Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ImantiaCapital
10:43 el 05 octubre 2015

Cuestión de confianza

Nuestro gestor de renta variable Jaime Espejo, @jaimeesp, habla de las repercusiones del escándalo de Volkswagen...

 

El pasado mes de septiembre nos sobresaltó a todos la noticia del escándalo de Volkswagen y el fraude que cometió al instalar un software en los vehículos diesel vendidos en Estados Unidos entre 2009 y 2015 para cumplir con los límites a las emisiones de NOx. La compañía no sólo reconocía su culpa en los días posteriores, sino que sembraba nuevas dudas a la hora de advertir que 11 millones de vehículos en todo el mundo tenían instalado un software similar, al tiempo que provisionaba 6.500 millones de euros para hacer frente a las posibles revisiones y recuperar la confianza de los consumidores. Un precio relativamente barato, si con ello pudiera asegurarlo…

Más allá del impacto monetario (cuyo alcance está por definir, pero que previsiblemente será elevado), la noticia ha supuesto un duro golpe para todo el sector automovilístico europeo, llegando al extremo de poner en duda no sólo si el fraude podría haber más empresas implicadas, sino incluso el futuro de los motores diesel en su conjunto.

Tratando de poner en números el impacto del fraude de Volkswagen, se ha llegado a hablar de una posible multa en EE.UU. de hasta 16.000 millones de euros, a las que se sumarían los costes de revisión de los vehículos manipulados en todo el mundo, más las posibles sanciones, indemnizaciones, etc., que tendrá que afrontar globalmente. Pero, más grave que todo ello, es el daño reputacional que ha sufrido la marca Volkswagen, famosa por su fiabilidad y tecnología (alemanas) y que ha puesto en duda al cometer un engaño tan grave, y cuyo impacto en las ventas a futuro está por determinar. Puede que sea sólo a corto plazo, o que tengan que aumentar el esfuerzo comercial, pero el daño a la marca ya está hecho. Conviene recordar, y más en sectores relacionados con el consumo, que la confianza se gana con mil acciones y se pierde con sólo una.

Adicionalmente se ha empezado a hablar de una mayor presión por parte de las autoridades medioambientales para rebajar los límites de emisiones admitidos y endurecer las pruebas de emisiones, algo que no haría sino incrementar la presión en márgenes sobre el sector. En este sentido, destacamos que la actual normativa Euro 6 que rige los límites de emisiones diesel data de 2007, lo que muestra la complejidad política y tecnológica asociada a esta clase de medidas. No descartaríamos que pudiera realizarse, dado el creciente enfoque ecologista de las diferentes autoridades, pero consideramos que lo necesario ahora mismo es la seguridad y garantía por el conjunto de las empresas de la industria de que están cumpliendo con las exigencias legales sin dar lugar a especulaciones. Finalmente, hay que tener en cuenta que la industria del automóvil emplea en Europa a más de12 millones de personas, el 5,6% de la fuerza laboral total, suponiendo el 6,3% del PIB comunitario, por lo que cualquier medida que se adopte será cuidadosamente estudiada.

Desde que el día 21 saltara la noticia, las acciones de Volkswagen han perdido más de un 40% de su capitalización bursátil, el equivalente a 28.500 millones de euros, alcanzando las pérdidas en el conjunto del sector el 12% de su capitalización. Entre las compañías más perjudicadas han estado los fabricantes de coches franceses, Peugeot y Renault, con caídas del 13,8% y del 12,4% respectivamente, mientras que Fiat “sólo” cae un 7% o BMW un 9% (a pesar de las noticias –desmentidas posteriormente- sobre incumplimientos en los límites de emisiones aparecidas en la prensa alemana).

A medio plazo la compañía podrá recuperarse, aunque con un mayor o menor coste debido a nuevas exigencias, multas, costes financieros, o incluso pérdida de clientes por sentirse engañados, pero hasta que llegue ese momento, hemos decidido mantenernos fuera de la compañía, dada la incertidumbre que la rodea y sin que nadie parezca tener conocimiento (aún a pesar de que se supone que fueron avisados en dos ocasiones de las irregularidades).

Por lo que se refiere al negocio del automóvil, no creemos que el fraude vaya a suponer el fin de la industria del diesel, del mismo modo que ni el desastre de la plataforma de BP en el Golfo de Méjico terminó con las prospecciones petrolíferas ni los escándalos del Libor o la manipulación de divisas acabaron con los bancos implicados o con los respectivos mercados. En la actualidad el sector está atravesando un momento dulce en Europa, con crecimientos de las ventas cercanos al 10% y optimistas perspectivas para el futuro más inmediato gracias a la recuperación económica, la elevada vida media de la flota y los bajos costes de financiación, por lo que el atractivo inversor se mantiene en su conjunto. 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
Productos relacionados:
3 comentarios
1 vez compartido

Gracias, Jaime por tu aportación , pero la confianza , cómo tú dices , no se recupera en un día.

Esto es el resultado de la codicia de éste capitalismo salvaje que estamos padeciendo desde los ochenta que ahora se agrava muy mucho por saltarse las leyes a la torera. Menos mal que USA sigue respetando sus leyes internas y las multas caen por doquier a quien se salta las normas y todo el mundo paga sus impuestos.

Gracias por el comentario, @mistol

Por mi parte, más que hablar de capitalismo salvaje generalizado prefiero verlo como algunos casos de directivos o empresas que prefieren ir por la vía rápida antes que investigar o invertir más en I+D, mientras que la gran mayoría de las empresas se centran en su negocio, cumpliendo las normas y generando el valor añadido que la sociedad les demanda. El problema es que hace más ruido un elemento que hace algo mal que una multitud que cumple con sus responsabilidades.

De acuerdo contigo , pero ya sabes que good news not news , las cosas siempre se hacen bien hasta que  se descubre que se han hecho mal.

No quiero polemizar ni pensar mal, aunque hay un refrán castellano que dice "piensa mal y acertarás" , pero yo me pregunto : Cuantas cosas o asuntos hay que están mal y no conocemos?.

Dicen que el caso Volkswagen puede costar más de 100.000 millones de € , o sea , más que Grexit , realmente es una estafa colosal para el medio ambiente que les dejemos a nuestros hijos y nietos.

 

 

Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

ImantiaCapital
141º 122 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5