BENITO (50º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
BENITO
00:42 el 01 marzo 2011

¿Sera verdad que por fin va a reaccionar la renta variable japonesa?

Es la "eterna" promesa

http://www.invertia.com/noticias/articulo-final.asp?idNoticia=2481390

Michael Wood-Martin, gestor de Henderson Horizon Japanese Equity Fund

Michael Wood-Martin: “La renta variable japonesa es muy atractiva”

Tras un largo periodo de ajuste, en el que el país se ha asociado a la deflación, el reloj de Japón ha dado la vuelta, según Michael Wood-Martin. Los inversores extranjeros están empezando a mostrar de nuevo interés por la renta variable japonesa, y la Bolsa está cotizando en sus valoraciones más bajas desde hace muchos años y a niveles comparables con los ratings de otros mercados maduros, según el gestor del fondo Henderson Japanese Equity Fund.

Lunes, 28 de Febrero de 2011 - 9:27 h.

Las ganancias de las empresas se están recuperando fuertemente después de la recesión económica global gracias a la vitalidad de las exportaciones y hay signos de que la actividad en la economía doméstica se está recuperando también.

Michael Wood-Martin es gestor del fondo Henderson Japanese Equity Fund y uno de los Directores de Renta Variable Japonesa en Henderson Global Investors. Se incorporó a la empresa en 1987 después de licenciarse en Administración de Empresas por la Universidad de Dublín y ha trabajado varios años fuera de Tokio para conocer el mercado de valores. En septiembre de 1991 asumió la responsabilidad del Henderson Japan Fund y en ese momento también se mudó a Japón para trabajar desde la oficina de Henderson en Tokio. En 1995 regresó a Londres y sigue gestionando renta variable japonesa.

—Tras dos décadas bajo mínimos, los inversores comienzan a fijarse en Japón ¿Cuáles son los factores que han despertado este interés?
—Las últimas dos décadas han visto un largo período de ajuste para la economía japonesa después del estallido de su propia burbuja financiera, tras los excesos de los ochenta. A lo largo de los noventa y del 2000, la economía apenas creció y todo el crecimiento provino del sector de las exportaciones. En el apartado doméstico, los tiempos fueron duros: los precios de los activos inmobiliarios cayeron bruscamente, los préstamos bancarios se contrajeron y la Bolsa cayó. Pronto el término deflación se convirtió en sinónimo de Japón y todo lo malo fue asociado con el país. Los inversores en renta variable, tanto domésticos como extranjeros, coquetearon con el mercado pero, al final, Japón se convirtió en agua estancada en cuanto a la inversión y otros destinos más interesantes de Asia atrajeron la atención. Se dice que el tiempo cura las heridas y en Japón el reloj ha dado toda la vuelta. Mientras otras economías han sufrido su propia crisis financiera en los últimos años, Japón ha ido lentamente ocupándose de sus propios negocios, reconstruyendo su sector bancario y centrando los esfuerzos en aumentar la responsabilidad corporativa. Las ganancias se están recuperando fuertemente después de la recesión económica global gracias a la vitalidad de las exportaciones y hay signos de que la actividad en la economía doméstica se está recuperando también. El sector de la vivienda ha sido un área que el gobierno ha intentado estimular con poco éxito. Datos recientes demuestran que la recuperación está finalmente en marcha. Esto es un hito importante pues la salud del sector inmobiliario es vital para el fortalecimiento inherente de la economía global. El crecimiento continuo en el sector de la vivienda debería dar lugar a un camino normal de recuperación para la economía incluyendo un nivel más alto de consumo, una progresión bienvenida, pero que ha eludido a Japón por muchos años.

—¿Cómo afecta a las inversiones el peso de la moneda? —La solidez del yen ha sido un viento en contra para la economía, aunque las compañías relacionadas con la exportación han manejado tal desventaja bien pues los beneficios están creciendo mucho. El crecimiento voraz en el rendimiento de los bonos extranjeros debería al menos detener las presiones al alza sobre el yen y aliviar las fuerzas deflacionarias dentro de Japón. Otro punto positivo radica en que dado que las perspectivas de crecimiento se están revisando al alza, esto ha llevado a alguno de los analistas más pesimistas sobre Japón a revisar también al alza sus pronósticos sobre la economía nipona con una contribución mayor procedente del sector doméstico. Por su parte, la política monetaria debería seguir siendo acomodaticia permitiendo por tanto el crecimiento de la economía.

—¿Hay potencial en las compañías japonesas?
—La Bolsa ha tenido relativamente pocos amigos durante muchos años en los que las ganancias de los valores procedían en gran parte de la apreciación de la moneda. Los esfuerzos hechos por el sector corporativo han sido poco reconocidos, pues la rentabilidad está mejorando mientras que el compromiso con los dividendos y los “share buy-backs” está aumentando. El esperado recorte fiscal corporativo (del 40% al 35% en abril de 2011) debería fortalecer más los pronósticos de ingresos y la competitividad de las compañías. Todo esto hace que la Bolsa se esté cotizando en sus valoraciones más bajas desde hace muchos años y a niveles comparables con los ratings de otros mercados maduros. El “dividend yield” es ahora comparable con el de S&P US, con muchas “blue chips” que están cosechando buenos rendimientos. Los inversores abandonaron la renta variable japonesa por otras más interesantes en otras partes de Asia. Sin embargo, esta corriente podría estar cambiando pues los inversores extranjeros están empezando a mostrar un nuevo interés por la renta variable japonesa, mientras que los inversores minoristas domésticos han destinado más dinero al mercado en las últimas semanas. Podría ir mucho más dada la falta de asignación con el mercado de renta variable durante mucho tiempo. Los inversores extranjeros siguen infraponderando su habitual “benchmark” EAFE mientras que los inversores individuales domésticos siguen teniendo altas posiciones de liquidez. Otras evidencias de que la economía doméstica está mejorando ayudada por el crecimiento en el sector exterior deberían fortalecer el atractivo de la renta variable japonesa.

—¿Cuál es el enfoque de inversión del Japanese Equity Fund?
—La filosofía de inversión Henderson Horizon Japan Fund se basa fundamentalmente en buscar crecimiento a un precio adecuado. El gestor utiliza un enfoque “bottom-up” para identificar valores que, a su entender, cotizan por debajo del nivel al que se espera verlos en dos o tres años. Así, prefiere adoptar una estrategia de "comprar y mantener", enfocándose a la probable evolución a medio y largo plazo en lugar de simplemente buscar oportunidades a corto plazo. Esto supone trabajar como equipo cerca de los analistas de "sell side", así como visitar compañías de forma regular para formular puntos de vistas sobre las empresas y sobre el atractivo relativo de las inversiones.

—¿Cual es la filosofía a la hora de seleccionar los valores?
—Las empresas son añadidas a la cartera sobre la base de la valoración y toda empresa es medida tanto frente a su sector como al mercado en general. Las compañías son monitorizadas de manera constante para asegurarse de que se han seleccionado los valores correctos para incluirlos en la cartera o para asegurarse de si existen candidatos más elegibles para entrar en consideración. La cartera está compuesta por una lista concentrada de unos 30 títulos, sin embargo, refleja diversificación dentro del mercado tanto en lo que concierne a sectores como a tamaño. Con todo, el fondo tiene sesgo GARP y es flexible tanto en lo que se refiere a la asignación sectorial como a la capitalización, invirtiendo en compañías tanto grandes como pequeñas. El año 2010 fue duro para la renta variable japonesa que se vio acosada por los temores de deflación global y por una divisa fuerte. Tras iniciar el año con un equilibro positivo, unos bajos rendimientos de los bonos y un yen fuerte hizo que el mercado cayera. Cuando el mercado de bonos cambió y el yen se debilitó, los mercados de renta variable experimentaron un agudo rally. Las ganancias de las acciones japonesas proceden más de las divisas que de ganancias en los precios de los títulos.

—¿En qué sectores se están concentrando las mayores apuestas?
—El fondo ha mantenido su posición anticipando una economía más fuerte en los próximos años con un énfasis en sectores domésticos. Ell sector financiero y el sector de servicios son las dos áreas con mayor asignación. El sector financiero tiende a obtener sólidos rendimientos a medida que la actividad económica repunta. Las cuestiones sobre los in

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5