Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ImantiaCapital
13:19 el 11 diciembre 2015

Más regulación, más solvencia, más dificultades

María José Román, @EUCA14, analiza los dos primeros años de la Unión Bancaria y su repercusión en la rentabilidad de los bancos.

 

Hace pocas semanas se cumplían dos años de la puesta en marcha oficial de la Unión Bancaria. Ésta nació con el objetivo de dotar de estabilidad al sistema financiero, favoreciendo un entorno de condiciones homogéneas para todos los bancos, con independencia de su localización geográfica, para romper así el círculo vicioso que ligaba el riesgo bancario con el riesgo soberano.

La creación de la Unión Bancaria persigue, en primer lugar, proteger a los depositantes garantizando la solvencia de las entidades, para lo que se creó el MUS (Mecanismo Único de Supervisión). En segundo lugar, se trata de evitar que la quiebra de un banco la acaben pagando los contribuyentes, y ahí entra en juego el MUR (Mecanismo Único de Resolución) y el Fondo de Garantía de Depósitos Europeo.

En estos dos años se ha puesto en marcha el MUS a través de un equipo de supervisores centralizado en Frankfurt que persigue la vigilancia de los bancos europeos con criterios comunes. Ya están bajo supervisión directa 125 Entidades (13 españolas); se han realizado nuevos “stress test”; se han incrementado los requisitos de capital y se inicia el camino hacia la homogeneización de la normativa e información. En definitiva, la regulación que sufre el sector bancario se ha intensificado. Además del beneficio en forma de reducción de la prima de riesgo, los bancos han visto cómo en este tiempo los requisitos de capital se han multiplicado no sólo en cantidad (2,5 veces de los niveles pre-crisis), sino en calidad y complejidad y van a seguir haciéndolo, ahora de una manera individualizada: en 2016 conoceremos las exigencias adicionales de capital.

Con la implementación del MUR, se están elaborando planes de resolución para las entidades sistémicas y en 2016 se elaborarán para el resto. Además, se cuenta con un fondo de resolución dotado por los bancos que irá constituyéndose a lo largo de los próximos 8 años.

MUS, MUR, FGD,…. Todo esto se traduce en más regulación, mayores requisitos de información, control, gobernanza, capital, planes de resolución, en definitiva, mayores costes. Y como esto no va a parar, ni mucho menos a disminuir, las entidades tienen que interiorizar estos requisitos como parte de su actividad y modelos y mirar hacia adelante. Los inversores también hemos de dar ese paso, dando más importancia al análisis del negocio y a las perspectivas de éste para los próximos años. 

Tendremos bancos más solventes y más seguros y en caso de ir las cosas mal, su funeral estará ya preparado. Ahora bien, desde el punto de vista del inversor, ¿serán los bancos más rentables, eficientes, crecerán y retribuirán adecuadamente a sus accionistas? ¿Realizarán su tarea fundamental de distribuir el crédito, permitiendo el crecimiento económico? Este año, el sector bancario se encuentra entre los de peor comportamiento relativo en Europa y cabe plantearse si esa tendencia continuará en 2016.

El panorama para el año próximo sigue siendo muy complejo, con un mayor coste de capital,  tipos de interés nada favorables para el negocio bancario, márgenes presionados a la baja, un entorno poco partidario de aceptar el cobro de comisiones por los servicios prestados, asuntos legales abiertos por riesgos de conducta y, a la vez, con la necesidad de realizar inversiones para adaptarse al mundo digital. Necesitamos conocer las fortalezas y debilidades de los bancos y tratar de visualizar quienes serán los futuros líderes en el campo de juego europeo. La banca comercial tradicional sufre de un exceso de capacidad que nos induce a pensar en un futuro con menos jugadores, pero más grandes. Además, hay que contar con el papel que pueden tener las entidades de menor tamaño, con un enfoque más local y próximo.

Por todo esto, en 2016 esperamos en Europa una oleada de operaciones corporativas en el sector, lo cual además está siendo incentivado por el Supervisor, tanto el europeo como el nacional. En este sentido, la situación justifica una aproximación muy selectiva nombre a nombre.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
5 veces compartido
Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

ImantiaCapital
141º 123 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5