Fidelity España

un blog de Fidelity España
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Fidelity
18:29 el 23 mayo 2013

Fidelity es una gestora internacional de fondos, con activos por valor superior a 200.000 millones de dólares

Corrección de la bolsa japonesa: la valoración de Trevor Greeham

El aumento de la rentabilidad de los bonos del gobierno japonés está comenzando a socavar la confianza hacia la renta variable y concretamente hacia los fondos inmobiliarios japoneses (JREIT), con ventas generalizadas en el último mes.

El nivel de volatilidad del mercado japonés es tal que está por ver si se trata de una corrección duradera o de una vuelta o pull back natural tras muchos días de fuertes subidas.
 
El peligro que yo veo en la volatilidad del mercado de bonos del gobierno japonés es que un aumento de las rentabilidades podría:
 
- afectar a la confianza, a través de los precios de las acciones;
 
- reducir el apoyo a la administración en las elecciones de julio, amenazando así el programa de reformas estructurales;
 
- provocar que se abogue, equivocadamente, por el abandono de la flexibilización fiscal;
 
- provocar que se alcen algunas voces a favor de un compromiso más firme con una política de ajuste monetario en caso de aumento de la inflación, lo que podría limitar el estímulo que supone la flexibilización monetaria.
 
En mi opinión, el objetivo de inflación del 2% establecido por el Banco de Japón ya implica un ajuste futuro, aunque el aumento de los niveles de inflación implícita podría provocar que resultara conveniente volver a insistir sobre ello.
 
Creo que la flexibilización fiscal es una parte fundamental de la combinación de medidas políticas, cuyo objetivo es obtener un mayor crecimiento nominal y aumentar el valor de las garantías de los préstamos.
 
Japón se encuentra en una recesión de balances, y es importante que el gobierno japonés no intente reducir sus balances a costa del sector privado.
 
En mi opinión, lo que resulta más importante es que el Banco de Japón establezca una estrategia de comunicación que dé confianza a los mercados y que anuncie que es probable que el tipo de descuento se mantenga próximo a cero durante un periodo más largo que los dos años inicialmente previstos por el programa de expansión monetaria cuantitativa y cualitativa (QQE).
 
Esto podría hacerse mediante un compromiso previo de tipos muy bajos, manteniendo como condición mínima unos umbrales concretos de datos económicos.
 
También resultaría conveniente explicar que lo más probable es que aún se esté algo lejos de alcanzar una tendencia de inflación «estable» del 2%, aun cuando resulta posible y deseable alcanzar por primera vez un IPC del 2% en el plazo de dos años que se plantea el Banco de Japón.
 
Esto es algo sumamente importante, ya que todos sabemos que lo más probable es que parte de la inflación a corto plazo proceda de una subida de los impuestos sobre el consumo, que puede resultar perjudicial.
 
El programa de expansión cuantitativa y cualitativa perderá su eficacia si el mercado empieza a preocuparse antes de tiempo por el ajuste monetario. La manera más eficaz de controlar el mercado a largo plazo es controlando el mercado a corto y medio plazo, como ha hecho la Reserva Federal, empleando para ello expectativas racionales de futuras medidas políticas más que medidas de intervención propiamente dichas.
 
Esta semana, el Gobernador Haruhiko Kuroda ha anunciado que el Banco de Japón comprará más bonos si las rentabilidades aumentan demasiado; eso es algo así como prometer un caramelo a un niño hiperactivo para tranquilizarlo.
 
El Banco de Japón ha afirmado que la compra de bonos forma parte del mecanismo ideado para duplicar la base monetaria y crear inflación. Seguir comprando bonos no ayudará a calmar las expectativas de tipos de interés. Podría decirse que es necesaria una «represión financiera» encubierta: un compromiso de tipos bajos a pesar de lo que parece que va a ser una fuerte recuperación de la actividad en el corto plazo. 
 
En caso contrario, lo más probable es que la rentabilidad de los bonos del gobierno japonés sigan el mismo camino que los títulos del Tesoro estadounidenses tras la segunda ronda de expansión cuantitativa de la Reserva Federal. Ello podría perjudicar al programa de recuperación económica, sobre todo si la venta generalizada de REIT provoca que empiece a preocupar el hecho de que los precios de los inmuebles japoneses continúen cayendo como en las últimas décadas".
 
 
* Trevor Greetham, Director de Asignación de Activos de Fidelity Worldwide Investment, se incorporó a
Fidelity en enero de 2006. Antes de entrar en la compañía, pasó diez años en Merrill Lynch como director de asignación de activos. Trevor comenzó su carrera profesional en la aseguradora de vida británica Provident Mutual. Es licenciado en Matemáticas por la Universidad de Cambridge y actuario titulado.

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
6 veces compartido

BLACKROCK que me lo acaba de pasar:

 

Bullet: Flash Crash in Japan (but don’t panic!)

The Japanese stock market experienced a major sell off today, with the Nikkei down 7.3% and the TOPIX down 6.8%, but BlackRock’s Fundamental Japanese Equity team believes joining the rush to the exit could be costly.

Here is a round-up of what happened today:

· This was a technical “flash crash” correction. There was no domestic reason for the sell-off. There was a spiral of profit taking from retail investors and hedge funds.

· Retail investors have been very active in Japan this year and make up around a third of market volume, so their activity has a big impact on share prices.

· Hedge funds have been very active in the index futures market and have already made huge absolute profits in Japan. Traded volumes were high today, indicating a big rush to book profits.

· The sell-off began when an investor placed large sell orders in index futures after the publication of slightly weaker-than-expected Chinese PMI data in the morning session. The futures order attracted retail attention and sparked a rush of panic selling by retail investors.

· For bonds, volatility has been high since the new Governor Kuroda’s early April announcement that the Bank of Japan would double its monetary base, and this is causing some banks to reassess their risk models and stop loss limits. However, we do not see any evidence of significant problems in the JGB market.

So What Do I Do With My Money?

We do not believe that today’s market movements mark a start of a bear market for Japanese equities. This is probably a good buying opportunity for the longer term, but we expect that short-term volatility could persist. In the immediate term, we would not be surprised to see another round of stop-loss selling tomorrow from US investors and ETF liquidations following today’s move. Clients will not be able to get ahead of this selling if it happens, and there is little point in trying.

In our view, Japan remains in a structural bull market. Corporate earnings will be strong as a weaker yen drives higher world market shares and profits. The fundamentals remain very good. Japan has strong profit growth, cheap valuations, a very supportive policy environment, and is a long way off its historical highs. Share prices are the same as they were a couple of weeks ago. We believe Japan is in the early stages of a multi-year bull market.

Únete al grupo de Fidelity España en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

Fidelity
106º 252 Artículos
Kaloxa
1 Artículos
mariatejero
1 Artículos
groupsadmin
3739º 1 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5