AntonioSG (2901º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
AntonioSG
11:44 el 17 mayo 2011

Grifols y Talecris: rentabilidad para el inversor

Para completar el análisis fundamental de Grifols en 2010, intentaré aquí explicar las principales consecuencias de la compra del grupo estadounidense Talecris por parte de Grifols.
 
Empecemos por el principio. Creada en 2005 a partir de la división Bioscience de Bayer BP  y Precision Pharma Services, Talecris Biotherapeutics Holdings Corp. es una compañía especializada en la producción de fármacos biológicos derivados del plasma.
 
En 2009, la facturación de Talecris ascendió a 1.533 millones de dólares, siendo de 1.270 millones de la misma moneda la de Grifols. Sus mercados principales son Estados Unidos (66%), Canadá (14%) y Unión Europea (12%).
 
Según los documentos remitidos por Grifols, la fusión creará unas sinergias de unos 230 millones de dólares que se generarán progresivamente entre dos y cuatro años después del cierre de la operación. A partir del segundo año de dicho cierre, el BPA del grupo mejorará en torno al 30% y el endeudamiento se reducirá rápidamente debido a los buenos flujos de caja que se registrarán.
 
La compra ascenderá a 4.000 millones de dólares (3.300 millones de euros), que incluyen la deuda neta de Talecris, y se realizará de forma mixta mediante el pago en efectivo de 2.500 millones y otro pago en acciones sin derecho a voto de 900 millones (la deuda neta por tanto asciende a 600 millones de dólares o 495 millones de euros.).
 
Es difícil saber exactamente como le va a afectar al balance de Grifols la compra de Talecris hasta que la operación no se cierre definitivamente y el nuevo grupo comience a funcionar, pero lo que si sabemos es que los ratios de endeudamiento, solvencia y liquidez van a empeorar al menos en los primeros años.  En éste enlace podéis consultar más sobre el efecto del endeudamiento, lo que vamos a analizar aquí es la rentabilidad.
 
Tal y como he dicho anteriormente, Grifols afirma que el BPA crecerá en torno al 30% a partir del segundo año de cierre de la operación. Esta afirmación se hizo antes de que el ejercicio 2010 cerrase, es decir, con los datos de 2009, en el cual el BPA ascendía a 0,69€. Por supuesto, nominalmente el BPA variará al haber más accionistas, así que aquí lo que vamos a analizar es el valor relativo.
 
Pues bien, con el BPA de 0,69€ y el precio de cotización en este momento (17 mayo 2011 a las 10:28) que se sitúa en torno a los 13,35€, la empresa estaría cotizando a aproximadamente 19 veces beneficios. EL BPA de 2010 ha caído hasta los 0,54€, lo que significaría que la empresa cotizaría a 24 veces beneficios. Con los dividendos de 2009, 0,28€, la rentabilidad por dividendos sería del 2%.
 
Vamos a hacer un ejercicio de suposiciones: vamos a suponer que es verdad que el BPA crece un 30% a partir del segundo año y vamos a suponer que hasta entonces, el BPA no decae y se  mantiene igual que el de 2010. Vamos a suponer que mantiene el mismo Pay-Out en todos los ejercicios que el que ha tenido en 2009, un 40%. Y vamos a suponer que el precio por acción se mantiene al nivel actual. La cosa quedaría así:
 
* BPA, dividendos y cotización: repito, nominalmente variarán, lo que nos importa es ver la variación relativa en los demás ratios.
 
Vamos a suponer que un inversor compra hoy mil acciones de Grifols como una inversión financiera a seis años. Compra 1.000 acciones a un precio de 13,35€, es decir, 13.350€. Vamos a suponer una inflación interanual del 3,8%, igual que el último dato publicado por el INE. La rentabilidad del accionista, si, una vez finalizados los 6 años vende las acciones al mismo precio al que las compró, se situaría en torno al -5,4%, es decir, no solo no recupera el valor de lo invertido sino que además perdería uno 745€. La demostración es la siguiente:
 
  • La suma de los dividendos obtenidos durante los 6 años que dura la inversión serían 2.298€. Si durante cada uno de esos años la tasa interanual de inflación se hubiese mantenido en el 3,8%, el valor real de esos dividendos sería de -745€, pues la rentabilidad nominal obtenida habría sido menor que la revalorización real del dinero inmovilizado en la inversión.
  • Al finalizar los 6 años, vendemos las acciones. Vamos a suponer que se han revalorizado al mismo nivel que lo ha hecho la inflación, por lo que las vendemos al mismo importe real que nos han costado.
  • El importe real recuperado, por tanto sería de: 13.350€ - 745€ = 12.605€. El nominal sin embargo ascendería a 13.350 + 2.298 = 15.648€
  • La rentabilidad real sería por tanto del -5,4% aproximadamente.
 
De todos modos, el ejemplo aquí mostrado solo sirve de ejemplo, ya que yo al menos soy totalmente incapaz de predecir ni el valor en bolsa que tendrá Grifols dentro de 6 años, ni sus resultados reales, ni la evolución de la inflación, ni siquiera si el mundo seguirá siendo mundo.
 
Si alguien tiene un cálculo más preciso, otro punto de vista o cree que me he saltado algún detalle, que lo comparta.
 
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
4 comentarios
1 vez compartido

Gracias por tu aportación.

Pero bueno, no todo tiene por qué ser a medio/largo plazo. Se puede especular con el valor mientras tanto y sacarle una buena tajada.

buen articulo marcos muchas gracias
De nada, pero es de AntonioSG, no mio :)
ya marcos se que este articulo es de antonio
 Comentar

Últimos artículos del blog de AntonioSG

Value Investing o buscando gangas en el IBEX35
4 Comentarios
Grifols y Talecris: rentabilidad para el inversor
4 Comentarios
Grifols, situación en 2010
4 Comentarios
Indra, análisis fundamental
3 Comentarios
Para principiantes: desmontando una ampliación de capital liberada
3 Comentarios
Ferrovial, análisis bursatil
4 Comentarios
Gas Natural, análisis bursátil
0 Comentarios
Acciona, análisis bursátil
0 Comentarios
ACS, situación en 2010
2 Comentarios
Acciona, situación en 2010
0 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5