Aitana  

AitanaG (1124º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
AitanaG
16:55 el 18 mayo 2015

España apuesta por el transporte marítimo entre Europa y Sudamérica

Una nutrida representación de Puestos del Estado se reunió el pasado mes de abril en Sao Paulo con diferentes autoridades portuarias del sur de américa con la firme intención de convertir a España en la puerta de Europa por mar.

Hace cinco siglos atrás, ningún país discutía la hegemonía de España frente a las colonias americanas y frente al océano Atlántico, pero quinientos años después ya no hay lucha de poderes, ni colonialismos, ni desventajosos tratos de favor: ahora las imposiciones se convierten en tratados, y los viajes trasatlánticos son un continuo ir y venir de posibilidades a ambos lados del océano.

Una posición de embajador

La “madre patria” hace años que ejerce como tal, velando por los intereses de las distintas naciones amigas de Latinoamérica, y así se pretende conservar ese centenario título referente al comercio entre Europa y “las Américas”.

Así España pretende no sólo ser destino, sino intermediario entre las mercancías movidas desde el sur de América a otros destinos enlazados con Europa, y para ello no ha dudado en sacar músculo con una representación de hasta once autoridades portuarias en la Feria Internacional de Logística, Transporte de Carga y Mercancía Internacional que se celebra en la ciudad brasileña de Sao Paulo, la más importante de cuantas ferias se celebran en esta zona continental.

“La privilegiada situación de España respecto al resto de países de Europa la convierte en la puerta natural al continente”

Huelva, Bahía de Algeciras, Barcelona, Bilbao, Ferrol, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Tarragona, Valencia, Vigo y Vilagarcía de Arousa fueron los once representante portuarios que desplazaron su delegación a Brasil a defender unos intereses comunes representativos de todo el territorio estatal: desde el frente Atlántico tanto gallego como canario y andaluz, como la entrada mediterránea representada por Algeciras, el eje plenamente mediterráneo de Valencia y Cataluña y por último la cornisa cantábrica, representada por Bilbao.

Objetivo a corto plazo: aumentar las once toneladas de tráfico

Actualmente España mueve de Latinoamérica a Europa un total de once toneladas anuales que no quedan únicamente en puertos españoles, siendo el máximo objetivo tras esta feria internacional de Sao Paulo aumentar este número, pero no siendo el único. Además de estas once toneladas, España intercambia mercancía con los países latinos, tanto para importación como para exportación, un total de 44,4 millones de toneladas al año. Un número que parece presumible pero que deja a esta región americana en el cuarto puesto en cuanto a volumen de mercancías en puertos españoles.

“El margen de crecimiento de los números de mercancías movidas con América Latina aún es ampliamente aumentable, ya que representan el 11,5% del total de mercancías que pasan por España”

Europa por lógica cercanía, supone el principal “cliente” de los puertos españoles, con un 33% de mercancías. Le siguen en el ranking África con un 27,2 y Asia con un 17%. Si bien se pretende seguir subiendo estos porcentajes en estas regiones, el 11,5% de América del Sur parece insuficiente para tan histórica relación.

Brasil como país clave en las negociaciones

Pese a que se pueda pensar lo contrario, es Brasil y no cualquier otro país castellanoparlante, el mayor socio español a este respecto, con un total de 18,1 millones de toneladas anuales (casi la mitad del total de sudamérica), por lo que la celebración de este escenario de negociaciones común en una ciudad de un país tan importante en nuestro comercio, es clave para conseguir nuevas alianzas y mejor posicionamiento internacional.

Pero no sólo la representación portuaria es la que tiene “voz y voto”. El éxito de la actuación española en el escenario del comercio exterior depende en gran parte de otros actores como las reputadas empresas de transporte marítimo internacional que operan en nuestro país, y la constante revitalización de infraestructuras comunes como la del Canal de Panamá.

En definitiva, lo que España pretende es “sacar pecho” ante unos socios a los cuales la tradición y los intereses comunes los ha puesto históricamente “del mismo lado de la balanza”, y por tanto poder continuar obteniendo el beneficio común a ambas orillas del Atlántico, aumentando el gran puente que une a ambas civilizacion

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5