Conecta Capital  

ConectaCapital (217º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ConectaCapital
10:07 el 19 abril 2013

http://conectacapital.com

Francia nada contracorriente en la eurozona

Wall Street Journal - 18.04.13

Todas las economías afortunadas lo son por igual; todas las economías desafortunadas lo son cada una a su propio modo. Francia ha evitado la suerte de Grecia, Portugal e Irlanda, obligadas a solicitar un rescate ante el repentino corte de la financiación, o de España e Italia, forzadas por los mercados a efectuar reformas.

Pero estos países están solucionando sus problemas; Francia, a causa de su inactividad, corre el riesgo de volverse bastante más desdichada.

Hasta el momento, la economía de Francia ha evolucionado mejor que la de sus socios, en mayores dificultades; el alto gasto gubernamental y la menor dependencia de las exportaciones reducen su exposición a la caída de la demanda de la eurozona. Francia ha recuperado la producción perdida desde 2007, mientras que la economía de España se ha contraído un 4,3%, y la de Italia un 6,7%, según señala Berenger Bank. Y puede financiarse a mínimos históricos.

Pero da la sensación de que Francia empieza a quedar rezagada. En marzo, el índice de gestores de compras de Markit se situó en 41,9. Esta cifra marcaba un mínimo de cuatro años, indicando una fuerte caída de la economía, muy por debajo de los índices de Alemania, Italia y España. Los costes laborales unitarios franceses siguen aumentando, mientras que en Irlanda, España, Grecia y Portugal se han reducido marcadamente. Y, de acuerdo con Berenberg Bank, todo ello después de una década en la que crecieron un 2,2% más rápido que la media de la eurozona.

El déficit por cuenta corriente francés también avanza en la dirección errónea, e indica una pérdida de competitividad. El problema no alcanza la magnitud del que sufren las naciones del sur de Europa, que en algunos casos registraron déficit del 10% del PIB. Pero, una vez más, el reequilibrio ha permitido a esos países cerrar esas brechas; la balanza por cuenta corriente de Francia, que acumula una década de caídas, sigue ampliando los números rojos. Mientras, en el sistema de pagos Target 2, que gestiona los flujos entre los bancos centrales de la eurozona, los cálculos sobre la deuda de Francia están aumentando, mientras los de España e Italia descienden, según recuerda Absolute Strategy Research, un posible síntoma de problemas financieros.

Francia ha hecho algunos progresos para incrementar la competitividad, incluidos los créditos fiscales corporativos y un importante acuerdo con sindicatos y empresarios para aumentar la flexibilidad laboral. Sin embargo, le queda un largo camino por recorrer. Francia corre el riesgo de quedarse atrás de otros países que han tomado acciones más drásticas para mejorar sus economías.

En el resto de la eurozona, los mercados han obligado a los gobiernos a cambiar de táctica. Por ahora, sin embargo, los mercados no tienen influencia sobre Francia: la rentabilidad de los bonos galos está cerca de mínimos históricos y los inversores que han apostado en contra de Francia han sufrido una dura experiencia. Pero eso podría cambiar con el tiempo. Pero sin presión de los mercados, es probable que Francia siga por el camino que conduce a la desdicha.
 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5