www.clusterfamilyoffice.com  

ClusterFamilyOffice (169º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ClusterFamilyOffice
10:15 el 12 mayo 2014

Multi-Family Office. Gestión integral de Patrimonios.

Perder como inversor lo ganado como empresario.

El hecho de triunfar como empresario no implica ser también hábil en la inversión del dinero generado en la empresa. Ni en la gestión del excedente de la tesorería dentro de la propia compañía, ni en la gestión del dinero ya extraído fuera de la empresa. De hecho, desde nuestro conocimiento de muchas Familias empresarias, os podemos asegurar que habitualmente los empresarios más brillantes son pésimos como inversores.

Casi siempre dejan temerariamente en manos de la banca la misión de invertir el dinero sobrante, craso error que siempre acaba mal. Y ante los errores cometidos y disgustos sufridos al realizar inversiones "financieras" fuera de la empresa, los empresarios suelen plegar velas y abusar de la reinversión de los beneficios en el negocio familiar. Por ello, paradójicamente, los más brillantes empresarios caen en el error del viejo dicho de poner todos los huevos en la misma cesta. A veces el "abuso" de la concentración patrimonial en la empresa tiene un final feliz, ya que esa reinversión sistemática y compulsiva contribuye a un mayor crecimiento del negocio. Pero en la mayoría de casos, una prudente diversificación del patrimonio familiar en inversiones en otras empresas, cotizadas o no, y también en inmuebles, asegura una mayor resiliencia patrimonial. La diversificación garantiza una mayor seguridad ante potenciales crisis que puedan afectar al sector, al país, a los sucesores, etc., asegurando por tanto un crecimiento patrimonial mayor para las generaciones siguientes.

El problema es que los empresarios -salvo honrosas excepciones- suelen considerar las inversiones monetarias que no se reinvierten en el propio negocio, como un tipo de inversión que no va con ellos, que desconocen, y para la cual necesitan confiar en sesudos banqueros y especialistas del mundo de las finanzas (sic).  Los empresarios hacen una distinción totalmente errónea y letal de lo que es el negocio empresarial y la inversión financiera. Creen que la bolsa, el private equity y los fondos de inversión son animales distintos a la empresa, al negocio familiar que los empresarios conocen tan bien. Y no es su culpa malinterpretar la realidad, ya que son los propios bancos y medios de comunicación financieros quienes se encargan de convencerles a diario de que para invertir en estos activos financieros "hay que saber". Les marean con tecnicismos, análisis técnicos, análisis macros, estructurados, tendencias, mercados, commodities, divisas y un sinfín de vocabulario y productos que realmente son totalmente ajenos al mundo de la empresa.  Y lo peor de todo es que los propios especialistas y banqueros realmente creen que las inversiones financieras no son más que eso, un complejo y aleatorio mundo ajeno a la empresa: " Ahora por fin he dejado las bolsas y me dedico a la economía real", nos confesó un ex-banquero hace unos meses y os lo comentamos en el artículo titulado " No es un trimestre ni un año. Es toda una vida inversora". ¿Como van a ser buenos asesores quienes manejan el dinero de otros apostando en activos que consideran alejados de la "economía real"?

A pesar del ruido y los tecnicismos bancarios que distorsionan el mundo de la inversión,  invertir es y debe ser lo mismo que emprender y gestionar un negocio, y debe hacerse con la misma mentalidad de empresario. Como Warren Buffett suele decir, para triunfar como inversor no hace falta ser muy inteligente, simplemente ser riguroso, saber analizar un balance contable, y el tiempo hará el resto. Olvidémonos de estructurados, divisas y análisis técnicos, que nos alejan de la economía real y nos arrojan a las puertas de meros casinos especulativos. Los árboles de los Mercados y especulación financiera no nos deja ver el bosque de la Inversión en empresas.  La inversión en los Mercados debe realizarse como cualquier otra inversión empresarial que hagamos. No debemos perder de vista que debemos invertir en buenos negocios a precios atractivos. Y ese es el análisis que debemos realizar antes de comprar cualquier acción, cotice en bolsa o no (private equity).  Sólo así,  prescindiendo del ruido de las tendencias, los timings y el cortoplacismo, conseguiremos crear Valor en nuestras inversiones, del mismo modo que conseguimos generar cada año mayor Valor en nuestra empresa.  Todo lo demás nos aleja de la creación de Valor a largo plazo, y nos acerca peligrosamente a la ruleta.  

¿Qué importancia tiene la cotización de cualquier producto que nos venda el banquero de turno, si el subyacente no es un buen negocio comprado a buen precio? Si no lo es, estaremos simplemente apostando en una tragaperras en la que sólo podemos ganar temporalmente. Un espejismo que hará que confundamos aún más la ludopatía con la inversión, y que hará la caída aún más dura. En cambio, si hemos tenido el acierto o la suerte de dar con una buena inversión, o sea un buen negocio a buen precio, poco nos debe importar su cotización a corto plazo (a no ser que ésta sea manifiestamente superior al valor real que le calculamos a esa inversión, en cuyo caso deberíamos venderla rápidamente y celebrar por todo lo alto ese golpe de suerte).

¿Acaso no hacemos lo mismo cuando se trata de nuestro negocio?  Poco nos importa la valoración diaria (o trimestral o anual) de nuestra propia empresa si genera buenos beneficios y crece año tras año. Sólo le importa la oscilación de la cotización a corto plazo a aquél que no sabe en lo que está invirtiendo. Porque si con nuestra mentalidad de buen empresario sabemos perfectamente que hemos invertido en un buen negocio, su cotización en bolsa, por debajo o cercana a su Valor actual real, pierde todo el interés. Releed la frase de la foto que encabeza este post.

Por tanto, los empresarios harían bien en cambiar de chip, y comenzar a pensar en invertir sus excedentes de tesorería y su dinero externo a la empresa en otros negocios, diversificando adecuadamente. Pero siempre conociendo y valorando como empresario las compañías de las cuales va a comprar acciones. Tratando de participar en esas compañías siempre a largo plazo, como buen empresario que posee diversos buenos negocios. Jamás como una apuesta financiera en mercados cuyos misterios sólo saben descifrar sesudos banqueros y analistas (que presuntamente "saben", claro).  Eso no es invertir sino apostar y pagar jugosas comisiones por doquier. Y en esas apuestas los buenos empresarios pierden la mayor parte del dinero que sacan de sus empresas, acabando escarmentados y reinvirtiendo más de lo prudente en su propio negocio, como hemos dicho al principio.

Llegados a este punto la pregunta que se harán muchos empresarios es la siguiente:  Si mi negocio ocupa todo mi tiempo laboral ¿de dónde saco tiempo, información y conocimientos contables para analizar correctamente otras empresas en las que invertir? A lo sumo podría analizar, invertir en una o dos empresas más, que pueda conocer a fondo personalmente y seguir de cerca. El universo pues se limita al entorno personal, a un escasísimo número de inversiones que seguirían concentrando mucho el riesgo, en número, sectorial y geográficamente. Y ahí es donde entran en escena los fondos de inversión, que es el lugar donde encontraremos a los peores (los que más abundan), pero también a los mejores analistas invirtiendo en centenares miles de empresas de todo tipo y en todo el mundo. Pero ojo!  Debemos seleccionar exclusivamente los fondos cuyos gestores inviertan bajo el criterio de perseguir la generación de Valor empresarial. Sin embargo con eso no basta, puesto que, al igual que sucede con los empresarios, de gestores de fondos con esa filosofía de inversión los hay  brillantes, buenos, mediocres, malos y de juzgado de guardia. Ni que decir tiene que debemos seleccionar exclusivamente los más brillantes. ¿Cómo? Bueno, la selección de fondos/gestores es todo un arte y aquí sí que los empresarios necesitan a alguien que les enseñe a analizarlos y seleccionarlos correctamente. Y previamente que ese alguien les facilite el acceso a la información de los mejores existentes.  Hay que escarbar mucho y tener acceso a poder invertir en fondos de todo el mundo, ya que la inmensa mayoría de los que trata de vender la banca, pertenecerían al apartado de entre malos y de juzgado de guardia. Pero de las miserias de la banca ya hemos hablado en multitud de ocasiones y no añadiremos más leña al fuego.

No deja de ser aberrante que algo tan próximo al mundo empresarial como la compra de acciones de otras compañías (cotizadas o no en los mercados de acciones o bolsas), haya sido tan distorsionada por los intermediados financieros que la mayoría de empresarios no la reconozcan como una inversión empresarial.  Alejémonos pues de todo ese ruido distorsionador y volvamos a las raíces de la participación en negocios a través de los mejores analistas de empresas.  Gestores de fondos brillantes que han demostrado durante décadas que saben valorar y seleccionar los mejores negocios del mundo para sus carteras.

En definitiva, la diferenciación entre inversión empresarial y financiera, no debería existir. Porque si perdemos de vista que en el mundo de las finanzas debemos invertir también en negocios, cotizados en bolsa o no, caeremos en manos de la ludopatía de los Mercados. Si en cambio conseguimos invertir el excedente de nuestro negocio en otros negocios con la misma mentalidad y conocimientos empresariales, nos alejaremos del casino bancario, blindaremos nuestra fortuna en el largo plazo, y nos aproximaremos más a los mejores inversores/empresarios del planeta, léase Buffett, Fisher, Templeton, etc.  Porque un empresario brillante debe, por definición, también poder ser un inversor brillante. Sólo le hace falta una ayuda externa para saber encontrar y seleccionar los mejores gestores, y tener el rigor de ignorar completamente al resto de intermediarios financieros que pertenecen al mundo de las apuestas y la comisión. No al de la inversión.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
17 comentarios
4 veces compartido

Totalmente de acuerdo. De lo mejor que he leído últimamente.

Muchas gracias Fanguillas. Un saludo.

Tienes toda la razón, hay que saber gestionar bien las dos vertientes.

No puedo estar más de acuerdo.

Sé de empresarios, que desconociendo el mundo de la inversión y no fiándose de los mercados por no entenderlos, los excesos de tesorería los invirtieron en inmobiliario. Y como que lo hicieron bastante antes de la burbuja, no les fue mal.

Hoy, que se habla más de inversión, como que el empresario ni suele ser tonto ni confiado, pienso que optará por asesorarse, al igual que lo ha venido haciendo fiscalmente.

Gracias Esteban, aunque precisamente lo que defendemos es que ambas actividades (empresarial e inversora) se realicen bajo un mismo criterio, como si se tratase de la misma vertiente empresarial.

Mmfpam, lamentablemente aún hay muchos que siguen desconfiando también del asesoramiento independiente. Y no les culpo, puesto que en su mayoría no son más que ex-banqueros que han pasado simplemente de vender productos especulativos mediocres monomarca a multi-marca, pero siguen totalmente alejados del concepto de inversión empresarial. Los banqueros/ex-banqueros que ven los Mercados como un lugar donde poder adquirir buenos negocios a buen precio son una rara avis, desgraciadamente, puesto que su perfil está muy alejado del de empresario. Trabajen en banca o trabajen como asesores independientes, suelen ser igualmente ajenos a la inversión en buenos negocios.  Y no transmiten otra cosa a sus clientes, aunque éstos sean brillantes empresarios.  Como decíamos, los árboles de la especulación de los Mercados les impide ver el bosque de la inversión en negocios.

Saludos!

Por incordiar un poquito. Hay que ver lo fácil que se le endosa a la banca sus propias miserias y las del prójimo para reivindicarse uno mismo. ¿Dónde estaría la gran mayoría de los que forman el Cluster si no hubiera sido por los banqueros y ex-banqueros que hoy desprecian? Buenos y malos hay en todas partes. Además hay mucha competencia en ambos grupos, e inter-grupos. Por seguir incordiando, interesante cuando en el primer párrafo dice: "... ni en la gestión del dinero ya extraído fuera de la empresa."

 

McBraulio, no entiendo bien a qué viene esa pregunta ni a qué te refieres mencionando el párrafo. Si me lo explicas un poco mejor te podré responder. 

saludos!

@mcbraulio, habrás conocido algún asesor bancario bueno. Yo llevo 35 años de empresario, conocido 5 o sais bancos diferentes y son unos ignorantes, por no decir lo que han hecho a familiares y amigos, con preferentes, subordinadas, acciones de CAM o Bankia... sin palabras

@ClusterFamilyOffice

Si ha leído dos veces la pregunta y no la ha entendido es que no la he formulado bien. O tal vez la pregunta debió ser una exclamación.

@fanguillas

Una lástima que en sus 35 años como empresario sólo haya conocido ignorantes. No sea tan duro con éllos, que nunca se sabe quién puede figurar en nuestro balance en el futuro.

 

Sigo sin comprender tu cementario Braulio, lo lamento. Pero entiendo que te has sentido ofendido por el menosprecio que tenemos al oficio de asesores bancarios, quizá por alguna vinculación personal que puedas tener. Si es así, lo siento. Pero nuestra experiencia con esos "profesionales" es tan dilatada como negativa (mucho de ambas cosas). Seguro que deben haber excepciones, pero desgraciadamente no hemos encontrado ninguna digna de mención en décadas. El modelo de negocio de la banca, especialmente la española, tal y como está diseñado, es incompatible con el buen asesoramiento y el velar por los intereses de sus Clientes. Es lamentable pero es así, y los que progresan jerárquicamente en las entidades bancarias son precisamente los que velan más por los intereses del banco y menos por el de sus Clientes, con lo cual la perversión del servicio es inevitable. Quien haga lo contrario no tiene ningún futuro en banca. De todos modos, te repito que lo siento, si te has sentido aludido.

Saludos!

Completamente de acuerdo con @Cluster. También te pido disculpas Braulio si estás ligado a la banca. Pero fíjate que les he llamado ignorantes, no buenas o malas personas.La mayoria de los empleados de banca no conocen los productos que tienen, solo venden lo que les ordenan. Ejemplo muy reciente:

Hace un año le dieron una premio a mi hija de 3000 euros. Como no llegaba para ponerlo en Bestinfond y las bolsas están en máximos, decidí meterlo en algo de renta fija temporalmente. Pedí información en La Caixa. Casi me da la risa. después de discutir con el subdirector, el director, el interventor sobre lo que me quería colocar no tenían ni idea de que tenían un fondo de renta fija llamado Fonstresor en el que llevo una rentabilidad del 10% en este año.Para que veas

Muy interesante el artículo y la discusión. Todos deberíamos de mirarnos el ombligo pero es verdad que la banca ha llevado a cabo ciertos abusos de los que espero estén aprendiendo.

Totalmente de acuerdo,Cluster. Los mercados y especialmente la bolsa són una extensión de la empresa. Los bancos y sus asesores parasitan esta relación todo lo que se les permita.Su negocio es generar comisiones y actividad a veces innecesariamente. Comprar una cartera de buenos negocios (acciones) y mantenerla durante años es una estrategia que funciona tanto para el empresario como para el inversor.

Exacto Quixote1. Y además el empresario y el inversor pueden ser perfectísimamente la misma persona. De hecho todos deberíamos ser (buenos) inversores, incluídos por supuesto los empresarios.

 

@ClusterFamilyOffice

Mi experiencia me dice que para disponer y/o gestionar un Family Office se ha tenido que contar, y mucho, con la banca. Arribistas y comisionistas profesionales los hay en todas las profesiones y asociaciones, pero no merecen la pena pararse en el detalle.  

  @fanguillas

Curioso lo suyo. Vd quería poner el dinero de su hija en Bestinfond y se queja de La Caixa.

 

Fanguillas:

Con todo respeto.......nadie obliga a comprar un producto cuando uno solicita asesoramiento.

Es lógico pensar que la última persona a la que yo preguntaría sobre si necesito un corte de pelo es mi peluquero.

Con todo no creo que a nadie (persona mayor o joven) se le ha obligado a subscribir preferentes ,ni a subscribir un crédito con garantía hipotecaria.

 

Braulio, creo que tu experiencia es muy distinta a la nuestra. Te puedo asegurar que más que "contar, y mucho, con la banca" hemos tenido que sufrir mucho a la banca :) 

Saludos!

 Comentar

Últimos artículos del blog de ClusterFamilyOffice

Cuando la Democracia cambió el Mundo: Más América y menos Europa
0 Comentarios
Winter Is Coming...
0 Comentarios
Los Estados Unidos de Europa van tomando forma..
0 Comentarios
Ya está aquí la UE a 2 velocidades...
4 Comentarios
¿Preparando los writedowns selectivos de deuda?
5 Comentarios
Darwin y los intereses negativos
0 Comentarios
Deutsche Bank: The Big Short para algunos hedge funds
0 Comentarios
La filtración del proyecto del Superestado Franco-Alemán
0 Comentarios
Si el Bremain hubiese ganado
0 Comentarios
Es urgente esperar (y saber qué se espera)
2 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5