Isafer (7224º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Isafer
16:41 el 26 abril 2016

Brokers: por dónde empezar

Cuando eres novato en la inversión se te vienen a la cabeza miles de preguntas. Es cierto que hay gente a la que le recomiendan una acción o ponerse corto con CFDs en petróleo y se lanzan a la aventura sin tener ni idea de lo que están haciendo, pero si el inversor tiene un poco de interés sobre lo que está haciendo, el número de dudas que tenga será directamente proporcional a su interés por la inversión.

 

Como es lógico, alguien que comienza a invertir querrá aprender lo máximo posible sobre la empresa que le interesa, o sobre el producto derivado con el que va a operar. Al fin y al cabo, el éxito o fracaso que obtenga en su operación dependerá de esto. Sin embargo, hay una cuestión clave que muchos principiantes en el mercado pasan por alto, y es la elección de un broker.

 

Analizando la regulación

Si te dedicas al trading lo más probable es que analices cosas como el gráfico, el volumen de negociación, las resistencias... del activo subyacente con el que negocies. Si inviertes en bolsa con una visión a largo plazo seguramente dediques tiempo a mirar las cuentas de la empresa, a estudiar su estrategia, a examinar a los competidores... Sin embargo, a la hora de escoger un broker para invertir, pedimos un par de opiniones a algún conocido que invierta y con eso nos vales, pero aunque las opiniones de otros son valiosas, deberíamos saber a quién estamos dando nuestro dinero.

 

¿Qué podemos hacer para poder tener cierta seguridad de que el broker con el que vamos a operar es serio? Principalmente estudiar su regulación.

Aunque no sucede el 100% de las veces, sí que es habitual que cuando algo parece muy bueno para ser real, no lo sea. Por ejemplo, si un broker te da 100 euros gratis para que los inviertas sin pedirte ni siquiera un depósito, es posible que ese broker no sea de fiar. ¿Qué podemos hacer para determinarlo? Prestar atención a los organismos que lo supervisan.

 

Un ejemplo evidente es un broker que no esté registrado en ninguna entidad de la Unión Europea. Si ves que la compañía no está siendo supervisada por ninguna entidad de prestigio, sal corriendo, por muchas ofertas que te hagan.

 

Llegados a este punto parece razonable preguntarse en qué organismos regulatorios podemos confiar. Manteniendo siempre la cautela, antes de contratar los servicios de un broker deberíamos asegurarnos de que esté por lo menos registrado en la CNMV, o en otras entidades europeas como la FCA o BANIF. De lo contrario, por muy buenas que sean las ofertas, es mejor no fiarse.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
0 vez compartido

Absolutamente de acuerdo. Jamás recomendaría a nadie operar con un broker que no tenga un supervisor de un miembro de la OCDE

 Comentar

Últimos artículos del blog de Isafer

Brokers: por dónde empezar
1 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5