Conecta Capital  

ConectaCapital (217º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
ConectaCapital
13:17 el 19 febrero 2016

http://conectacapital.com

Mónica Hengstenberg: ¿Dónde está mi dinero?

El fin de semana pasado salí del cine como si me hubiera pasado una apisonadora. “La gran apuesta”. Gran película que narra el estallido de la crisis en Estados Unidos con una exactitud, una frialdad y una capacidad asombrosa de llegar al público. Me toca de lleno porque llevo toda mi vida profesional dedicada a la titulización (mal traducido en la película como titularización). Veinte años. Casi nada.

La titulización de préstamos es una herramienta que ha contribuido a que el crédito fluya a familias y empresas, pues facilita a las entidades la refinanciación del crédito. Además, es un mecanismo para que los inversores institucionales (fondos de inversión, fondos de pensiones y compañías de seguros) canalicen en ahorro a largo plazo participando en el mercado hipotecario.

¿Qué significa esto? Que cualquiera ahorrador que tenga un fondo de inversión de renta fija, un fondo de pensiones o un seguro de vida puede estar prestándole a usted el dinero invertido, de manera indirecta, para que se compre una casa. Y viceversa.

Hay algo que la película pone de manifiesto pero seguimos sin querer ver: la falta de responsabilidad, personal e institucional.

Desde la striper de Florida que tiene cinco hipotecas sobre cinco propiedades convencida de que podrá venderlas más caras o refinanciar los préstamos pero ni se le pasa por la cabeza la posibilidad de tener que devolver el crédito, hasta los bancos de inversión que entran en el juego de apostar a favor del mercado inmobiliario y cuando ven girar las tornas, en lugar de asumir las perdidas y resolver el juego lo antes posible, venden su posición en la apuesta a sus clientes.

Por parte de las instituciones, ni los reguladores, ni las entidades financieras, ni las agencias de rating ni las sociedades de tasación han asumido tampoco responsabilidad alguna por lo ocurrido. No ya una sentencia, ni tan siquiera una disculpa. El BCE, en un gráfico que por desgracia ya no aparece en su página web, se justificaba diciendo que en 2005 y 2006 ya hizo una advertencia a los bancos de la posible existencia de una burbuja inmobiliaria. Y quizá me equivoco pero no creo que haya ningún banco que haya reconocido públicamente que se saltó sus propias políticas de riesgo en la concesión de créditos.

Seguimos mirando hacia otro lado buscando culpables y nos negamos firmemente a analizar cuál es mi parte, que podría haber hecho yo, en que me he equivocado. Partimos de la creencia de que los precios del mercado inmobiliario nunca caen y todavía nos negamos a admitir que nos hemos equivocado. Pensamos que siempre íbamos a ser capaces de renegociar los préstamos y nos parece increíble que el acreedor no entre en razón, nos exija la ejecución de la garantía y se quede con nuestra casa. Es duro, pero no todas las ejecuciones por impago pueden atribuirse a malas prácticas de las entidades financieras. Seguimos pensando que el mercado es algo lejano y ajeno, y que los inversores institucionales son unos entes difusos con intereses contrarios a los nuestros. Pero no. El inversor es cualquiera que tenga un plan de pensiones, un seguro de vida o un fondo de inversión.

Para paliar el desastre, subimos impuestos, rescatamos bancos y paralizamos desahucios, y una clase media cada vez con menos medios asume el coste de los incumplimientos de unos y otros. Pero si no analizamos nuestros errores corremos serio riesgo de repetirlos.

Hay otra película mucho mas antigua, un clásico navideño del que soy fan desde que la vi por primera vez a los diez o doce años: “Que bello es vivir”. En una de sus escenas, un agobiado James Stewart intenta frenar el pánico de sus vecinos y nos ilustra sobre el funcionamiento básico de un establecimiento financiero de crédito. Nada mejor que un clásico para volver a los principios básicos. Si tienen dos minutos, https://www.youtube.com/watch?v=cCykhJ5oNAM , desde el minuto 3:40.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5