Aitana  

AitanaG (1124º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
AitanaG
13:57 el 25 junio 2015

¿Cómo calcular y controlar el presupuesto familiar?

No hay mayores idas y venidas de ingresos y gastos económicos que aquellos que envuelve a una familia media: que si la alimentación, la ropa de los niños, las etapas escolares, médicos… un largo etc. de circunstancias envuelve a las finanzas de los padres que quieren llevar su hogar de forma adecuada.

Nadie como ellos saben de economía doméstica , ya que el tiempo y la experiencia de los cabezas del núcleo familiar hacen que cualquier imprevisto no sea más que una piedra en el camino fácilmente sorteable.

Separa gastos fijos de gastos imprevisibles

Tanto a nivel “del día a día”, como semanal, mensual o incluso anual debemos tener bien localizados los gastos fijos. De igual forma que nunca se nos pasaría por la cabeza obviar comidas y cenas, tampoco se nos deben pasar aquellos “picos” como comienzo de clases, festividades etc.

“La vuelta al cole, navidades, la cuesta de enero… hay fechas fijas en el calendario que sabemos perfectamente que nos van a suponer un esfuerzo sobreeconómico. Éstas nunca debemos perderlas de vista”

No sólo debemos obviamente guardar para estos desembolsos, sino intentar minimizarlos con los ya conocidos truquillos domésticos, como matricular a los hijos a un mismo colegio de manera que puedan aprovechar el material escolar de una año a otro, tener un mismo médico de familia o especialistas comunes de manera que se tengan las mismas medicinas para ciertas dolencias o se puedan hacer consultas “generales” aplicables a todos los miembros etc.

Implicar a todos los miembros

El presupuesto familiar no es cosa de los cabeza de familia únicamente ni de la/s persona/s que aporten ingresos. Se puede no aportar ingresos pero sí beneficiar gratamente la economía familiar.

No se trata únicamente de procurar que un hijo genere menos gasto o que éste se esfuerce por ello. Tampoco se trata de que se otorgue menos paga o menos caprichos. Se trata básicamente de que, desde el más pequeño, hasta el mayor de los hijos entienda cuestiones como la importancia de tomar una leche de X marca en vez de la que anuncian en la tele o de por qué sólo se toma chocolate los domingos.

No siempre es simplemente cuestión de ser más adinerados o menos, sino de educación ante los gastos económicos. Unos hijos que entiendan y comprendan lo que valen las cosas no sólo serán menos caprichosos y “consentidos”, sino que desarrollarán una cultura en la que saber dar valor a cada gesto y posesión.

Dos cuentas: una para los gastos fijos y otra para imprevistos

¿Quién no ha oído hablar de los famosos “colchones”? Ese dinerito ahorrado que sirve de amortiguador ante un gasto que no contábamos con él pero que, gracias a esos ahorrillos podemos afrontar sin apenas despeinarnos.

Estas salvaguardas domésticas deben ser estables y estar siempre presentes. Por ello, es más que recomendable manejar dos cuentas: una donde percibir ingresos y realizar los gastos del día a día, y otra de ahorro donde ajustando el presupuesto, se puedan hacer aportes frecuentes que sirvan de plan de contingencia inmediato ante posibles averías, roturas de electrodomésticos y otras circunstancias que, de no estar preparados, hacen temblar los cimientos económicos de un hogar.

Estos cimientos son nuestro soporte más básico, por lo que tampoco hay que dudar en considerar otras alternativas como el dinero rápido online en caso de que el colchón, por una razón u otra, sea insuficiente. Nuestra familia es lo primero, por lo que ya se verán otras fórmulas para amortiguar el bache tras afrontar el gasto.

Impón un límite de gasto

¿Cuánto es razonable gastar de luz al mes? Si un mes “cotidiano” gastamos unos 50 euros, podemos prever que cuando encendamos el aire acondicionado este se dispare a los 70, pero no consintamos que vaya más allá. Hay necesidades y privilegios: un agosto a pleno sol es una necesidad, pero dormir con el aire acondicionado cuando con las ventanas abiertas hace la suficiente corriente como para no ver afectado el umbral de sueño debido a la calor, es algo que se puede llegar a prestar como innecesario.

Es por ello por lo que no resulta nada descabellado “controlar” estas prácticas para que a la hora de pagar la cuota de luz entre otras, no haya sorpresas.

En definitiva, de lo que se trata es de controlar mínimamente el gasto, tampoco de vivir asfixiado pero sí de tener en jaque a las deudas y que ninguna nos impida proteger nuestro bien más valioso: nuestra familia.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Artículos relacionados en Finect

¿Qué importe podrán recuperar los afectados por las cláusulas suelo tras el no de la UE a la devolución total?

HelpMyCash


                                         Las conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea han desestimado la posibilidad de que los afectados por las cláusulas suelo puedan recuperar ...

¿Cómo será España en 2.064? Viaja al futuro con nosotros

ANDBANK


Publicado en Observatorio del Inversor, de Andbank

Qué es el asset management

ANDBANK


En términos generales,  el asset management corresponde a la gestión del patrimonio o de activos basada en principios como el conocimiento, la planificación, la organización y la gestión integrada. Tiene como o...

Mercados Monetarios

Feelcapital


En Feelcapital, hemos revisado la categoría de Renta Variable Emergente y este es nuestro Top 10 de fondos. Os dejamos la ficha del primero. www.feelcapital.comGroupama Trésorerie MFR0010875237Amundi...

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5