Renta 4 Gestora

un blog de Renta 4 Gestora
Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Renta4Gestora
10:35 el 02 febrero 2016

Renta 4 Gestora. Gestión activa y de calidad para cada uno de nuestros fondos.

Informe de seguimiento Renta 4 Bolsa FI enero 2016

RENTA 4 BOLSA FI -6,08% AL CIERRE DE ENERO DE 2016 

Renta 4 Bolsa FI cierra enero con una rentabilidad de -6,08% frente al -7,6% del Ibex 35. A 3 años la rentabilidad de Renta 4 Bolsa FI es del +26,6% o un +9,4% anual. La exposición a bolsa se ha incrementado desde el 94,5% de finales del mes pasado al 96,6% con el que cerramos enero. 

Las compañías que mayor rentabilidad han tenido durante el mes han sido: Grifols, Indra, Gamesa y Galp Energía. Mientras que las compañías que peor resultado obtuvieron fueron: Acerinox, Santander, ACS, Técnicas Reunidas y BBVA. Durante el mes se han cobrado dividendos de Gas Natural, Técnicas Reunidas, BBVA, Amadeus y CIE Automotive.

Este mes, empezamos a ver baratos hasta al sector bancario, hecho que no se producía desde hace años. Por este motivo, hemos incrementado nuestro posicionamiento ligeramente en el Banco Santander, el cual cotiza con descuento del 30% frente a su valor en libros y a ratios de PER y rentabilidad por dividendo que hacía años que no veíamos (PER < 9x y rentabilidad por dividendo > 5%). Ya sabéis que en general el sector bancario no es un sector en el que me encuentre cómodo, pero la realidad es que todo tiene un precio, hasta los bancos...

El comienzo de 2016 ha sido uno de los peores que se recuerdan. El sentimiento negativo impulsado por las noticias provenientes de la desaceleración de China y la continua caída de las materias primas y especialmente del precio del petróleo, están provocando correcciones significativas en todos los activos (tanto de renta variable como de renta fija) que incitan a medios de comunicación a considerar la situación actual un mercado bajista o "bear market". 

Como ya he advertido en varios informes y artículos mensuales, no habrá un mercado bajista si no hay recesión, y ésta, a día de hoy, es difícil (aunque no imposible) que se produzca. Es evidente que los riesgos que acechan sobre la economía China tienen una mayor repercusión sobre el resto de economías, por lo que los movimientos de los mercados hay que vigilarlos con mayor atención si cabe.

De momento, el movimiento de los mercados (-20% de corrección de la renta variable desde los máximos de mayo de 2015), obedecen más a sentimientos de miedo que a hechos contrastados de crecimiento económico y empresarial. Es decir, los fundamentales en los países desarrollados siguen suficientemente fuertes como para no atisbar una recesión en los próximos meses, pero ya se sabe que el mercado anticipa el comportamiento de las economías, por lo que hay que seguir muy de cerca las variables macroeconómicas más relevantes para descartar la temida recesión.

Europa, Japón y Estados Unidos siguen creciendo aunque quizás a menor ritmo del que cabía esperar hace unos meses. Esta desaceleración unida a la caída de las materias primas y su implicación en la inflación, han hecho volver a actuar al Banco de Japón con más liquidez y estímulos monetarios, a anunciar al Banco Central de Europa un incremento de los estímulos monetarios en marzo y a anunciar a la FED que la subida de tipos de interés esperada para 2016 en EEUU será más lenta o incluso inexistente si hiciese falta.

En cualquier caso, me preocupa la debilidad no solo del mercado sino del sentimiento inversor que se une a un posicionamiento más tolerante al riesgo que en años anteriores provocado por los tipos de interés en 0% que ha hecho que muchos ahorradores estén posicionados en productos más tolerantes al riesgo que el que indicaría probablemente su propio perfil de riesgo. 

Este hecho, puede provocar que las valoraciones de muchos activos se vean presionados más por los flujos de capitales que por las valoraciones fundamentales, lo que a su vez, provocaría, en mi opinión, grandes oportunidades de inversión en activos que se "disloquen" de una valoración razonable.

Las correcciones que llevamos en bolsa desde mediados de diciembre han dejado al Ibex 35 cotizando a 13x PER'16E, que empieza a ser suficientemente atractivo como para plantearse incrementar la exposición a renta variable española. Más si cabe cuando el beneficio que calcula ese ratio está todavía muy deprimido y muy poco normalizado. Recordad que el beneficio esperado por las empresas que componen el Ibex 35 está a menos de la mitad del beneficio que se generó en 2007.

No teníamos un mes de enero tan débil en cuanto a las rentabilidades ofrecidas por la renta variable desde 2008, lo que ha hecho que se empiecen a comparar 2016 con 2008. Pero es muy difícil que las empresas españolas vuelven a ver caer su beneficio desde el punto en el que nos encontramos hoy en día, por lo que en mi opinión, el punto de partida es mucho mejor que el que teníamos en 2008, lo que descartará, en mi opinión, sufrir un año tan excepcional como el que tuvimos en 2008. El problema es que el crash de 2008 está todavía muy presente en las mentes de los inversores lo que provoca episodios de miedo y pánico como las que hemos vivido en este mes.

El miedo que generan los movimientos de los mercados en los últimos 50 días, es el principal motivo para que se generen grandes oportunidades de inversión. Pero es vital que el ahorrador valore la oportunidad de invertir a partir de los niveles en los que nos encontramos hoy en día con un horizonte temporal de más de 2 o 3 años, ya que fijarse solo en el corto plazo es el principal motivo para cometer errores irreparables en la rentabilidad que ofrecen los mercados a lo largo de los años. Las buenas rentabilidades a largo plazo sobre el ahorro, se consiguen a lo largo de los años con momentos complicados como el actual y momentos de exceso de optimismo. La clave del éxito consiste en aprovechar a comprar en periodos de más inestabilidad y escepticismo y vender o ser más prudente en periodos de exuberancia y exceso de optimismo.


Si los mercados estuviesen siempre en euforia o valorando correctamente los activos, no habría forma de obtener retornos atractivos en el largo plazo. Los momentos de mayor incertidumbre y nerviosismo son los mejores momentos para generar rentabilidad a largo plazo. Los inversores que vencieron al miedo e invirtieron en renta variable después de la quiebra de Lehman Brothers a finales de 2008, han obtenido una rentabilidad en 7 años de +160% si se invirtió en EEUU o un +140% si se invirtió en Europa, es decir, una rentabilidad anualizada del 15% y 13,5% respectivamente.

Aunque el comienzo de 2016 no es nada halagüeño, los mercados cambian muy rápidamente dependiendo de los datos e información que vayamos conociendo. Es primordial saber que las bolsas no están caras, lo cual no puede evitar que tengamos momentos en los que estén más baratas, pero lejos de que cunda el pánico, nos tiene que animar a incrementar nuestro posicionamiento hacia fondos de inversión de renta variable. 

Renta 4 Bolsa FI, seguirá invirtiendo en empresas con bajos niveles de endeudamiento, elevada generación de caja, inmersos en mega tendencias estructurales y a valoraciones atractivas que dejen amplio potencial de revalorización, que son la única manera de dormir tranquilo y obtener retornos elevados sin grandes errores.

Ver Informe de seguimiento (Documento en Pdf)

D.Javier Galán Parrado
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es

Fuente: R4.com

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
Productos relacionados:
0 comentario
2 veces compartido
Únete al grupo de Renta 4 Gestora en Finect para comentar. 

¡Regístrate y forma parte de la comunidad líder de finanzas en España!

Regístrate

Top Autores

Renta4Gestora
122º 240 Artículos
Renta4
8022º 1 Artículos

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5