JPMorgan Asset Management

un blog de JPMorgan Asset Management
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
MarketInsights
12:25 el 10 octubre 2014

Market Insight es el conjunto de herramientas de J. P. Morgan Asset Management para ayudar a los asesores financieros y profesionales de la inversión.

Las tres claves de los mercados emergentes

La solidez registrada este año por los mercados, tanto de renta variable como de deuda, ha sorprendido a muchos analistas. Toda clase de activos no deseada por los inversores durante mucho tiempo suele empezar a parecer atractiva de nuevo. Aunque es posible que los inversores que se quemaron los dedos en la ola de ventas sufrida por 
los mercados emergentes en 2013 aún sientan el dolor, parece que ya hay catalizadores para la vuelta a un mejor comportamiento de la economía y del mercado.

En base a los resultados de una conocida encuesta de gestores de fondos de BofA Merrill Lynch, la intención de sobreponderar la renta variable de los mercados emergentes en las carteras había subido hasta su nivel más alto en 18 meses en agosto. Este cambio en la confianza se ha traducido en un excelente comportamiento de  la renta variable de los mercados emergentes este año
 

 

Las balanzas por cuenta corriente, las divisas y los bancos centrales explican en gran medida la rentabilidad inferior registrada por la renta variable de los mercados emergentes desde 2011, así como  su reciente repunte. 

Tipos reales y balanza por cuenta corriente

Desde 2013, la situación macroeconómica de muchos países ha mejorado de forma sorprendente, especialmente aquellos con bancos centrales más proactivos. Las contundentes medidas de política monetaria y las múltiples subidas de los tipos de interés han impulsado al alza los tipos reales, lo que ha contribuido a estabilizar las monedas y a mejorar las reservas de divisas.

Mientras tanto, el déficit por cuenta corriente de estos países se ha reducido y muchos bancos centrales comienzan ahora a flexibilizar su política monetaria o al menos a detener las subidas de los tipos de interés. Esto debería permitir unos mayores niveles de expansión del crédito y mayores niveles de crecimiento económico en el futuro.


Sin embargo, las divisas más estables y el menor déficit por cuenta corriente son solo los puntos de partida para una mejora del crecimiento de los beneficios de las empresas en los mercados emergentes. Al igual que no todas las economías de los mercados emergentes se vieron afectadas por el rápido cambio en la confianza de los inversores en 2013, no todas se beneficiarán del giro cíclico de los países desarrollados. 

Y otra clave más: las materias primas

El potencial de crecimiento a largo plazo de las economías de los mercados emergentes está respaldado por su joven y creciente mano de obra, así como por los elevados niveles de inversión que son capaces de atraer.

A pesar de la reciente debilidad económica, las economías emergentes seguirán suponiendo más de la mitad del crecimiento global este año. No obstante, las perspectivas que más han mejorado últimamente han sido las de 
los mercados desarrollados, ya que su demanda interna se ha recuperado lentamente y el impacto de las medidas de 
austeridad de los gobiernos se ha desvanecido.

La relación existente entre un mayor crecimiento de los mercados desarrollados y un mayor comercio con los mercados emergentes se ha roto. Sin embargo, a medida que los países desarrollados mejoran, los fragmentados vínculos comerciales entre los mercados desarrollados y los emergentes también deberían empezar a recomponerse. 

En términos generales, las economías emergentes pueden dividirse en dos grupos: los importadores y los exportadores de materias primas, siendo los primeros normalmente exportadores de productos manufacturados. Por ejemplo, comparemos China e India con Rusia y Brasil.

Los primeros son importadores de materias primas con economías más centradas en la fabricación o en los servicios, mientras que los resultados económicos de los segundos dependen fuertemente de los recursos naturales. 

Es posible que a los países que dependen de las materias primas les lleve más tiempo beneficiarse del cambio cíclico registrado en los mercados desarrollados, en un entorno en el que la demanda marginal de más materias primas de países como China es todavía muy baja y los precios siguen siendo débiles.

Junto con Rusia y Brasil, algunos de los países que más dependen de las materias primas son Chile, Sudáfrica e Indonesia. Las ganancias obtenidas por las materias primas ayudaron a que estos países alcanzasen tasas de crecimiento económico más elevadas hasta 2011, pero esta fuente de fortaleza está desapareciendo ahora.

El precio de un barril de petróleo Brent ha caído casi un 11% durante el año pasado, mientras que el mineral de hierro se ha desplomado un 37%. La depreciación del valor del rand, la rupia, el rublo y el real ha ayudado a amortiguar parte del impacto económico del abaratamiento de las materias primas, pero no  podrá hacerlo siempre.

Repercusiones para la inversión

Muchos de las situaciones a las que han hecho frente los mercados emergentes el año pasado no son ya tan fuertes. La fortaleza del dólar estadounidense y las perspectivas de tipos de interés más altos siempre se han considerado factores negativos para los activos de los mercados emergentes. 

Sin embargo, los inversores deberían ser conscientes de los factores que traerían consigo un mayor crecimiento económico y un mejor comportamiento del mercado: una estabilización de las divisas, un aumento del comercio con los países desarrollados y un incremento de las expectativas de beneficios. El primero de estos factores ya se está produciendo.

No se puede negar que a nivel de índice, la renta variable de los mercados emergentes tiene una valoración atractiva comparada con su propio historial y con la renta variable de los mercados desarrollados. Pero los inversores deberían mirar más allá del índice para encontrar las mejores oportunidades, porque algunos mercados son baratos por algún motivo, mientras que otros ya  han reflejado buena parte de las oportunidades. El mensaje  principal es que los inversores deben establecer distinciones a  la hora de abordar los mercados emergentes. Existen  oportunidades, pero como suele suceder, también riesgos. 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
5 veces compartido
Únete al grupo de JPMorgan Asset Management en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

MarketInsights
132º 197 Artículos
JPMorganAM
282º 32 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5