Feste (134º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Feste
11:57 el 05 julio 2015

Nada es irreversible, incluso el euro.

Heráclito de Éfeso

Estos días, valorando las consecuencias del abandono del euro por parte de Grecia, destaca, entre los inconvenientes, la pérdida de su caracter irreversible. Si del euro se puede salir otros estados , menos insignificantes , también podrían verse forzados a hacerlo amenazando la estabilidad financiera de Europa y del mundo.

¿Son las divisas irreversibles ? ¿ Es necesario que lo sean ? 

La divisa, como cualquier artificio humano y como la propia naturaleza está sometida a un proceso constante de mutuación y cambio de lo que nada escapa. Ya saben : " En los mismos ríos entramos y no entramos, pues somos y no somos los mismos" decía Heráclito de Éfeso. Todo cambia, todo fluye y todo es y no es lo mismo.

Cambió el patrón oro, el marco , el sistema monetario europeo , cambió el dólar USA con Nixon y cambiará el Bitcoin.

Las divisas sirven para gastar ( eterna tentación política de imprimir y gastar) y crecer (otra tentación: devaluar y "robar" crecimiento al vecino).Cuando se gasta y se crece, caminando por el atajo de la divisa, los efectos cada vez son más efímeros y la inflacción acaba llevando a la pobreza.

Ante esta evidencia muchos estados acaban renunciando a la propia divisa y entrando en áreas monetarias comunes que suponen estabilidad de precios, acceso a grandes mercados y crecimiento. Los estados miembros renuncian a gastar en exceso y ajustan su competitividad a través de salarios ( devalución interna ). En el caso del euro se ha ido más allá y hay una unión bancaria que estabiliza el sistema y unos mecanismos de ayuda ante dificultades coyunturales en los estados. Lo que no hay es unidad política y los estados son soberanos para solicitar su adhesión al euro o para salir de él. Y así debe ser. 

Las reglas del euro imponen tales sacrificios a la población de estados con economías débiles que algunos quieran renunciar. Y se debe respetar su voluntad. Esa es la clave : voluntad. A Grecia no la sacaran del euro los mercados sino su falta de voluntad para seguir cumpliendo las reglas.Grecia habría encontrado apoyo y tiempo para reformar su economía y crecer sobre nuevas bases si hubiera tenido voluntad; sus políticos le convencieron de que había otros caminos menos sacrificados y ya quieren cumplir las reglas.

No habrá contagio por los mercados, no se saldrá del euro por su presión. El euro acabará para los estados que dejen de tener voluntad. Grecia entró en el euro con trampas y saldrá por su falta de voluntad de permanencia.Podrá volver cuando acepte las reglas. Hoy el euro será mejor y estará más cohesionado sin Grecia. Avanzará más rápido. Todo fluye.  

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
1 vez compartido

Muy bueno!

Muy buen análisis económico.
Pero creo que olvida una parte crucial que es la política. El euro es una parte crucial del proceso pero el objetivo diría que va mucho más allá y, a pesar de la pequeña parte que representa Grecia de la unión europea, simbólicamente pesa más de lo que parece.
Una región como es Europa asolada el siglo pasado (y los anteriores) por dos guerras terribles, no sé si puede permitirse el lujo de dejar fuera a la que es, al menos geográficamente, la cuna de los principios que rigen la convivencia en sociedad.

 Comentar

Últimos artículos del blog de Feste

The economy, stupid.
2 Comentarios
PIGS : ¿singular o plural?
1 Comentarios
Mas fracasó como problema pero puede triunfar como solución
10 Comentarios
Caballo de Troya
90 Comentarios
Ítaca no existe.
9 Comentarios
Nada es irreversible, incluso el euro.
2 Comentarios
Elecciones: Lo que ha pasado y lo que se dice que ha pasado
75 Comentarios
España el mejor soberano del mundo
15 Comentarios
Relax test
13 Comentarios
¿ Otra vez Grecia ?
24 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5