Fondos de inversión

un blog de Fondos de inversión
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Fisher_Investments
10:20 el 03 noviembre 2016

Las elecciones en los Estados Unidos y su dinero

Nota del editor: nuestro debate sobre política y elecciones se centra exclusivamente en el posible impacto que estas puedan tener sobre el mercado. Las acciones no favorecen a ninguno de los dos partidos. La creencia de que un grupo político pueda ser superior a otro desde un punto de vista económico o del mercado puede llevar a sesgos, lo que a su vez puede ser fuente de importantes errores de inversión.

Como ya hemos visto en las primarias, y ahora en las elecciones generales, los candidatos han estado chachareando sobre lo que harán para que la economía crezca más rápido cuando estén en la Casa Blanca. Al mismo tiempo, hemos podido escuchar gran cantidad de hipótesis con respecto a qué candidato o partido será mejor para la economía y para las acciones.

Sin embargo, el grado de influencia que las promesas hechas durante la campaña puedan tener no es tan significativo. Y lo que es más, la política es tan solo uno de los muchos factores que influyen sobre los rendimientos del mercado. 

Las promesas hechas durante la campaña casi nunca se cumplen

En los procesos electorales celebrados en distintas partes del mundo es frecuente que los inversores aclamen o abucheen al nuevo gobierno, según su tendencia política, pensando que aplicarán fórmulas económicas mágicas o envenenadas. Sin embargo, al menos en los Estados Unidos, para bien o para mal, la mayoría de las promesas hechas durante la campaña nunca se cumplen. Reflexionemos sobre los últimos cuatro presidentes. Barack Obama quería impulsar un boom de las renovables y al mismo tiempo poner un impuesto sobre los beneficios inesperados de las empresas petroleras. George W. Bush (Bush 43) propuso la privatización parcial de la Seguridad Social y pagar parte de la deuda federal. Bill Clinton defendió un sistema de salud nacional de pagador único, apoyar a las fábricas y aumentar el empleo manufacturero. El objetivo de George H. W. Bush (Bush 41) fue el de mantener baja la carga tributaria. Pues bien, ninguna de las iniciativas anteriores se cumplió.

A pesar de los hechos, los sesgos partidistas a menudo llevan a los inversores a sobrevalorar tanto las promesas de los políticos como su impacto. Por ejemplo: muchos de los estadounidenses que apoyan al partido republicano se toman la tradicional retórica de campaña al pie de la letra y creen que su partido tiene una orientación inherente hacia los negocios y que por tanto es mejor para las acciones, al tiempo que creen que los presidentes demócratas suelen ser malos para las acciones.

Consideremos el pasado: el rendimiento de los mercados en función de la administración presidencial

Contrariamente a los temores habituales, ningún partido es “malo para las acciones”. Mientras que ni los republicanos ni los demócratas son categóricamente “malos para las acciones”, los datos no pueden demostrar ni demuestran la superioridad de ninguno de los partidos.

Gráfico 1: Rendimientos por presidente/partido

Fuente: Global Financial Data, Inc., con fecha 23/08/2016. Precios S&P 500, 04/03/1929 - 23/08/2016. Presentamos esta información con Kennedy/Johnson y Nixon/Ford por separado (en cursiva) y de forma conjunta (en negrita), dado que cada una de estas administraciones suman un período de ocho años en los que se produjo un control uniforme por parte del partido, pese a los cambios de presidencia sin elecciones.

 

El sector privado, la confianza de los inversores y otros aspectos que influyen sobre el mercado

Quizás este último punto les resulte algo extraño, pero consideremos lo siguiente: la razón última por la que es un error pensar de forma partidista al invertir, es que la economía de los EE.UU. está dominada por el sector privado (véase el gráfico 2)

Gráfico 2: Porcentaje del sector privado y del gobierno en el PIB de los EE.UU. a partir de 2015

Fuente: FactSet, Oficina de Análisis Económico de los EE.UU., con fecha 23/08/2016. Los datos anuales de 2015 son los últimos datos disponibles en la fecha de redacción de este informe.

 

El grueso de la economía estadounidense está fuera del control de los tipos que se encuentran en Washington, DC. Pensar que el presidente que apoyamos fervientemente o que detestamos va a alterar fundamentalmente el curso de las contrataciones, la producción, los salarios, las exportaciones, los precios de las acciones o cualquier otro aspecto no toma en consideración esta cuestión. Lo que es más, en la actualidad, los EE.UU. solamente producen en torno a un 25% del PIB mundial. Lo que quiere decir que el 75% de la actividad económica mundial no está sujeta a las políticas de la administración estadounidense.

Nada de esto significa que la política y las presidencias sean irrelevantes. Como motor principal de los rendimientos de las acciones, sería insensato concluir que el gobierno no influye de ninguna manera. Los políticos pueden influir en la dirección del mercado al aprobar legislación de amplio alcance. O también pueden influir en el rendimiento a nivel sectorial. 

No tenemos ni idea de quién ocupará la Casa Blanca la semana que viene. Pero sí que sabemos que el candidato al que voten los estadounidenses no afectará de forma relevante a la manera en la que debe realizar sus inversiones. Cuando se trata de analizar la posible dirección de los mercados, hay que evitar los sesgos políticos.

¿Le ha gustado este artículo? ¿Le interesa el análisis de mercado para su cartera de valores? Por qué no se descarga el análisis detallado de las condiciones actuales y las previsiones  de Fisher Investments España.   Descargue aquí nuestra última edición de “Perspectivas de los mercados” analiza los factores claves para el mercado de valores, incluidos los políticos y económicos.

 

Este artículo refleja la opinión del equipo de MarketMinder de Fisher Investments. Dicha opinión puede cambiar en cualquier momento sin que tengamos la obligación de notificarlo. Se proporciona la información sobre los mercados de valores con fines informativos. Este artículo no debe considerarse un consejo de inversión o una recomendación para que compre o venda valores concretos. Así mismo, con este artículo no pretendemos definir una estrategia de inversión para todo tipo de persona.
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
3 veces compartido

Pero sí puede influir en los tipos impositivos, en la fiscalidad. Vean tipos impositivos de los años post segunda Guerra Mundial. Los altos directivos tributaban a tipos del 50-60-70%. Véanlo. Es lícito que hoy un jefe (cillo) de multinacionales ganen millones y millones de € o $ y tributen por.... Recuerden las palabras de Warren Buffett, que pagaba más impuestos su secretaria comparativamente que él respecto a sus ingresos. Perdonen, pero el Gobierno SÍ PUEDE hacer muchas cosas.

Si usted gana 10 MM de $, pues paga 5 MM de $, por ejemplo. Es justo? Yo respondo: podría vivir con los otros 5 MM de $. Pues claro que sí..., y con 2 MM de $ también, si le quitaran impositivamente 8 MM en el ejemplo que digo.

O se empiezan, desde el punto de vista impositivo, a limitar estos comportamientos vergonzantes para el pueblo, o terminaremos mal. 

Y no es un discurso populista. Es de justicia y sentido común. Esas personas que cobran esas barbaridades no hacen milagros en sus empresas. Los milagros los hacen las personas que trabajan, en la mayoría de los casos, mucho más que los que reciben esas percepciones totalmente estratosféricas.

 

Hola "soyelhansa1979".... bajo mi modesta opinión confundes responsabilidad corporativa, que corresponde a sus accionistas...y por otro lado justificar una subida de impuestos con un mensaje populista...

Subir impuestos de esa forma ¿para?...ya te lo digo yo, en la mayor parte de los casos para mantener un Estado "de amigos" colocados a dedo, con estructuras inviables que solo se justifican por los chanchullos de amigos....lo que sucede que estos "politiquillos", en España, lo justifican por la vía de ..."Estado del Bienestar"...pero es el Estado del Bienestar de unos pocos...  

A mi no me importa pagar impuestos, razonables, siempre y cuando NO vea un Estado de Autonomías corrupto...y despilfarrador, que no utlizan ese dinero para "invertir" sino para "repartir" a amigos...que son conceptos distintos... 

No me imagino a WB con ese discurso en España...o a ver si ahora tengo que financiar de mi sudor los desmanes de este país de autonomías corruptas...

Por otro lado si una empresa decide pagar mucho o poco, sus accionistas sabrán lo que hacen....y si no nos gusta la retribución salarial con respecto a lo que hacen...con no estar suficiente...

Yo por ejemplo no estoy invertido en los grandes del Ibex...¿porqué?...porque no alimento Consejos de Administración agradecidos...que es lo primero que miro ...ver la composición del consejo...un tema de principios...

El mensaje de WB solo cabe en un país en dónde haya un contrato social de "equilibrio" o al menos existan las palancas para reequilibrar en un momento dado...¿se imagina usted donde estarían todos estos politiquillos de sobre ... y ERE´s en EEUU?...en la CARCEL... cuando eso ocurra...que me suban los impuestos...

 

 

 

 

Únete al grupo de Fondos de inversión en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

Kaloxa
252 Artículos
ElGuerreroDelAntifaz
170º 77 Artículos
apandres
220 Artículos
Luisunience
10º 73 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5