Ener (1984º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Ener
00:05 el 30 noviembre 2015

¿Estamos dispuestos a vivir por debajo de nuestras posibilidades?

En línea con lo expresado en el artículo de @Kaloxa respecto a si "¿Me llegará la pensión para cuando me jubile?"  he querido desarrollar un poco las ideas relativas a si a la vista de las proyecciones demográficas podemos considerar que la actual configuración de nuestras pensiones públicas será suficiente para nuestra jubilación; así como a las dificultades para establecer un plan de ahorro a largo plazo.

Se trata del primer artículo que publico así que agradeceré especialmente cualquier idea o sugerencia...

Sin duda parece que últimamente existe un mayor interés en eso de ahorrar para el… ¿futuro?

Salvando aquellos casos en los que por motivos económicos y personales puede ser imposible generar algo de ahorro, en muchas ocasiones, a pesar de disponer de un cierto nivel de ingresos, no somos capaces de llevar a cabo un plan serio al respecto.

¿Por qué nos cuesta tanto implementar un plan de ahorro? Sin pretender dar una respuesta única a la cuestión y siendo consciente (o quizás no tanto) de muchas de las causas que puedan justificar dicha situación creo que en gran medida la mayor dificultad consiste simplemente en que no queremos llevarlo a cabo. ¿Acaso estamos dispuestos a vivir por debajo de nuestras posibilidades?

El porqué no estamos dispuestos ya no me resulta tan evidente (igual que otras muchas cosas), será nuestra necesidad de autorrealización vinculada al consumo a corto plazo, o será la presión social o familiar (si ellos lo tienen porqué yo no), a lo mejor puede ser que cada uno de nosotros es tan especial que necesitamos determinadas cosas a las que no podemos renunciar (con toda razón dado que somos únicos y especiales, al igual que los restantes 7.300 millones de habitantes que supuestamente compartimos el planeta – según las últimas informaciones disponibles en Wikipedia -… todavía no está claro si hay alguien más por ahí fuera como para también incluirlo en el recuento pero seguro que también serán especiales cada uno de ellos; aunque a lo mejor ya tienen resuelto el problema del ahorro ;) ).

Quizás ahí radica la dificultad que implica asumir las exigencias que supone el hecho de ahorrar, en gran medida porque la idea de ahorro en sí misma supone vivir por debajo de nuestras posibilidades y esta no es una idea que seamos capaces de aceptar fácilmente en un entorno dominado por el corto plazo y el consumo inmediato. Sólo pensar en ahorrar nos genera insatisfacción y de ahí la dificultad de mantener una política de ahorro a largo plazo.

En cualquier caso, si a fin de cuentas no nos satisface eso de ahorrar a qué esperamos… Carpe diem!

P.D. Seguramente tampoco habría que darle tanta importancia a eso de ahorrar para el futuro, aunque igual nos puede ayudar a pensar en ello alguna de las siguientes ilustraciones… las proyecciones respecto a las tasas de dependencia en España asustan un poco.

Nota de prensa. INE. 28/10/2014. Proyección de la Población de España 2014-2064

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
0 vez compartido

@Ener: sí que asusta, los datos que usted aporta son reveladores. Entre los motivos por los que nos cuesta ahorrar y para no ahorrar, está la cada vez mayor presión por consumir (base de la economía que manda, EEUU, y cada vez más las de nuestro entorno) y para muestra un botón: Black Friday, Cyber Monday....

Sin embargo, está estudiado y demostrado que aplazar una satisfacción es más gratificante. Un libro que recomiendo para quien "quiera ahorrar y no pueda", es leer, "EL MILLONARIO DE LA PUERTA DE AL LADO", en el que los autores ( Thomas J. Stanley y Williams D. Danko), se encuentra en Amazon por 11€, exponen el perfil típico del millonario estadounidense: en resumen personas que no llaman la atención, que conducen utilitarios, viven en casas no suntuosas y que, en definitiva, viven por debajo de sus posibilidades. Tienen además un nivel cultural medio-alto. Muy recomendable para animarse y dar los primeros pasos hacia el ahorro.

@yoko, gracias por la referencia bibliográfica; mi sensación, o al menos la que percibo normalmente, es que aplazar una satisfacción no es lo habitual, de manera que por lo general muchas de las veces caemos frente a ese deseo de tener esto o lo otro y no sólo para uno mismo sino especialmente para los nuestros (el mejor coche, la mejor casa, los mejores electrodomésticos,... ) Desde luego que cuando conseguimos evitarlo y además alcanzamos unos resultados de ahorro de cierta visibilidad la satisfacción pasa a ser mucho mayor.

El problema es asumir ese "sacrificio"...

 Comentar

Últimos artículos del blog de Ener

¿Estamos dispuestos a vivir por debajo de nuestras posibilidades?
2 Comentarios
Con permiso...
2 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5