entre los bancos, probablemente se introduzca un fondo de garantía de depósitos antes de su liberalización total.
 
Dado que los bancos chinos consiguen la mayor parte de sus beneficios con el diferencial entre los tipos de los préstamos y los depósitos (que se mueve en unos niveles actualmente más altos que en otros países), posiblemente se vean perjudicados a corto plazo, cuando los márgenes de intermediación se vean reducidos por el proceso de liberalización de los tipos de interés. No obstante, desde el punto de vista de las valoraciones los riesgos que sufren muchos bancos ya han sido descontados.
 
La apertura de zonas de libre comercio también se destaca en el comunicado y eso debería atraer a las entidades financieras extranjeras para que se establezcan en China y faciliten los flujos de inversión transfronteriza y la internacionalización del yuan. El sector financiero de China, que actualmente está dominado por bancos estatales, se liberalizará aún más y se fomentará la aparición de más bancos en manos privadas.
 
Los nuevos operadores deberían ser capaces de aprovechar las nuevas oportunidades, como la financiación en Internet, la financiación a las pymes, los microcréditos y la financiación de proximidad. La tarea de los líderes de China ahora es garantizar que la aplicación de estas audaces iniciativas sea fluida y coherente con el desarrollo económico y social a largo plazo del país.

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
7 comentarios
5 veces compartido

Muchas gracias por tan extenso informe sobre la nueva China.

interesante, gracias como siempre por la aportación

El informe junto a que la bolsa china está no muy bien valorada ¿puede suponer una invitación a retomar posiciones en China y quizás en emergentes de Asia?. ¿Es bueno oportunidad ó mejor esperar a que comienze la retirada de estimulos de la Fed para retomar posiciones en Asia?.

Muchas gracias por el artículo. Muy interesante para los que vamos a entrar en emergentes.

Un abrazo,

Karim

Siento ser la nota discordante. Creo que con China hemos caído en la trampa que nos ponen sus gobernantes (de facto, no elegidos por el pueblo): verlo como un país casi normal. Y no lo es. Los riesgos geopolíticos son enormes: ¿alguien piensa que el partido comunista en el poder lo abandonará voluntariamente? Y si no lo abandona, pues más de lo mismo. Discrecionalidad, arbitrariedad, falta de derechos humanos, ausencia de independencia judicial, inseguridad jurídica, falta de estado de derecho, represión de minorías y disidentes. Y si alguien se hace "ilusiones" sobre los nuevos funcionarios en el poder, pueden repasar las hemerotecas e indagar sobre las represalias contra Noruega, por ejemplo, por la concesión del Premio Nobel de la Paz a un disidente político chino.

Como digo, vamos perdiendo perspectiva y asumiendo como aceptable conductas que no lo deberían ser. En resumen, ¿alguien se plantea hacer negocios con Zimbabwe o Venezuela? Pues sólo lo mínimo (comprarle petróleo a Venezuela). La diferencia estriba en el exitoso desempeño económico chino de las últimas décadas y en su estatus de gran acreedor de Occidente. Pero el régimen sigue siendo ominoso.

Yo tengo pendiente mi viaje a China, creo que es una historia tan bestial que necesitas tocarla un poco, ver cómo están cambiando las cosas.

Tengo bastante claro que en algún momento habrá un accidente gordo, una gran clase media demandando más libertades, democracia... Y que ésa será la prueba del algodón.

Desde el punto de vista de invertir en China... Pues la verdad es que aunque ha recuperado un 15% desde mínimos... Sigue estando casi un 40% por debajo de los niveles de 2009 en el caso del CSI 300. La purga ha sido notable.

A ver el impacto de todas estas reformas, cuya música suena bien... Pero otra cosa es la aplicación. 

Dicho todo esto, comparto bastante las reservas de Xiscom. 

@Kaloxa: muchas gracias por tu comentario. Creo que nos falta perspectiva histórica, lo que es inevitable. Recientemente le preguntaba en un privado a @aoshi7 si él hubiera comerciado con la Alemania de Hitler. Me contestó que no. Pues eso.

Yo tampoco he estado en China, pero no creo que vaya a ir.

Únete al grupo de Fidelity España en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

Fidelity
106º 251 Artículos
Kaloxa
1 Artículos
mariatejero
1 Artículos
groupsadmin
3739º 1 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5