David Vidal González  

Hispania (143º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Hispania
18:02 el 22 marzo 2012

Guerra mercantil a muerte

Un copia y pega de Pulso Digital

En el barrio donde vivo, en la sección occidental de Filadelfia, había dos tiendas especializadas en mercancía defectuosa: la Casa de Gangas de Nueva York y la Casa de Gangas Americana. Estaban una junto a la otra, y los propietarios, que eran enemigos acérrimos, constantemente se declaraban guerras de precios.

En el escaparate de una de las tiendas aparecía un letrero manuscrito: "Remate. Sábanas de lino irlandés, con defectos tan pequeños que ni el ojo de lince de la señora Betty Reba los distinguiría. ¡Pregúntele a ella! Rebajadas al ridículo precio de 6.50 dólares". Todos esperábamos entonces la respuesta de la otra tienda, en cuyo escaparate se leía al cabo de dos horas: "La señora Reba necesita lentes. Mis sábanas están tan cerca de la excelencia como Romeo está de Julieta, y sólo cuestan 5.95 dólares".

Además de la guerra de anuncios, los propietarios a menudo salían de las tiendas, gritaban y se insultaban, y en ocasiones casi llegaban a las manos. Pero al fin uno de los dos cedía, argumentando que el otro estaba loco y que quien le comprara también lo estaría. Esa era la señal de arranque, pues todos los vecinos se apresuraban a comprar en la tienda ganadora. Un día, uno de los propietarios falleció, y poco después, el otro hizo una venta de liquidación y se fue del barrio.

Cuando los nuevos ocupantes de las tiendas examinaron cuidadosamente los locales, descubrieron que había un pasadizo entre ambos. Tiempo después nos enteramos de que los archienemigos habían sido hermanos y ,por tanto, las maldiciones, amenazas e insultos, eran pura comedia. Todas las guerras de precios fueron falsas. Durante más de 30 años aquellos comerciantes engañaron a todo el vecindario, cuyos habitantes eran en su mayoría gente ingenua. La mercancía puede haber sido de segunda clase, pero los cerebros de esos tipos eran de primera.

- David Brenner, en Nobody Ever Sees You Eat Tuna Fish (Arbor House) 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
1 vez compartido
Una buena historia con un final inesperado. Me ha gustado.
Mas o menos es lo que están haciendo con nosotros La Troika . Y hasta aquí puedo leer que hoy estoy de buen humor.
 Comentar

Últimos artículos del blog de Hispania

Guerra mercantil a muerte
2 Comentarios
PASMAO con el cambio de Gobierno
15 Comentarios
Con que broker trabajáis
22 Comentarios
Que es el ratio sharpe
1 Comentarios
Obama y las energias renovables
1 Comentarios
Compra acciones de Santander
20 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5