Aitana  

AitanaG (1124º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
AitanaG
13:47 el 26 octubre 2015

Hacia dónde apunta la nueva arquitectura en Barcelona

Ser arquitecto en Barcelona requiere cierta complicación psicológica. Barcelona es tradicionalmente una ciudad pionera en cuando a arquitectura se refiere: ha sabido recoger magistralmente cada estilo de cada época y transformarlo en algo personal, por lo que a día de hoy no vale construir “cualquier cosa” en la ciudad condal. ¿En qué estado se encuentra la arquitectura en Barcelona a día de hoy?

 

Una mezcla de tradición y modernidad

 

Barcelona tiene dos caras: la más tradicional, representada en el clasicismo de las casas señoriales que abundan por toda su geografía; y la más moderna donde el acero y cristal se han hecho fuertes. Entremedio por supuesto cabe señalar la corriente modernista que tanta fama dio a Gaudí y sus coetáneos, por lo que todo arquitecto que fije en Barcelona su campo de pruebas tiene más de una fuente de inspiración en el entorno que le sirva de apoyo a sus obras.

 

 

La funcionalidad bien presente

 

La tendencia de las últimas décadas ha ido de la riqueza decorativa imperante durante todo el siglo pasado, pasando por la opulencia que trajo consigo la era Olímpica, hasta unas líneas de construcción más simples y menos detallistas que se vieron fomentadas con las líneas de ahorro de recursos que trajo consigo la explosión de la crisis inmobiliaria.

 

Barcelona, como cuna creativa, no quiso no obstante sumarse al boom inmobiliario de cualquier forma, donde lo que más importaba era alzar viviendas de forma rápida y barata construyendo edificios simples de hormigón armado. Combinó las necesidades de habitabilidad con soluciones innovadoras en cuanto al aprovechamiento de recursos naturales, funcionalidad y diseño.

 

Espacios abiertos

 

Otra de las cualidades que se le atribuye a Barcelona es la de ciudad abierta: tanto a los visitantes como a sus propios habitantes. Es por ello por lo que la nueva arquitectura en Barcelona apunta hacia edificios que no repitan el fallo cometido años después de la proyección del Plan Cerdá y que supuso el cerramiento y la explotación comercial del interior de las islas urbanas que conforman el ensanche.

 

 

La filosofía Glòries

 

Todas estas características tienen su epicentro en la Plaza de las Glorias, que actualmente está viviendo una profunda remodelación. Es en esta plaza donde simbólicamente se puede hablar de ruptura con la era del hormigón imperante en anteriores décadas gracias a la deconstrucción del gran tambor vial que la tapaba por completo. En su lugar se ha proyectado una gigantesca plaza totalmente diáfana y flanqueada por hitos del diseño como lo son la Torre Agbar, el Disseny HUB, el TNC y el Nou Mercat dels Encants.

 

Estos cuatro ejemplos de la arquitectura más moderna, donde se mezclan elementos inspirados en las formas naturales, el clasicismo y la vanguardia, contrastan con la funcionalidad de las viviendas alzadas en el barrio de Sant Martí, resultando todo el conjunto una excelente receta sobre planificación urbana y nueva arquitectura

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5