Josep Prats Orriols  

JPrats (20º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
JPrats
10:22 el 21 junio 2013

Gestor de Abante European Quality

¿Dónde va Vicente?

21 de junio de 2013

 

Anoche cené con velas japonesas y hoy me he levantado temprano para ver el lucero del alba. Es lo que tienen los días de fuerte caída del liquidativo: despiertan la vena sensible del gestor. Un buen número de agentes del mercado harán lo mismo que yo, pero sin necesidad de quemar cera ni madrugar: les bastará con una terminal de Bloomberg y sus gráficos GIP.

En situaciones como la actual los sociólogos del intradía (los analistas técnicos más sofisticados) dedicarán sus mejores esfuerzos a ver si aparece la morningstar o a averiguar si la vela doji que se adivina en pantalla es de la modalidad piernilarga, lápida, libélula o, por lo contrario, forma una perinola. Las manidas líneas de trinchera de compradores y vendedores (más conocidas como soportes y resistencias) utilizadas por los sociólogos de temporadas más largas (los analistas técnicos sin formación oriental), no van a bastar para afinar lo suficiente dónde irá Vicente.

Tengo algunos Vicentes amigos, y sé que hay más de uno, y no poco importante, que sigue este blog. Todo nombre de pila tiene sus honores y sus servidumbres. Y el dicho popular (¿dónde va Vicente?: donde va la gente) es una de ellas, la que los identifica con el paradigma de gregario.

Con esta filosofía, con la convicción de que el último movimiento de bolsa es la referencia ineludible de actuación, con discursos del estilo "no se puede ir contra el mercado" se olvida que la gente no es otra cosa que millones de Vicentes.

El Vicente original, San Vicente Ferrer, dirigía a las masas, no las seguía. Dicen que hacía milagros alzando el dedo índice. Metafóricamente, indicaba dónde ir. 

El gestor fundamental decide su camino. Tiene un punto de partida, que es el precio, y un punto de llegada situado más arriba, que es el valor. En la ascensión encontrará muchos montañistas ocasionales (de camiseta y sandalia) de vuelta, sobre todo cuando llueve o hace frío. Pero el buen gestor tiene en el análisis su jersey de lana, y en la confianza de sus inversores su chubasquero. 

En días de fuertes caídas en los mercados suele utilizarse la expresión "predominaron las ventas". Hubo exactamente las mismas que compras. El precio que al vendedor prudente o temeroso le parece alto al comprador valiente o temerario le parece bajo. Ayer cayó el precio de casi todo (acciones, bonos, materias primas). Mucha inversión huyó a la liquidez. Pero exactamente la misma liquidez acudió a la inversión.

Alguien dijo una vez que "la riqueza no se crea ni se destruye, solo cambia de bolsillo". A corto plazo parece ser cierto, pero a largo plazo no es así: el mundo avanza y crea riqueza. Y por ello es mucho mejor tener en el bolsillo titulos de propiedad de las principales empresas del mundo, creadoras de riqueza, que billetes de curso legal, puras unidades de cuenta de la riqueza creada.

Todavía nos queda mucho para llegar a la cima.

Buen fin de semana

Josep

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
3 veces compartido

Muy buen artículo, aislarse del ruido y fijarse solamente en el valor. Felicidades !!!

Gracias JMHP

Cuando la bolsa cae más de un 3% en un día no sienta bien. La mayor anormalidad del mercado es que los bonos soberanos renten menos que la inflación. La vuelta a la normalidad requiere que el bono alemán y el americano ofrezcan una TIR superior al 3%. Todo lo demás son rescoldos del pánico reciente. Pero en el momento en el que el mercado empieza a corregir esa situación y vende bonos, hay quien vende también acciones y lo que sea. El buscador de liquidez vende toda la cartera... El que compraba bonos al 1,5% de rentabilidad no lo hacía porque pensara que esa era una buena retribución. Lo hacía porque pensaba que la economía tenía un panorama tan sombrío que las empresas no iban a ganar dinero en su vida y por tanto la bolsa era peligrosa. Si, como consecuencia de que la economía mejora, la gente vuelve a encontrar empleo y a gastar, y la rueda vuelve a rodar, no debemos interpretar el repunte de las rentabilidades del bono como indicativo de una percepción de mayor riesgo, sino como una disminución del pánico. Y eso es bueno, a no mucho tardar, para la bolsa.

 

 

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Carta a los inversores. Septiembre 2016.

JPrats


7 de octubre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Septiembre 2016.Tras la recuperación registrada en los dos meses anteriores, los principales mercados bursátiles han mantenido un tono neutro en sept...

Colocar filiales

JPrats


3 de octubre de 2016Al final, el viernes pasado no resultó ser un día tan malo para las bolsas. La especulación sobre Deutsche Bank cambió de bando, recuperando al cierre un 16% desde los mínimos de la sesión, lo que...

Deutsche Bank

JPrats


30 de septiembre de 2016Tras la convulsión generada por el resultado del referéndum británico, los mercados habían recuperado, poco a poco, la calma durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septi...

Carta a los inversores. Agosto 2016.

JPrats


6 de septiembre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Agosto 2016.Las bolsas han confirmado en agosto el buen tono del mes anterior. Con una volatilidad menor, los principales índices bursátiles han c...

Últimos artículos del blog de JPrats

La pioggia
0 Comentarios
Il quesito
0 Comentarios
Los picapiedra
4 Comentarios
Carta a los inversores. Octubre 2016.
1 Comentarios
Carta a los inversores. Septiembre 2016.
1 Comentarios
Colocar filiales
2 Comentarios
Deutsche Bank
6 Comentarios
Carta a los inversores. Agosto 2016.
2 Comentarios
Carta a los inversores. Julio 2016.
1 Comentarios
Pokemón
2 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5