BULB (10097º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
BULB
13:27 el 26 marzo 2015

ATENCIÓN AL BIS!, PATRÓN DE BANCOS CENTRALES. NASDAQ 100.

Este reciente  informe del Bank of International Settlements -BIS- analiza la relación histórica entre inflación de precios e inflación de activos, con la marcha del crecimiento económico en los últimos 140 años y en 38 economías diferentes.

El estudio no ha encontrado evidencia de que la deflación de precios per sé sea mala para el crecimiento, pero sí ha detectado que existe un vínculo más directo entre economía y deflación de activos.

“Concerns about deflation – falling prices of goods and services – are rooted in the view that it is very costly. We test the historical link between output growth and deflation in a sample covering 140 years for up to 38 economies. The evidence suggests that this link is weak and derives largely from the Great Depression. But we find a stronger link between output growth and asset price deflations,particularly during postwar property price deflations. We fail to uncover evidence that high debt has so far raised the cost of goods and services price deflations, in so-called debt deflations. The most damaging interaction appears to be between property price deflations and private debt.”

El BIS es la entidad que aconseja y supervisa la acción de los Bancos Centrales, es el Patrón o Banquero de los Bancos Centrales, en cuyo consejo están sentados personalidades como Mario Draghi -BCE- o William Dudley -FED-.

Ambas personalidades responsables, en distinta medida, de la brutal reflación de activos promovida por los Bancos Centrales.

El patrón viene alertando desde hace meses de que excesos de actuación, políticas ultra expansivas y QEs disparatados, están corriendo el riesgo de estar permitiendo a los gobiernos ganar tiempo y aplazar, no adoptar, las medidas estructurales necesarias para reconducir la situación económica.

En su informe de 29 de junio de 2014, el BIS afirma:

“it is hard to avoid the sense of a puzzling disconnect between the markets’ buoyancy and underlying economic developments globally”.

“It will be difficult to ensure a smooth normalization”.

“The predominant risk is that central banks will find themselves behind the curve, exiting too late or too slowly.”

Muy recientemente, en esta breve nota emitida por Jaime Caruana, presidente del BIS, el pasado 15 de marzo, advierte sobre lo negativo de la dependencia del mercado de los Bancos Centrales, así como un reconocimiento insólito a la incapacidad para anticipar expectativas de inflación: 

“The dependence of markets on central banks, however, carries the risk of sharp market corrections and evaporating market liquidity, if and when expectations of central bank support are disappointed or are being questioned”.

“while we should be alert to deflation risks, we should also be mindful of the risk of overreacting. Understanding the drivers of disinflation is critical to understanding its potential costs. And we do not have a good handle on how long-term inflation expectations are formed”

Es una manifestación expresa de la carencia de medios para alcanzar a entender cómo se produce la formación de expectativas de inflación y motivo del BIS para estimar elevadas las posibilidades de los Bancos Centrales actuando “detrás de la curva” como un riesgo predominante.

A tenor de las realidades y débil coyuntura económica, no parece arriesgado afirmar que la reflación de activos está para quedarse, al margen de ajustes temporales o correcciones de precios.

La inflación podría ser un problema para el escenario anteriormente descrito, pero a día de hoy no hay signos que atisben amenazas. Presumiblemente, la inflación sí será un problema de futuro.

Los testigos naturales que anticipan presiones inflacionistas, incremento de salarios o velocidad de circulación del dinero, permanecen adormecidos y no suponen de momento amenaza ni, por tanto, riesgo de política monetaria corriendo “detrás de la curva”.

Siempre con permiso de la inflación, la subida de tipos que tanto teme el mercado no irá más allá de unos puntos básicos, y se producirá con dos objetivos. Uno, calmar la euforia especulativa. Dos, la FED debe recuperar alguna herramienta ortodoxa, se ha quedado sin munición, para poder actuar en el momento que la inflación, o un shock -cisne negro-, amenace en serio.

El mercado de acciones respondió ayer de forma muy contundente tras conocer la inesperada debilidad del dato de Ventas de Bienes Duraderos (debido al mal tiempo!… siguen diciendo algunos expertos) y el impacto que tendrá en el PIB del trimestre que la semana próxima termina.

Los inversores vendieron acciones al ritmo más acusado del año, provocando una de las caídas más severas del año, el Nasdaq perdió un 2.3%.

Desde la perspectiva técnica, el descenso se produjo dibujando pautas intradiarias perfectas de cinco ondas, al cierre quedaron peligro las medias móviles de 50 sesiones, así como las directrices inferiores de tendencia de las figuras desplegadas desde los mínimos del mes de octubre. 

NASDAQ 100, diario

NASDAQ 100 diario

 

 

 

 

 

 

Las estrategias sugeridas para a aprovechar la vulnerabilidad del mercado está comenzando generar una cómoda rentabilidad contra un nivel de riesgo predeterminado prácticamente inexistente.

La rentabilidad esperada ronda el 20%, según casos, y aún es momento idóneo para aprovechar la coyuntura.

Interesados en recibir más información y más concreta sobre mercados, gráficos, estrategias… suscríbanse al blog! por sólo €0.67 / día (€60 al trimestre). Colaborarán en su mantenimiento. Gracias.

Información en cefauno@gmail.com

 Twitter: @airuzubieta

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5