Imantia Capital

un blog de Imantia Capital
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
fsainzf
18:21 el 22 septiembre 2016

Ronda de Bancos Centrales. O como cuesta seguir creyendo.

Con el cuento del pastor mentiroso que avisaba que viene el lobo aprenden los niños lo malo que es mentir y aprenden que cuando uno no dice la verdad, acaba perdiendo la confianza de los demás, su “credibilidad”.

La credibilidad de los bancos centrales está en entredicho. Y cada vez más.

Si desde hace meses hablamos, de forma insistente, de la escasa efectividad de la política monetaria o siendo más precisos, de la nula efectividad marginal de decisiones adicionales de expansión de política monetaria, este mes de septiembre hemos visto nuevas formas de echar por tierra la credibilidad.

Empezando por el último en tomar decisiones, sorprende que la Reserva Federal siga retrasando la subida de tipos (desde un pírrico ¡0.50%!) en virtud de esperar a ver más datos de fortaleza en el ciclo americano, cuando llevamos 6 años de expansión y hay suficientes señales de presión inflacionista. Queridos mercados, voy a normalizar tipos progresivamente, dicen, pero nadie lo cree y por eso las curvas monetarias descuentan apenas 2 subidas de 0.25% en los próximos 12 meses. Y todos tan contentos ( excepto los bancos pero esa es otra historia).

Siguiendo por el Banco de Japón, el anuncio de un “nuevo marco de política monetaria” que se centre en el control de la curva para evitar tipos negativos en plazos largos (para contrarrestar los efectos perjudiciales en bancos y aseguradores)  y profundizando en la caída de los tipos a corto tuvo una respuesta del mercado contundente. Ni apuntamiento de la pendiente de la curva ni debilidad del yen.

El Banco Central Europeo decepcionó al mercado en su reunión del 8 de septiembre al no anunciar nuevas medidas expansivas. De hecho, puso el foco en la necesidad de impulsar políticas fiscales que tomen el relevo de la política monetaria. De momento, y hasta que pueda ir dando el relevo, ha incrementado el ritmo de compras de deuda corporativa. Y mucho me temo que pedirle políticas fiscales expansivas a gobiernos endeudados llevan a una subida de las rentabilidades exigidas por parte de los inversores lo que podría comprometer la sostenibilidad de la deuda. En roman paladino, el BCE seguirá estando ahí. Para lo que haga falta.

Como conclusión, bancos centrales que se muestran incómodos con sus políticas pero que ante la imposibilidad de cambiarlas siguen “comprando tiempo” para que lleguen reformas estructurales, políticas fiscales o una recuperación de la confianza empresarial que impulse la inversión y con ello el crecimiento económico. De momento, nadie se cree que se echen a un lado, ni bolsas ni bonos.   

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
3 veces compartido
Únete al grupo de Imantia Capital en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

ImantiaCapital
141º 122 Artículos
JLM_II
225º 15 Artículos
fsainzf
154º 37 Artículos
SergioRios
1486º 3 Artículos

Más comentados

Nuevos Máximos Bursátiles
21 Comentarios
No va a más. Grecia, ¿fuera del euro?
15 Comentarios
Nos cambian la Ley Beckham, ¿a quién fichamos ahora?
14 Comentarios
Mis previsiones para 2015
9 Comentarios
El 10 años alemán pierde un 3% en dos sesiones
7 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5