HelpMyCash (331º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
HelpMyCash
18:02 el 29 octubre 2015

¿Qué podemos hacer para que heredar no salga caro?

Cuentas de un fallecido

La tramitación de una herencia no es un proceso sencillo, es más, los herederos se suelen enfrentar a semanas y hasta meses de “papeleos”, entre los que se encuentra la liquidación de impuestos que suele hacer mermar parte del dinero heredado. Este impuesto no es igual para todos, sino que depende de factores como el parentesco con el fallecido, el lugar de residencia del fallecido o el patrimonio previo del heredero.

Normalmente no es hasta el momento de hacer frente a este Impuesto cuando descubrimos la complejidad del pago. Conocer la ley nos puede ayudar a ahorrar en este trámite y saber los bienes y ahorros que tenía el difunto puede aproximarnos al precio de la tasa.

Trucos para que aceptar un legado no sea demasiado caro

Si miramos por el bien de nuestros herederos, y dejamos todo en orden antes de fallecer podemos hacer que cuando nuestros legatarios tengan acceso a su parte no les resulte excesivamente cara.

1. Donar en vida. Se puede hacer una donación de forma parcial de determinados bienes, lo que en ocasiones nos rebajará el pago de impuestos, en función del beneficio fiscal de la comunidad autónoma. Eso sí, no podemos recibir por donación más de lo que se pueda dar o recibir por testamento.

Tampoco podemos pasar por alto que la donación conviene efectuarla en un plazo corto de tiempo ya que, si se materializa en los cuatro años anteriores al fallecimiento, se sobrentiende que se está anticipando la herencia y tendremos que tributar por ello.

3. Hacer cotitular al heredero de las cuentas. Si el sucesor es cotitular de las cuentas bancarias del difunto, el 50 % del capital lo podrá retirar sin ningún cargo y por el resto tendrá que pagar la cantidad correspondiente del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

2. Irse a otra comunidad. Debido a la heterogeneidad de las legislaciones autonómicas en torno al Impuesto de Sucesiones y Donaciones en algunas comunidades nos permite librarnos de pagar mucho más.

Podemos cambiar nuestro domicilio fiscal a otra comunidad autónoma en cualquier momento. Eso sí, no solo para beneficiarnos del régimen tributario de nuestra nueva residencia. Esta estrategia puede evitarnos grandes pagos pero no siempre funciona, pues tenemos que poder demostrar que es una residencia real y efectiva. Si decidimos cambiar nuestra residencia para que en el momento de liquidar el impuesto el pago no sea demasiado elevado, debemos saber que a la hora de tramitar la herencia se tendrá en cuenta la residencia en la que se haya residido más tiempo durante los últimos cinco años.

Está claro que con información previa podemos ahorrar tiempo, dinero y disgustos tras el fallecimiento de un ser querido. El comparador HelpMyCash ha creado una guía práctica gratuita para resolver todas las dudas que puedan surgirnos en distintos casos como, por ejemplo, ¿qué documentos necesito presentar en el banco?, ¿cuándo podré tener mi legado? o ¿cuánto me puede costar heredar? entre otras.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
3 comentarios
0 vez compartido

Hola.

Convendréis conmigo que el Impuesto de Sucesiones supone la perfección del robo legal en éste país que se dedica a la confiscación.

Es inaudito que una persona esté trabajando y cotizando toda la vida para poder tener algo, y que luego sus hijos sean atracados fiscalmente: es dinero ó son propiedades por las que el difunto ya había pagado impuestos desmesurados.

Saludos.

@HelpMyCash .

Acabo de descargarme la Guia que ustedes amablemente han proporcionado y la verdad que me parece de lo mas interesante.

Muchas gracias y un saludo de JEVIVI

Este tema es mucho mas complejo de lo que se plantea.  El primer problema es que cada CCAA tiene una normativa distinta, y muchas de ellas la están modificando ahora para incrementar ese impuesto, con lo que dependiendo del grado de parentesco el importe puede ser mas que considerable.  Las dos situaciones que se plantea, cambiar el domicilio y aparecer como cotitular en la cuenta dejan mucho que desear.  Cambiar el domicilio solo funciona en las grandes fortunas, que compensan sobradamente los problemas que ese cambio plantea a un ciudadano ordinario.  La segunda parte, si Hacienda funciona con un mínimo de eficacia, implica que eres propietario de ese dinero, con las consecuencias fiscales correspondientes, incluyendo una inspección y el pago de impuestos y sanción correspondiente por aparecer de repente un dinero que no has declarado.  Si bien es cierto que hay miles de casos (yo conozco alguno entre tías y sobrinos) en que eso parece haber funcionado, lo lógico es que si Hacienda utiliza sus ordenadores con un mínimo de eficiencia, esa operativa no debería de funcionar para evitar pagar ese impuestos.  En todo caso, estoy completamente de acuerdo en que es el castigo final contra quien ha dedicado su vida a ahorrar, demostrando de forma lapidaria que nuestro país tiene una base cultural católica (Dios proveerá) y no luterana/calvinista (el ahorro es una virtud).

 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5