Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ImantiaCapital
15:36 el 14 marzo 2016

Brilla el sol en el sector hotelero

El sector turístico, que supone un 11,7% del PIB español, está siendo el motor de la economía, con crecimientos superiores al del PIB nacional en los últimos años y del que se espera un avance en 2016 en torno al 3,4%, superior al 2,7% estimado para el PIB español. Detrás de este crecimiento está la fortaleza de la demanda, tanto nacional como internacional.

Por el lado del mercado nacional, la recuperación del consumo, ayudado por los bajos tipos de interés y, sobre todo, por el efecto directo en el bolsillo de la caída del precio de los combustibles han traído una notable recuperación del gasto turístico de los españoles en los dos últimos años.

Respecto a los turistas extranjeros, el número de visitantes está en máximos históricos. El crecimiento ha sido prácticamente constante, salvo un bache en 2008 y 2009, alcanzándose en 2015 un nuevo record: 68,1 millones de turistas. Los principales motores de esta tendencia han sido:

1) La inestabilidad política en varios países competidores de España en turismo de sol y playa. Se calcula que, en conjunto, Túnez, Egipto y Turquía pueden haber perdido unos 2,1 millones de turistas en 2015, de los que aproximadamente 1 millón habrían sido derivados hacia España.

2) La depreciación del euro del 16,5% frente al dólar y 9,92% frente a la libra en el último año.

3) La recuperación de los viajes de negocios. Este viajero realiza un gasto medio diario un 60% superior al del turista de vacaciones y en 2015 el turismo extranjero de negocios ha crecido un 17,5%. En cuanto a los españoles, los viajes de negocios experimentaron un incremento del 11,3%.

 

 

 

Respecto a la oferta , el mercado hotelero español se encuentra tremendamente atomizado y centrad o en cadenas y grupos familiares de capital español. En 2015 el 18,4% de la oferta de alojamiento estaba gestionada por las 10 cadenas hoteleras más importantes: Meliá, con un 5,1% del total de habitaciones ofertadas, y NHH, con una cuota del 2,5%, copaban los dos primeros puestos por delante de Barceló (1,9%) y RIU (1,7%).

En relación a la capacidad hotelera, entre 2000 y 2010 el sector experimentó un proceso de expansión que dio lugar a un exceso de oferta y dejó a las cadenas hoteleras fuertemente endeudadas. Durante la crisis no se ha producido un reajuste en el tamaño de la oferta hotelera. El número de hoteles se mantiene estable mientras que el número de plazas está un 7% por encima de los niveles de 2007. En este sentido, la fragmentación del sector y el exceso de oferta aún no han provocado grandes operaciones de integración.

La recuperación del sector comenzó por los niveles de ocupación. En una primera fase se ha sacrificado rentabilidad por ocupación y así las tasas de ocupación han ido subiendo, situándose ya por encima de los niveles pre-crisis. En el último año los precios también se recuperan. Esto es más relevante en hoteles de mayor categoría, que habían mantenido una política más agresiva en precios. No obstante, el índice de precios aún está un 2% por debajo de 2008.

El efecto de mayor ocupación y precios nos da unos crecimientos del ingreso por habitación de doble dígito en 2015, con muy buenas expectativas para 2016. El crecimiento este último año está liderado por los hoteles urbanos, tendencia que debe continuar debido a la fortaleza del turismo de negocios. Este último es clave en la recuperación del ingreso por habitación urbana, ya que el gasto del turista de negocios es un 60% superior al vacacional.

 

Retos

Entre los retos más importantes del sector para los próximos años encontramos:

1) Elevar la calidad de los servicios prestados que justifique una subida de precios y que ayude a mantener esos turistas “prestados” por la inseguridad de otras zonas del Mediterráneo.

2) Hacer frente a la competencia de la estancia “no regulada”, que supone ya, más de la mitad de la oferta de alojamiento en España.

3) Evitar que se repitan los excesos de aumentos de la oferta que caracterizó el anterior boom, controlando el apalancamiento.

4) Reducir la atomización, incrementando el tamaño de las cadenas.

5) Competir en el área digital, sacando ventaja del conocimiento de los clientes.

 

Para 2016 el panorama es optimista. Según la encuesta Exceltur entre empresarios hoteleros, un 89,3% de éstos espera un aumento de ingresos, al mantenerse vigentes gran parte de los motores del sector en 2015: la inestabilidad política de países competidores y el precio bajo de los combustibles. 

Los datos de 2016 van confirmando estas expectativas. La llegada de turistas extranjeros en enero subió un 11,4%, los alojados en hoteles aumentaron un 13% y el número de los que llegaron en viaje de negocios subió un 21,9%.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
4 veces compartido
Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

ImantiaCapital
141º 122 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5