Josep Prats Orriols  

JPrats (20º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
JPrats
12:07 el 27 junio 2013

Gestor de Abante European Quality

Los riesgos del PER

27 de junio de 2013

Esta mañana he presentado el fondo ante inversores institucionales. Una hora de charla y pocos gráficos. Solo algunos para explicar los resultados históricos de los fondos que he gestionado, y otros para clarificar cual es mi forma de pensar a la hora de valorar las empresas. Agradezco la atención que me han prestado los asistentes a los que, como suele suceder, he robado un poco más de tiempo del que estaba previsto.

He intentado transmitir, sobre todo, mi manera de trabajar. Qué criterios utilizo para seleccionar los valores que componen la cartera del fondo. Toda una vida como analista fundamental (fundamentalista según mis críticos) marca una línea clara. Al final todo se reduce a intentar determinar qué beneficios podrá repartir una compañía en el futuro y a aplicar una tasa de descuento (de rentabilidad exigida para el inversor) a los mismos.

Lo primero, determinar los beneficios futuros, es lo más difícil. Predecir el futuro es siempre difícil, aunque el nivel de acierto con buena información sobre el pasado suele ser más alto que sin ella. Los profesionales de la cartomancia y la quiromancia lo saben bien, y se preocupan muy mucho de identificar, mientras echan las cartas o cogen la palma de la mano del cliente, mediante la conversación, su nivel cultural y económico, los rasgos definitorios de su carácter y sus áreas de inquietud. Cuanto más parlanchín es el sujeto más atinado es el pronóstico. Con las compañías cotizadas pasa un poco lo mismo. Cuanta más información nos dan sobre su pasado, su presente y sus proyectos, más fácil es afinar cuál sera su resultado futuro. La experiencia me ha demostrado que es mucho más fácil leerle el tarot a un  blue chip que a un small cap.

Lo segundo, establecer una tasa de descuento apropiada, sin ser difícil, sí resulta controvertido. Cada maestrillo tiene su librillo, pero hay algunos de lectura común. Y el más común es el PER, acrónimo  de price earnings ratio (o razón entre precio y beneficio). La K de la fórmula del PER (1/k-g), es la tasa de descuento, que cada inversor escoge en función del riesgo de la inversión, siendo la G, la tasa esperada de crecimiento a largo plazo de los beneficios (que cada inversor intenta predecir). En general, hay una tendencia bastante marcada a no hacer grandes diferencias entre compañías a la hora de determinar cuál tenga que ser su K. Simplificando, se les exige a casi todas una tasa que represente un diferencial sobre la tasa libre de riesgo, en todo caso ajustada por la volatilidad de su cotización. Modular el riesgo de invertir en una compañía por la volatilidad de su cotización es un estándar, en mi opinión, poco afinado. Lo adecuado es hacerlo en función de la volatilidad de sus márgenes operativos. Aunque ambas volatiiidades suelen estar correlacionadas, es importante distinguirlas.

Con poco margen de variación en la tasa K, los múltiplos PER altos suelen identificarse con tasas G (o expectativas de crecimiento a largo plazo) elevadas. PER alto igual a crecimiento, y PER bajo igual a valor. Esta es una simplificación muy común. Y a mi juicio, muy equivocada. Las compañías que, de forma consistente mantienen múltiplos PER altos (de entre 15 y 20 veces, no altísimos...), no suelen caracterizarse por grandes expectativas de crecimiento (suelen ser blue chips con crecimiento de un dígito), pero sí por una alta predicibilidad y una baja volatilidad de sus beneficios.

Porque al final, la prima de riesgo no es más que una holgura que nos concedemos ante la posibilidad de que nuestros pronósticos sobre el beneficio futuro no se cumplan. Cuanto más fácil es predecirlos, menor es la holgura, menor la prima de riesgo, que tenemos que aplicar. 

Por eso algunos de los mejores valores, de los más seguros, de los más value, merecen un PER alto. Aunque se limiten a crecer a largo plazo, que no es poco, como la economía en general.

Josep

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
5 comentarios
2 veces compartido

Hola Josep,

estoy totalmente de acuerdo. La forma de gestionar que tengo para nuestros fondo es muy parecida, ya que miro la volatilidad de los margenes, al ser más acertado qeu no la beta. Aunque suelen estar relacionados, no siempre se cumple. 

sobre el PER, coincido plenamente con tu argumento de PER alto no es una empresa crecimiento. El PER alto puede definir dos cosas:

a) Empresas crecimiento: una g alta, lo que se traducirá en un PER forward X años más bajo. (caso mineras, biopharma, etc...)

b) Empresas estables: caso típico de Nestle, donde los beneficios son tan predecibles (no te equivocarás de un 20-30%) y en mercados tan globales que hace que su cotización se acerque más a un bono que a una acción. por tanto, cotizará a un PER cuya inversa sea igual a un bono más un pequeño diferencial. Por ejemplo, si nos encanta un bono de Nestle al 6% entonces su cotización debería ser 1/PER = 6% --> PER = 16.7x. 

sólo añadir que te felicito por el artículo y el blog en general. 

 

Un saludo, 

Hola Xavier

Gracias por tu comentario que amplía y mejora el mío

La cantidad de beneficios es importante, pero también la calidad. Y la calidad hay que pagarla.

Josep

Estoy de acuerdo con usted, aunque cabe destacar, que compañías con per alto, hablando de un per 20-30-40 también se pueden ver durante bastantes años en empresas con unos beneficios exponenciales.

 

                                  Aparte de esta aclaración, coincido con usted a la hora de elegir compañías con un per18-20 y unos incrementos en los beneficios teóricamente bajos.

 

                                  Por otro lado, qué opina del PEG , no se le suele escuchar a los analistas en España, siendo un indicador muy utilizado en EEUU.

jmgs

Gracias por su comentario y su aportación. El PEG es un múltiplo sin una definición clara (no se establece exactamente para qué período se establece la G de PEG, hay varias versiones), y su no tiene una razonabilidad matemática. No me gusta.

Gracias

 

Se me había pasado tu artículo , sobre la presentación de tu fondo y el PER que aplicas a las empresas que sigues.

Muy interesante, así como la aportación de Xabier. Gracias

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Carta a los inversores. Septiembre 2016.

JPrats


7 de octubre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Septiembre 2016.Tras la recuperación registrada en los dos meses anteriores, los principales mercados bursátiles han mantenido un tono neutro en sept...

Colocar filiales

JPrats


3 de octubre de 2016Al final, el viernes pasado no resultó ser un día tan malo para las bolsas. La especulación sobre Deutsche Bank cambió de bando, recuperando al cierre un 16% desde los mínimos de la sesión, lo que...

Deutsche Bank

JPrats


30 de septiembre de 2016Tras la convulsión generada por el resultado del referéndum británico, los mercados habían recuperado, poco a poco, la calma durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septi...

Carta a los inversores. Agosto 2016.

JPrats


6 de septiembre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Agosto 2016.Las bolsas han confirmado en agosto el buen tono del mes anterior. Con una volatilidad menor, los principales índices bursátiles han c...

Últimos artículos del blog de JPrats

La pioggia
0 Comentarios
Il quesito
0 Comentarios
Los picapiedra
4 Comentarios
Carta a los inversores. Octubre 2016.
1 Comentarios
Carta a los inversores. Septiembre 2016.
1 Comentarios
Colocar filiales
2 Comentarios
Deutsche Bank
6 Comentarios
Carta a los inversores. Agosto 2016.
2 Comentarios
Carta a los inversores. Julio 2016.
1 Comentarios
Pokemón
2 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5