Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
JLlona
12:25 el 07 noviembre 2016

Un índice ¿nada económico?

Hoy me gustaría hablarles del “Institute for Economics and Peace” un think tank dedicado a elaborar métricas que ayuden a analizar la paz y cuantificar su efecto económico. En concreto, elaboran anualmente el “Global Peace Index”, considerado el indicador de paz mundial de referencia por muchas instituciones. En su informe anual explican de manera muy gráfica las tendencias del índice y sus componentes (http://economicsandpeace.org/reports/). El mundo de la inversión vive inmerso en océanos de datos, resultados, indicadores e índices de los que intentamos extraer conclusiones para tomar decisiones y obtener rentabilidades satisfactorias. Y es precisamente esa abundancia la que, muchas veces, nos impide fijar la atención en elementos con gran impacto económico. 

 

Comenzaré con una mala noticia: El mundo está un 2.44% menos pacificado que en 2008. Las muertes en batalla se han multiplicado por cinco, y el número de refugiados y desplazados se cifró en cincuenta y siete millones, duplicándose durante este periodo.

Desde la Segunda Guerra Mundial el mundo es un lugar mucho menos violento. Sobre esto existe un amplio consenso. Sin embargo, si atendemos a los datos de la última década, esta tendencia empieza a mostrar cierta debilidad. Son muy interesantes los gráficos inferiores. En el primero observamos cómo, en contra de lo que quizá podríamos intuir, desde 1950 el número de países con conflictos internos ha superado al número de países con conflictos exteriores. Esto no había sucedido nunca desde 1500. En el segundo, podemos ver cómo en la actualidad prácticamente han desaparecido los cambios territoriales por conquista, anexión o secesión.

En un periodo histórico más reducido, desde 1956, podemos ver que el número de genocidios y la severidad por número de muertos se ha reducido drásticamente durante las últimas dos décadas.

La verdad es que las conclusiones que podemos sacar son mixtas. Actualmente los conflictos son más interiores que exteriores; las conquistas, anexiones y secesiones son anecdóticas. A pesar de ello, los medios y las redes sociales nos hacen vivir con tal intensidad los conflictos que su magnitud parece amplificarse. Si aceptamos este hecho como una mayor implicación (aunque sea una mera concienciación) y un ejercicio de empatía hacia los que sufren los conflictos, la lectura, a mi modo de ver, es positiva. Si caemos en la trampa, y en vez de analizar los datos con objetividad nos dejamos llevar por el sensacionalismo y el tremendismo que los propios originadores de los conflictos quieren trasmitir, la lectura no es tan esperanzadora. Sobre todo de cara a un futuro incierto en el que la tendencia, como indicábamos al comienzo del texto, es preocupante.

 

Y, ¿cuáles son los costes económicos? En 2015, casi 14.000.000.000.000 dólares en términos de paridad de poder adquisitivo entre todos los países. Aproximadamente once veces el tamaño del agregado mundial de inversión extranjera directa. Un 13.3% del PIB mundial. Quizá así lo vean más claro: 1.876 dólares por persona, 7.504 dólares para una familia de cuatro miembros. Lanzo esta cifra sin ánimo de caer en lo criticado: sensacionalismo y tremendismo. Como muy bien refleja el informe, el desglose incluye partidas/costes en los que es necesario incurrir para mantener la seguridad aunque no existan conflictos bélicos ni terrorismo (creo que la mayoría de los lectores se sentirían más seguros en un mundo con sistemas de seguridad, policía y ejércitos, aunque no existiese conflicto alguno. No dudamos de la bondad del ser humano, pero tampoco de la maldad de algunos de nosotros). El gasto preventivo es necesario, pero incluso si descontamos la totalidad de esos costes, seguimos contabilizando más de 3.000.000.000.000 dólares como pérdidas directas asociadas a los conflictos. Un 3% del PIB mundial.

En un entorno en donde los crecimientos no son todo lo fuertes que nos gustaría y las palancas para estimularlo empiezan a agotarse, quizá sea un buen momento para recordar que hay otros mecanismos más efectivos y con mayor potencial que, aunque de difícil activación en el corto plazo, merecen ser tenidos en cuenta. Un descenso del nivel de violencia de tan solo el 10% liberaría anualmente 1.360.000.000.000 dólares que pasarían a disposición de actividades productivas. Un 1.3% del PIB mundial.

Pax vobiscum

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
4 veces compartido

El tremendo negocio de la guerra que sólo beneficia a unos pocos. 

Es muy triste pensar que gastemos tantísimo dinero en matarnos unos a otros , en ésto no hemos avanzado nada desde Caín.

Que poca consciencia tenemos del mundo en que realmente vivimos. Son cifras muy duras y totalmente desconocidas  e inimaginables para el común de la ciudadania.

Tristísimo!!

 

Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

ImantiaCapital
141º 123 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5