Josep Prats Orriols  

JPrats (20º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
JPrats
11:16 el 16 diciembre 2013

Gestor de Abante European Quality

Pichi y el kilo de oro

16 de diciembre de 2013

El viernes tuvimos fiesta navideña en la empresa. Para amenizarla es costumbre que los recién incorporados demuestren alguna dote artística. Dado que estamos en Madrid decidí obsequiar a la audiencia con un chotis, y elegí uno de los más castizos, el Pichi de Las Leandras.

Repasando la letra de una de sus estrofas “ No reparo en sacrificios, las educo y estructuro y las saco luego un duro pa gastármelo en mis vicios y quedar como un señor” comentamos lo mucho que había subido el coste de la vida desde 1931, el año de estreno de la zarzuela en la que se incluye dicho chotis.

Con un duro, que son tres céntimos de euro, es difícil hoy costear muchos vicios y quedar como un señor. En una interpretación extremadamente austera de las aspiraciones de Pichi deberíamos multiplicar, como mínimo por 1.000 el número de duros (hasta alcanzar unos 30 euros) necesarios hoy para satisfacerlas. En términos TAE, es un 8,8% anual durante los 82 años transcurridos. A falta de estadísticas fiables, el duro de Pichi nos da una idea de la tasa media de inflación en España durante todo el período.

La moraleja del chotis no es otra que el dinero pierde mucho valor con el transcurso del tiempo si no se pone a trabajar.

Hace cinco años, en los momentos más duros de la crisis bursátil incluía en un artículo periodístico la siguiente parábola.

Hace ochenta años en Estados Unidos, un rico comerciante decidió regalar a cada uno de sus tres hijos un kilo de oro, el equivalente en la época al salario medio de un trabajador americano, pidiéndoles que lo invirtieran y  lo regalaran al primero de sus nietos dentro de ochenta años.

El hijo valiente vendió el oro y compró a partes iguales las treinta acciones del índice Dow Jones y fue invirtiendo los dividendos obtenidos en la compra de más acciones. El hijo prudente vendió el oro y compró bonos del tesoro americano a diez años, reinvirtiendo los intereses en la compra de más bonos. El más timorato guardó el oro debajo del colchón.

Ochenta años después, ya abuelos, los tres hermanos transmiten cada uno al primero de sus nietos lo que recibieron de su padre más el producto de su inversión. El timorato ha regalado un kilo de oro (equivalente, hoy también, como hace ochenta años, a un año de salario medio de un trabajador americano).

El prudente ha vendido los bonos y ha comprado oro, obteniendo dos kilos del precioso metal.

El valiente ha vendido las acciones y ha obtenido ochenta kilos de oro. Es la diferencia que hay entre no fiarse de nadie, fiarse de los políticos o confiar en los que ponen el dinero a trabajar.

Cinco años después los números cambian un poco, pero no demasiado. Y lo hacen en favor de la estrategia valiente. Desde que escribí la parábola,  el Dow Jones se ha revalorizado un 70% y el precio del oro ha subido un 36%. El del kilo de oro guardado bajo el colchón seguiría teniendo solo un kilo de oro. El que lo invirtió en bolsa,  habría podido repartir cien kilos de oro.

Josep

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
9 veces compartido

Me gustó el artículo Josep, el dinero mejor moverlo antes que estar parado.Independientemente de la fase del ciclo en la que estemos a largo plazo, las acciones está visto que a diferencia de los bonos y oro físico se revalorizaran más, porque el sistema está hecho para que los precios suban, inflación, haya crecimiento, las subida de la inflación se repercutan en los precios de los productos de las empresas y no se coman el margen de beneficio.Correjirme sinó es así, que soy novato.Saludos.

Es un ejemplo simpático y didáctico. Con pocas palabras ha transmitido toda una filosofía de inversión.

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Carta a los inversores. Septiembre 2016.

JPrats


7 de octubre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Septiembre 2016.Tras la recuperación registrada en los dos meses anteriores, los principales mercados bursátiles han mantenido un tono neutro en sept...

Colocar filiales

JPrats


3 de octubre de 2016Al final, el viernes pasado no resultó ser un día tan malo para las bolsas. La especulación sobre Deutsche Bank cambió de bando, recuperando al cierre un 16% desde los mínimos de la sesión, lo que...

Deutsche Bank

JPrats


30 de septiembre de 2016Tras la convulsión generada por el resultado del referéndum británico, los mercados habían recuperado, poco a poco, la calma durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septi...

Carta a los inversores. Agosto 2016.

JPrats


6 de septiembre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Agosto 2016.Las bolsas han confirmado en agosto el buen tono del mes anterior. Con una volatilidad menor, los principales índices bursátiles han c...

Últimos artículos del blog de JPrats

Carta a los inversores. Noviembre 2016.
1 Comentarios
La pioggia
0 Comentarios
Il quesito
0 Comentarios
Los picapiedra
4 Comentarios
Carta a los inversores. Octubre 2016.
1 Comentarios
Carta a los inversores. Septiembre 2016.
1 Comentarios
Colocar filiales
2 Comentarios
Deutsche Bank
6 Comentarios
Carta a los inversores. Agosto 2016.
2 Comentarios
Carta a los inversores. Julio 2016.
1 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5