Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ImantiaCapital
11:51 el 25 marzo 2014

Draghi: "Y créanme, será suficiente"

“Y créanme, será suficiente”… así terminaba hace casi dos años Draghi el que ha sido calificado como su discurso más importante. Desde entonces, desde que nos dijo que el euro no se iba a romper, los mercados parecen haberse transformado.

El mercado de renta fija, después de una larga temporada de vino y rosas, se encuentra en pleno proceso de normalización. La enorme liquidez existente en manos de los inversores en busca de rentabilidades "razonables", nos ha llevado a un escenario de caída de TIRes por la escasez de papel o por el exceso de dinero, como se quiera ver. Sin embargo, los activos españoles ofrecen rentabilidades superiores al 2% si uno es capaz de asumir plazos intermedios (como 5 años). La parte positiva es que éstos no conllevan un riesgo de crédito significativo, en la medida en que la economía vuelve a crecer y el proceso de consolidación fiscal continúa.

Del mismo modo, a nivel europeo se está produciendo una convergencia entre países periféricos (ex Grecia) y core, una vez olvidadas las dudas sobre el euro tras ese contundente “será suficiente” y las reformas estructurales llevadas a cabo por los diferentes países. En este sentido, el mayor riesgo para los activos de renta fija vendría de la mano de decepciones en los datos de crecimiento y/o de la probabilidad de caer en un escenario de deflación, riesgos a los que otorgamos una baja probabilidad en este momento.

Desde aquellas palabras de Draghi, los mercados de renta variable también han mejorado mucho. Han subido un 70% el Ibex, un 60% el Dax, un 51% el Eurostoxx 50 (también un 45% el S&P 500).

¿Es suficiente por ahora? ¿Qué se necesita para que continúe la tendencia? Varios son los elementos que explican las valoraciones actuales de los mercados bursátiles y que determinarán su evolución futura. En primer lugar, los tipos de interés, en mínimos históricos y con previsión de que permanezcan extremadamente bajos durante bastante tiempo; en segundo lugar, el crecimiento económico global, acelerándose en los países desarrollados y moderándose (pero creciendo a tasas todavía importantes) en los países emergentes; por último, los resultados empresariales.

Aquí es donde tendremos que fijarnos en 2014, en los resultados de las compañías cotizadas. A medida que vaya avanzando el año y las economías continúen mostrando el buen tono actual, los beneficios empresariales deberían mejorar significativamente, permitiendo que las valoraciones actuales se “estresen” un poco… a medida que se alivian por la mejora de las cuentas de las empresas. Es una ecuación sencilla. A fin de cuentas, con tipos a corto casi a cero y tipos largos por debajo del 2% en Europa y del 3% en EE.UU., niveles de PER de 13 ó 15 veces, respectivamente, no deberían preocuparnos en exceso si los resultados muestran paulatina mejora a lo largo de los próximos trimestres.

En los próximos posts analizaremos qué factores pueden hacer que este escenario positivo pueda truncarse.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

ImantiaCapital
141º 123 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5