Josep Prats Orriols  

JPrats (20º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
JPrats
09:00 el 11 mayo 2016

Gestor de Abante European Quality

Ratios de capital

11 de mayo de 2016

De todos los datos que se analizan cuando la banca publica resultados, desde hace ya varios años los que concitan mayor atención son las ratios de capital.

Una ratio es el cociente entre un numerador y un denominador. La ratio de capital más utilizada para juzgar la solvencia de los bancos es la que tiene como numerador los recursos propios contables ajustados por fondo de comercio (common equity Tier 1, o capital social más beneficios retenidos menos activos intangibles).  Y tiene como denominador los activos ponderados por riesgo (que en el caso de los bancos son mayoritariamente los préstamos concedidos). Cien mil euros prestados para la compra de una primera vivienda con garantía hipotecaria consumen mucho menos riesgo que cien mil euros prestados para la compra de un coche. Y dos millones de euros prestados a una mediana empresa para financiar su circulante consumen mucho más riesgo que dos millones prestados a una gran compañía con un rating de grado de inversión.

Sería largo y hasta aburrido darles una detallada definición de los criterios de ponderación de activos por riesgo. Simplificando, los préstamos a administraciones públicas se consideran de nulo o muy bajo riesgo, los préstamos hipotecarios  tienen un riesgo bajo, los préstamos a grandes empresas con alto rating tienen un riesgo medio, y los préstamos a particulares y pymes sin garantía hipotecaria tienen un riesgo alto.Para que tengan una idea aproximada consume el mismo capital prestar 100 millones en créditos al consumo que 300 millones en hipotecas. Se puede dar la circunstancia de que, disminuyendo el volumen total de préstamos concedidos se esté a la vez aumentando el volumen de activos ponderados por riesgo. Como en  el actual contexto, en el que el vencimiento de préstamos hipotecarios supera las nuevas concesiones, y aumentan los préstamos a particulares y pymes.  

La ratio aumentará siempre que el capital crezca a un ritmo superior a los activos ponderados por riesgo. Así, un banco que obtenga una ROE del 10% y retenga el 50% de los beneficios (distribuyendo el 50% restante en forma de dividendos), solo mejorará su ratio de capital si sus activos ponderados por riesgo crecen por debajo del 5%. Si aumentara su concesión de créditos, manteniendo el mix de riesgo, en un 10%, su ratio de capital disminuiría de forma significativa. ¿Querría decir ello que el banco va mal?. Desde el punto de vista de negocio, desde luego no, siempre que ese aumento de la concesión de créditos se hubiera hecho con criterio. Conceder más créditos es para un banco lo mismo que vender más productos para una empresa industrial: es su negocio. Y que crezca tu negocio es, en principio, bueno. El aumento en la concesión de crédito de hoy es la semilla para la retención de beneficios y el aumento del capital computable mañana.  

Por el contrario, un banco que disminuyera sus recursos propios en un 5% (porque obtenía una ROE negativa del 5%, porque tenía pérdidas), y redujera a la vez su cartera de préstamos en un 10%, estaría mejorando de forma notable su ratio de capital. Triste vía para reforzar la solvencia. 

Lo sano, lo normal, es que, con leves diferencias temporales, activos ponderados por riesgo y capital aumenten a un ritmo similar. Con una ROE del 10% y un pay out del 50% se puede incrementar el balance en un 5% manteniendo constante la ratio de capital. Y un 5% de incremento anual de balance es, a grandes rasgos, coherente con la expectativa de crecimiento nominal a largo plazo de la economía (3% real + 2% de inflación). Cuando el balance crece mucho más, de forma persistente y notable,  que el capital necesitamos ampliaciones de capital para mantener la ratio, y muy probablemente estemos a la vez sentando las bases de una burbuja crediticia. Cuando el balance crece menos que el capital, estamos haciendo un mal uso de éste, perjudicando a medio plazo la rentabilidad para el accionista.

La publicación de resultados de los bancos de la eurozona en el primer trimestre no nos muestra grandes variaciones en la ratio de capital, por lo general de una o dos décimas porcentuales. En algunos casos, en aquellos bancos que distribuyen más dividendo o aumentan su balance, el beneficio retenido,, aunque haya sido superior al del año anterior, puede no haber sido suficiente para aumentar la ratio, llegando a disminuirla en alguna décima. En otros, un beneficio inferior al del año anterior, puede haber bastado por haber sido retenido en su práctica totalidad, sin apenas pagar dividendos, y por haber contraído el balance, disminuyendo el saldo de préstamos ponderados por riesgo, para aumentar en alguna décima la ratio de capital.

Durante muchos años el mercado ha estado muy obsesionado con la mejora de las ratios de capital. Cuando éste era muy ajustado y, sobre todo, era computado según el leal saber y entender del inspector del banco central nacional, era comprensible. Con un margen muy estrecho, y una contabilidad  sub iudice el riesgo de ampliación de capital, con los lesivos efectos sobre la cotización de las acciones, era la principal preocupación.

Con un supervisor único, el BCE, y con unas ratios que en todos los casos cumplen, no solo con los requerimientos actuales, sino con los previstos para el año 2019, exigir a la vez que mejoren las ratios de capital, aumente la concesión de créditos y se pague un buen dividendo, y que se haga todos y cada uno de los trimestres, no tiene demasiado sentido. 

Si el capital total aumenta, porque hay beneficios retenidos tras pagar dividendos, que la ratio no lo haga porque se recupera la concesión de crédito ( o se sustituye crédito de baja ponderación de riesgo -hipotecas- por otro de mayor ponderación -créditos a pymes-) no debe ser enjuiciado negativamente. Sin crédito no habrá recuperación económica sólida y, desde luego, no habrá mejora en los beneficios de la banca. Para recoger, hay que sembrar.

Josep

 

 

 

 

 

 

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
7 comentarios
6 veces compartido

Muy bien explicado sr.Prats. Sin duda es una de sus grandes cualidades, saber comunicarse con acierto y de manera clara y concisa. La ultima frase es una gran verdad, en todo en la vida y en la banca en particular, durante años las cajas de ahorro sembraban pufos y hasta que no vino la cosecha poca gente los vio.

La frase del poeta Robert Louis Stevenson deberian tenerla muy presente los directvios de la banca y de las empresas en general. “Don't judge each day by the harvest you reap but by the seeds that you plant.”

El Sr. Prats nos comenta mucho sobre los bancos. Parece ser que tiene claro como se analiza un banco, a pesar de siempre oigo a todos los gestores "value" decir que nunca comprarán acciones de bancos porque no entienden sus balances.

O uno sabe mucho u otros muy poco.

Agradecería luz sobre este asunto.

@larano hay importantes gestores value con posiciones significativas en sector financiero. Warren Buffett con Well Fargo es un ejemplo.

Lo que suelen decir algunos otros gestores value de reconocida trayectoria es su dificultad para analizar el sector bancario dada la "tradicional" ingenieria financiera que emplean en sus números. Y de hecho por este lado han venido muchos problemas. Las mimas cuentas de Bankia una semana daban beneficios razonables y a la semana siguiente eran pérdidas.

Otro tema significativo comentado creo por Ivan Martín sobre el sector bancario es la mala gestión realizada los últimos años por muchos de sus dirigentes. De poco sirve que haya "valor" en algo si quien lo dirige se dedica más a destruirlo que a generar de nuevo.

Me hablas de la excepción a la regla. La gran mayoría de gestores que se consideran value no consideran invertir en bancos, salvo para hacer algún mete-saca, pero no para permanecer invertidos en ellos.

Fíjate @larano que estos mismos gestores que les gustan poco los bancos , les gustan bastante más las compañías aseguradoras, que al final es una versión más prudente y mejor gestionada (al menos desde hace unos años) de un negocio similar.

Me parece el negocio de un banco y el de una aseguradora se parecen lo mismo que un platano y una naranja.

@larano Son negocios diferentes, pero tienen similitudes. Por ejemplo, grosso modo ambos captan capital por un lado (depósitos vs primas) y lo sueltan por otro (créditos vs siniestros). La rentabilidad en sendos negocios es la diferencia entre esos dos aspectos. Si la concesión de créditos (banca) y seguros es de baja calidad o alto riesgo, los impagos (banca) y la siniestralidad (seguros), no podran compensar los intereses+comisiones (banca) y las primas+intereses de la cartera (seguros).

Pero vamos, sí es cierto que ante una crisis, es mucho más fácil que quiebre un banco o necesite ampliaciones de capital que una aseguradora, dado que en esas epocas la siniestralidad no aumenta como los impagos, y además no están tan apalancadas.

Y respecto de lo value o no value... Al final es tema de círculo de competencia, y comparar valor/precio. Para Buffet y Josep, los bancos son su círculo de competencia, y para otros gestores no lo será. Aún así, es evidente que es más fácil valorar una empresa que vende coches, que un banco. Porque la calidad de los créditos concedidos en un determinado tiempo, está muy sujeta a la interpretación del analista/contable de turno del banco.

Gracias por volver, Josep

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Carta a los inversores. Septiembre 2016.

JPrats


7 de octubre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Septiembre 2016.Tras la recuperación registrada en los dos meses anteriores, los principales mercados bursátiles han mantenido un tono neutro en sept...

Colocar filiales

JPrats


3 de octubre de 2016Al final, el viernes pasado no resultó ser un día tan malo para las bolsas. La especulación sobre Deutsche Bank cambió de bando, recuperando al cierre un 16% desde los mínimos de la sesión, lo que...

Deutsche Bank

JPrats


30 de septiembre de 2016Tras la convulsión generada por el resultado del referéndum británico, los mercados habían recuperado, poco a poco, la calma durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septi...

Carta a los inversores. Agosto 2016.

JPrats


6 de septiembre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Agosto 2016.Las bolsas han confirmado en agosto el buen tono del mes anterior. Con una volatilidad menor, los principales índices bursátiles han c...

Últimos artículos del blog de JPrats

La pioggia
0 Comentarios
Il quesito
0 Comentarios
Los picapiedra
4 Comentarios
Carta a los inversores. Octubre 2016.
1 Comentarios
Carta a los inversores. Septiembre 2016.
1 Comentarios
Colocar filiales
2 Comentarios
Deutsche Bank
6 Comentarios
Carta a los inversores. Agosto 2016.
2 Comentarios
Carta a los inversores. Julio 2016.
1 Comentarios
Pokemón
2 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5