Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ImantiaCapital
18:20 el 04 septiembre 2015

No nos olvidemos de Brasil

María José Román. Gestora de Renta Variable

No nos olvidemos de Brasil

Cuando todas las miradas están vueltas hacia China, casi pasa desapercibida la noticia de la publicación del dato del PIB del segundo trimestre de Brasil. El que fuera motor emergente está inmerso en una recesión que dura ya 5 trimestres, con su divisa, el real, perdiendo un 40% frente al dólar en lo que va de año (30% frente al euro) y con el riesgo de ver rebajada su calificación crediticia pasando su deuda a ser considerada “bono basura”.

El pasado día 28 de agosto se dieron a conocer los datos del PIB: -2,6% interanual, un – 1,9% respecto al primer trimestre del año, que es el peor número de toda la serie histórica elaborada desde 1996. Esto es más duro aún, si tenemos en cuenta que hace no mucho la economía brasileña crecía a tasas superiores al 2% y antes de la crisis “subprime”, por encima del 6%. Contribuye en gran medida a esta caída el hundimiento de los precios de las materias primas de todo tipo, energéticas, minerales y agrícolas, pero tampoco ayuda el haber perdido un tiempo muy valioso para hacer los ajustes necesarios, en gran parte por la celebración el año pasado de elecciones presidenciales. Las medidas, muchas de ellas impopulares, se han empezado a tomar con un año de retraso aumentando la magnitud de los problemas.

Los problemas de Brasil son muchos: mercado laboral y energético rígidos e ineficientes, con excesiva intervención estatal en la financiación de inversiones, cuentas públicas deficitarias (-7% previsto para este año), agravadas por la discrecionalidad en el gasto en periodo electoral y un elevado grado de corrupción. La economía brasileña arrastra además una inflación estructural que se ve empeorada por la depreciación del real, obligando al banco central a ir subiendo los tipos de interés en medio de un periodo de caída de la actividad.

Con la prima de riesgo repuntando con fuerza, la inversión exterior no para de reducirse. La confianza de consumidores y empresarios también ha caído a mínimos, retrasando las decisiones de inversión, entrando así en ese círculo vicioso del que es tan difícil salir. El reciente dato de PIB muestra que, mientras el consumo privado caía un 2% y el gasto público crecía en torno al 0,7%, la inversión retrocedía un 8,1%. Tampoco ayudan los escándalos de corrupción que han salpicado a políticos y empresas, con Petrobras como caso de mayor impacto. Con la caída del precio del petróleo y las acusaciones de pago de comisiones y sobornos, el resultado es muy duro: antes de la crisis la compañía capitalizaba más de 420 mil millones de reales (240 mil millones de dólares) y en la actualidad cotiza por debajo de los 130 mil millones de reales (33 mil millones de dólares).

No nos olvidemos de Brasil

Invertir en la bolsa brasileña no ha sido rentable en los últimos tiempos. Sin contar con la caída del tipo de cambio, el índice Bovespa perdía un 15,5% en 2013 y un 2,9% en 2014. En lo que llevamos de año el recorte es del 5,3%. Los flujos de salida de la bolsa brasileña han sido constantes en estos años, aunque éste, quizás, no es un tema que podamos achacar sólo a la situación del país, ya que es parte de la tendencia vista en el resto de mercados emergentes.

En cuanto a la sensibilidad al mercado brasileño en las compañías del Ibex-35, ésta es por todos conocida. Por ejemplo, en el primer semestre del año, más del 20% de los resultados netos de Santander, Telefónica y Mapfre se han generado en Brasil, por citar sólo los ejemplos más relevantes. Por nuestro interés, además de China, no debemos perder de vista lo que ocurre en Brasil.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
3 veces compartido

 

Buenos días, María José.

En mi opinión, Brasil ha encendido todas las alarmas. Como bien sabes, a Brasil y a su Gobierno se le viene avisando desde hace años que tenía que practicar políticas restrictivas de gasto, y el Gobierno brasileño ha hecho exactamente lo contrario. Gastar y gastar. Así de simple. Y si la Presidenta Dilma Rousseff no es capaz, debe dejar a otro que lo haga. De hecho, Brasil va a terminar éste 2.015 con un déficit fiscal descomunal, cercano al 11% del Producto Interior Bruto. Por desgracia para Brasil, creo que la tragedia no ha hecho más que empezar.

Por otro lado, la situación política, económica y financiera de Brasil es explosiva. El Producto Interior Bruto de Brasil caerá este año un mínimo del -3.00%, lo que está provocando una brutal caida de ingresos fiscales, a lo que hay que sumar una inflación superior al 10% y una tasa de paro que está creciendo a ritmo vertiginoso. El Gobierno se verá obligado a subir los impuestos para corregir el enorme agujero fiscal, y esto provocará una contestación de la población que ya está enormemente castigada por la inflación. Por si no fuera suficiente, hay que sumar la enorme crisis política que vive Brasil, con todas sus instituciones salpicadas por la corrupción de Petrobras.

Brasil necesita que Dilma Rousseff se vaya, cuanto más tarde en renunciar peor será la agonía. Necesita que el gobernante Partido de los Trabajadores se dé cuenta de una vez que, ó hacen un ajuste fiscal de verdad, ó los mercados financieros llevarán a Brasil a vivir un infierno. Necesita un Ministro de Economía y Hacienda con plenos poderes, sin que el Congreso y el Senado arruinen sus medidas. Necesita una población dispuesta a sufrir verdaderas penalidades durante varios años. En definitiva, Brasil necesita un Plan de Estabilización Económica.

Saludos.

Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Últimos artículos

Top Autores

ImantiaCapital
141º 124 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5