Fidelity España

un blog de Fidelity España
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Fidelity
13:53 el 22 agosto 2016

Fidelity es una gestora internacional de fondos, con activos por valor superior a 200.000 millones de dólares

¿Qué efectos tendrá a largo plazo la bajada de tipos del BoE?

Tal como se esperaba, el Banco de Inglaterra votó en su última reunión de modo unánime a favor de recortar los tipos de interés británicos -por primera vez desde 2009- un cuarto de punto hasta el 0,25%. Además, la entidad también anunció medidas adicionales, como una ampliación del programa de relajación cuantitativa (con compras de bonos corporativos) y una nueva línea de liquidez para los bancos (Term Funding Scheme). Las previsiones de crecimiento también se redujeron considerablemente.

Dado que los inversores probablemente han recibido ya una avalancha de comentarios sobre los efectos a corto plazo de esta decisión, a continuación exponemos la visión a más largo plazo de nuestros gestores de fondos de renta fija británica Ian Spreadbury y Sajiv Vaid:
 
"Las perspectivas de la economía británica se han deteriorado de forma acusada, pero lo cierto es que tenía que pasar algo de tiempo para que la magnitud de la situación británica pudiera asimilarse. El Banco de Inglaterra había manifestado su disposición a poner en marcha medidas de apoyo y se enfrentaba a crecientes presiones de los mercados para recortar los tipos de interés y aplicar más estímulos monetarios.

Podría afirmarse que la decisión ha marcado el nacimiento del "lo que sea necesario" de Mario Draghi en versión Carney. La pregunta clave que se hacen los inversores ahora es si funcionará y, en caso contrario, qué otras herramientas tiene a su disposición el Banco de Inglaterra.
 
¿Funcionará?
 
La teoría de los tipos de interés bajos dice que estos o bien tiran a la baja de la moneda y sostienen la economía o bien estimulan el crédito e impulsan el PIB. Aunque en el Reino Unido ha funcionado hasta cierto punto, el problema de la primera opción es que en el cómputo global es un juego de suma cero. No todo el mundo puede hacer que caiga su moneda. En cuanto a la segunda opción, animar a la gente a pedir créditos cuando la relación entre la deuda mundial y el PIB está ya en máximos históricos tiene pocas probabilidades de éxito.

Si alguien va a jubilarse en los próximos 5-10 años, va a necesitar un capital mucho mayor para conseguir la misma renta después de que los tipos de interés hayan caído hasta un nivel tan bajo. A medida que los tipos de interés van cayendo más y más, existe la posibilidad real de que la gente diga "necesito ahorrar más" y, hasta cierto punto, los tipos bajos podrían tener el efecto contrario al deseado.
 
Las compras de bonos corporativos representarán alrededor del 10% del volumen de títulos en circulación admisibles. Un aspecto crucial es que la entidad ha señalado que las compras de bonos se extenderán durante 18 meses, mientras que las compras de deuda pública durarán seis meses, lo que supone reconocer el impacto que tendrán en la liquidez.

Aunque está lejos de las compras de bonos corporativos del BCE, creemos que ayudará a mantener abiertos los mercados de deuda corporativa en libras esterlinas y podríamos ver un repunte del volumen de emisiones desde los bajos niveles actuales. El Term Funding Scheme, diseñado para conseguir que los bancos sigan prestando, debería ayudar a mitigar en parte el efecto del recorte de los tipos de interés sobre sus márgenes de intermediación.
 
¿Qué más podría hacer el Banco de Inglaterra?
 
Claramente, el Banco de Inglaterra actuó en su reunión con más contundencia de lo esperado a la vista de la considerable reducción de sus perspectivas de crecimiento y la posibilidad de aplicar estímulos en todos los frentes. Aunque podría parecer que el Banco de Inglaterra está quedándose sin margen de maniobra, lo cierto es que el Banco de Japón y el Banco Central Europeo han demostrado este año que cualquier cosa es posible en el plano de la política monetaria.

¿Veremos tipos negativos en el Reino Unido? Es improbable en estos momentos, pero en nuestra opinión es totalmente posible a más largo plazo. El gran interrogante que se plantea es si los tipos negativos realmente son una estrategia que funciona. También se podrían tomar medidas de relajación cuantitativa más contundentes en el futuro, medidas que, naturalmente, podrían adoptar muchas formas.

Sin embargo, en el caso de que los estímulos monetarios fracasen, una mejor opción para estimular la economía sería que el Banco de Inglaterra se embarcara en un programa de estímulos presupuestarios. No obstante, todavía es demasiado pronto para empezar a hablar de helicópteros arrojando billetes y demás.
 
Estrategia de inversión
 

Esta bajada de tipos ha servido para reforzar nuestro escenario de crecimiento lento, inflación baja y riesgo sistémico elevado. Nuestra intención es seguir centrados, como venimos haciendo desde hace tiempo, en nuestras posiciones de alta convicción en deuda corporativa (con un sesgo hacia las áreas no cíclicas), en los bonos de titulización garantizados y en tener un buen colchón de liquidez como contrapeso en un mercado cada vez más incierto y volátil.

Estamos completamente seguros de que el Banco de Inglaterra mantendrá su postura expansiva y las probabilidades de que se apliquen nuevos recortes de los tipos de interés y medidas cuantitativas constituyen un factor muy positivo para la inversión en renta fija".
 

Dirigido exclusivamente a profesionales de la inversión. No debe ser tomado como referencia por inversores particulares

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
6 veces compartido
Únete al grupo de Fidelity España en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

Fidelity
106º 250 Artículos
Kaloxa
1 Artículos
mariatejero
1 Artículos
groupsadmin
3739º 1 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5