Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ImantiaCapital
11:21 el 22 julio 2016

¡Bienvenidos al zoo bursátil!

Imantia zoo animales

 

El animalario que circula por la selva bursátil se compone de los especímenes más variopintos. La muestra recoge desde los muy conocidos tiburones hasta las no tan afamadas nutrias. Pero quizás los más comunes sean el “toro” y “oso”, sinónimo del optimismo y pesimismo. Así, el momento  toro es en el que el mercado muestra tendencias claramente alcistas y se habla de oso al referirnos a una época bajista.

 

Cuestión de actitud

Más allá de estas situaciones, la actitud de los inversores también se asocia a animales.

1)      Tiburón. Se trata de un bróker agresivo, un escualo siempre a la caza de oportunidades de compra y venta.

2)      Cerdo. Similar al tiburón, pero con peor suerte –o menor conocimiento-. Asume un gran riesgo pensando que existe una oportunidad de grandes beneficios. Sin embargo, a menudo se equivoca. Es visto como ávido e irracional. Arriesga mucho pero tiene escasas posibilidad de ganar mucho.

3)      Águila. También ávido de presas y con un amplio conocimiento técnico. Posee una posición dominante sobre el panorama bursátil. Cuenta con una potente visión y está capacitado para lograr suculentas piezas de caza.

4)      Avestruz. Opuesto al águila. Se caracteriza por su gran desconocimiento y miedo a tomar decisiones, lo que le impulsa a ocultar la cabeza. Prefiere ignorar los malos momentos y, a pesar de la evidencia, no realiza cambios en su cartera.

5)      Gallina. Muy similar al avestruz. Con un miedo atroz a perder su capital. Este inversor suele evitar cualquier tipo de posición que implique riesgo, así que difícilmente entrará en bolsa.

6)      Nutria. Mucho más activo. Salta constantemente de una acción a otra, sin haber trazado un plan, lo que le lleva a tomar riesgos innecesarios que, si bien a veces pueden suponer grandes ganancias, la mayoría de las veces se convierten en pérdidas.

7)      Lemino (lemming) es un roedor conocido por sus migraciones masivas, que carga con el mito del suicidio en masa arrojándose al mar como mecanismo de autorregulación de la naturaleza. En bolsa, es aquel que sigue a la multitud en una inversión que, inevitablemente, le llevará al desastre. Bien podría llamarse  oveja, pero el mundo inversor tiene reservado ese nombre a aquellos que no siguen una estrategia particular. Son erráticos y a menudo basan sus decisiones en las de otros sin medir las consecuencias. Generalmente se asocian a las estrategias más populares.

8)      Ardilla. Es, quizá, el inversor ideal. Feliz y animada, equilibra sus necesidades actuales y futuras. Tiene una metodología para poner a buen recaudo sus ahorros ante futuras necesidades. No invierte todo su capital en un único activo, sino que se vale de la diversificación.


Parecen claras estas similitudes entre inversores y animales. No en vano, demasiado a menudo olvidamos que los humanos somos animales. Racionales, pero animales…

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
4 veces compartido
Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

ImantiaCapital
141º 122 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5