Carlos López Gándara  

Civis (457º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Civis
22:56 el 03 agosto 2010

Qué compraría Peter Lynch en España (parte 1)

Peter Lynch (1944) es uno de los inversores más exitosos de todos los tiempos. Sus años al frente del Magellan Fund (1977-1990) le reportaron un increíble 29% anual de media, batiendo al mismísimo Warren Buffett, sí sí, Warren Buffet, aunque, eso sí, durante un periodo "corto" de tiempo (13 años de Lynch frente a toda la vida de Buffett).

El estilo de inversión de Peter Lynch es el value investing, focalizado, en su caso, en buscar empresas castigadas por estar mal vistas por el "consenso" de los analistas. Durante su etapa como gestor del Magellan Fund, publicó "One Up on Wall Street", un libro en el que explicaba cómo un inversor particular puede emular a un gestor de fondos exitoso, siempre y cuando invierta sólo en lo que entiende y no se deje llevar ni por las modas ni por el pánico vendedor.

La parte más interesante del libro es, a mi juicio, un capítulo en el que describe las trece características que debería tener la empresa perfecta para invertir. Trece características lo más alejadas posible de las modas, del consenso de los analistas o de cualquier cosa que llame la atención. En este post y en los dos próximos, presentaremos estas trece características junto con algún ejemplo de empresas españolas que cumplan con ellas, para acabar con un ejemplo de una compañía española que cotiza en bolsa y cumple con casi todas:

PRIMERO Y FUNDAMENTAL. La empresa perfecta para invertir tiene que tener un nombre que no sea atractivo o, incluso mejor, que sea ridículo.

Una empresa que esté infravalorada no puede llamar la atención y tiene, incluso, que provocar cierto rechazo. Esto es fácil que ocurra si la empresa tiene un nombre que roce lo absurdo. En España, sería el caso de LINGOTES ESPECIALES, MIQUEL Y COSTAS & MIQUEL o de PAPELES Y CARTONES DE EUROPA.

SEGUNDO. La empresa perfecta se dedica a algo que no es atractivo.

Las empresas de energías renovables, de biotecnología o de nanomateriales son tan atractivas por sí solas que suelen estar sobrevaloradas. Por el contrario, a nadie le atrae una empresa que fabrique máquinas expendedoras (AZKOYEN), envoltorios para carne (VISCOFÁN) o que su principal fuente de ingresos sea imprimir periódicos regionales (VOCENTO). Sólo hay una diferencia: fabricar envoltorios para carne da dinero y la biotecnología no.

TERCERO. Hace algo desagradable.

Siguiendo la búsqueda de empresas infravaloradas, si en lugar de no ser atractivo, el objeto social de la empresa es desagradable, mejor que mejor. ¿Hay algo más desagradable que dedicarse a la vigilancia (PROSEGUR), a producir supositorios (ROVI) o a organizar funerales (FUNESPAÑA)?

CUARTO. Es una spin-off.
Este es el único de los trece puntos en el que no estoy de acuerdo. En la actualidad, pienso que normalmente las empresas grandes que sacan al mercado una filial lo hacen para timar a los pobres incautos que acuden a la OPV. Si tan buena es la filial, ¿para qué quieren venderla? Es el caso de IBERDROLA RENOVABLES.
(continuará)
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
3 comentarios
0 vez compartido
Cuando tengamos las nueve restantes, daremos nuestra opinión del tema, algo de razón tienen en lo leido.
Que conste que he pensado el Lynch esta mañana al comprar Jazztel.No se si será de las suyas.Simplemente he aumentado,un poquito,mi pequeña  posición en élla.

y la segunda parte?

Animo.

Gracias

 Comentar

Últimos artículos del blog de Civis

Vocento: cuando nada puede ir peor, irá a mejor, diga lo que diga Murphy
2 Comentarios
Qué compraría Peter Lynch en España (parte 1)
3 Comentarios
Corporación Alba: se regala holding
10 Comentarios
Pufos (I): Renta 4 Renta Fija Euro
3 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5