Josep Prats Orriols  

JPrats (20º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
JPrats
11:29 el 28 octubre 2013

Gestor de Abante European Quality

Saber prestar

28 de octubre de 2013

Ningún banco ha quebrado por pagar demasiado por sus depósitos. Ni por tener exceso de personal en las sucursales. Si no se ajustan las costes se puede tener un resultado muy pobre, pero perder, perder, hasta el nivel de necesitar ampliaciones de capital, o ser rescatado, solo se puede deber a una causa: no saber prestar. La banca minorista española tiene, por lo general, buen oficio. Los directores de sucursal suelen conocer lo bastante a la persona que les pide dinero prestado para saber si tienen o no que concedérselo. Saben si es o no trabajador y cumplidor, qué posición económica tienen sus familiares y si estarán dispuestos a ayudarle en caso de un apuro, si el préstamo ha sido solicitado para algo útil (como la compra de una primera vivienda), y en el caso de las empresas suelen saber ligar las garantías personales a los préstamos societarios.

La desgracia de la banca española no ha venido porque no supieran prestar los directores o apoderados de sucursal, no ha venido de los préstamos de cientos de miles de euros. Ha venido de los préstamos de decenas de millones de euros, básicamente a promotores inmobiliarios. Y estos préstamos los han concedido los profesionales pretendidamente más cualificados de la entidad, los que suelen estar en servicios centrales, con buenos cargos y sueldos. Suele ser gente que no ha tenido la experiencia previa (su formación y contactos les permitían saltarse etapas) de conceder muchos pequeños préstamos a particulares y empresas y no han podido adquirir ese arte de identificar al buen pagador. Conceder préstamos según lo bien que salgan los números en una hoja de cálculo o tomando como verdad incontestable la tasación de un activo en garantía es muy arriesgado. En general hay que prestar, en el caso de empresas, a aquellas que pidan el préstamo porque les conviene (optimización fiscal, no compromiso directo del patrimonio personal propio), no a aquellas que lo necesitan, y sin el préstamo no podrían ni plantearse un proyecto la mitad de la mitad de grande del que desean acometer amparados casi exclusivamente en el dinero que les concede el banco. 

La publicación, por BBVA, de sus resultados del tercer trimestre nos demuestra que el desastre de la burbuja inmobiliaria no está todavía plenamente contabilizado. Y BBVA ha sido, con la excepción de Bankinter que ha salido prácticamente indemne, probablemente el banco que menos errores ha cometido en este capítulo.  En los primeros nueve meses de 2012, BBVA obtenía un beneficio de 1.656 Mn€, tras reconocer 2.715 Mn€ de pérdidas relacionadas con la actividad inmobiliaria en España. En los tres primeros trimestres de 2012 obtieen unbeneficio de 3.077 Mn€, una vez restada la contribución negativa de 845 Mn€ de la gran burbuja nacional.

Todas las demás áreas (banca minorista en España, Estados Unidos, Eurasia, México e Iberaméric) contribuyen positivamente a los resultados. Y, por lo general, los resultados obtenidos en 2013 se mantienen en niveles similares a los de 2012. Con la excepción de la banca minorista en España, cuyo beneficio cae a la mitad, como resultado de la no aplicación de las cláusulas suelo en las hipotecas y mayores dotaciones por refinanciaciones a empresas (mayoritariamente, también inmobiliarias).

Los resultados de BBVA en todas sus actividades minoristas muestran unas operaciones rentables, con ingresos estables en un entorno difícil de tipos, y costes permanentemente ajustados. BBVA ha sabido exportar con éxito, principalmente a México, su modelo de negocio tradicional, que tan rentable ha sido históricamente en España. Si es líder en su mercado (y ser líder es ser uno de los tres primeros) BBVA es rentable. La reciente desinversión en China, donde tenían una posición minoritaria en un mercado completamente ajeno a las prácticas occidentales, debería ser recibida como una buena noticia. 

Cuando los resultados de BBVA, quizás dentro de un par de años, no tengan ya que recoger dotaciones derivadas de la mayor locura colectiva económica de la historia de España, veremos cuál es su beneficio normalizado. Y será suficiente para respaldar su actual cotización.

Josep

 

 

 

 

 

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
8 comentarios
6 veces compartido

Muy interesante artículo, sobre los bancos.

Si, sin duda un blog imprescindible.

Los bancos y las empresas financieras son muy difíciles de analizar, y los posts sobre el tema se agradecen mucho, incluído éste, aunque sea un artículo conceptual, más que analítico.

Siempre me ha parecido usted una persona muy razonable y desde hace años basé muchas de mis inversiones en los excelentes análisis que desde Ahorro Corporación, cuyo departamento creó que dirigía, se realizaban.

En el tema bancario podríamos hablar largo y tendido, pero tratando de resumir le diré que ha habido durante bastantes años la presión sobre el logro de objetivos, y no sólo al sector inmobiliario han ido a parar ingentes cantidades de créditos y préstamos, que hoy difícilmente pueden reembolsar muchas empresas, y no hay más que ver la renovación que se viene haciendo y que la bolsa alocadamente premia con subidas difícilmente entendíibles.

Para terminar le diré que en mi banco hubo un cambio de Consejero Delegado, que reunió a los Directivos entre champán y langosta, que buenos estaba por cierto, y nos ánimo a doblar lo antes posible la inversión y los recursos. La de chapuzas y fallidos que hubo, y ay de aquel que no cumpliera lo exigido.

Sr. Prat le sigo leyendo con sumo afecto.

Ni todos los directores de sucursales bancarias dominan la concesión de crédito y el análisis de riesgos, ni los objetivos marcados por las direcciones eran dechados de la prudencia y el rigor que se le presume al sector financiero. 

 

Gracias, Esteban, wenomeno, chanojes, godsus por vuestros comentarios.

Es cierto que la presión desde arriba llevaba a conceder créditos a personas o entidades a las que, sin presión, los directores de sucursales bancarias probablemente no habrían prestado. Y también es cierto que no todos los directores de sucursales dominan la concesión de crédito. A ello contribuyen dos factores: la cada vez mayor juventud (es una estupidez prejubilar a buenos profesionales a los cincuenta y pocos, cuando tienen toda la experiencia necesaria para obrar con buen juicio), y la excesiva rotación entre oficinas y hasta localidades (en teoría para que no se "encariñen" demasiado con sus clientes y no den tratos de favor). Es un enfoque "ultracompetitivo" que en mi opinión, en un negocio como el bancario minorista es equivocado. Repito, aunque un director joven cobre bastante menos que uno mayor, el daño que puede hacerle a la cuenta de resultados del banco el diferencial de acierto en la concesión de préstamos entre uno y otro es muy superior a la diferencia de sueldo. Y si no nos fiamos de los empleados y los movemos continuamente de plaza porque sospechamos que se relajarán o actuarán con criterios de amiguismo, vamos muy mal. La mayoría de gente no es corrupta y tramposa, aunque ya saben aquello de que "cree el ladrón que todos son de su condición".

Los préstamos concedidos en sucursal, en agregado, con todas las excepciones, que son muchas, que quieran, mantienen niveles de morosidad razonables para una crisis como la que hemos vivido. El problema, el problemón, del sector financiero español han sido los préstamos millonarios a promotores sin más balance que un suelo recién comprado con el propio préstamo. Esta es la realidad en grandes números. En cualquier caso sí es cierto que el hecho de que, con la presión desde arriba, la no oposición desde abajo, y la alegría en pedir prestado por parte de los clientes, hay algunos millones de familias españolas que verán estructuralmente comprometida una porción muy relevante de sus ingresos para el pago de la hipoteca. Y si la economía levanta, puede no ser, para ellos mejor. Piensen en un euribor al 2% o al 3%, perfectamente normal, o bajo en términos históricos, y calculen cuanto subirá el pago de hipoteca. Para muchos, cuando la economía mejore, significará tener menos dinero disponible para otros gastos que no sean los de cumplir con el banco.

Josep

 

 

Me alegra ver que alguien entendido como JPrats pone las cosas en su sitio. Porque no pocos culpan de la crisis bancaria y financiera, sobre todo en España, a que la gente normal ha vivido por encima de sus posibilidades.

Interesante y detallado comentario, muy a tener en cuenta. gracias Sr. Prats.

 

Totalmente de acuerdo que el mayor % de mora de la entidades deriva de decisiones / concesiones  extraoficina.

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Carta a los inversores. Septiembre 2016.

JPrats


7 de octubre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Septiembre 2016.Tras la recuperación registrada en los dos meses anteriores, los principales mercados bursátiles han mantenido un tono neutro en sept...

Colocar filiales

JPrats


3 de octubre de 2016Al final, el viernes pasado no resultó ser un día tan malo para las bolsas. La especulación sobre Deutsche Bank cambió de bando, recuperando al cierre un 16% desde los mínimos de la sesión, lo que...

Deutsche Bank

JPrats


30 de septiembre de 2016Tras la convulsión generada por el resultado del referéndum británico, los mercados habían recuperado, poco a poco, la calma durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septi...

Carta a los inversores. Agosto 2016.

JPrats


6 de septiembre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Agosto 2016.Las bolsas han confirmado en agosto el buen tono del mes anterior. Con una volatilidad menor, los principales índices bursátiles han c...

Últimos artículos del blog de JPrats

La pioggia
0 Comentarios
Il quesito
0 Comentarios
Los picapiedra
4 Comentarios
Carta a los inversores. Octubre 2016.
1 Comentarios
Carta a los inversores. Septiembre 2016.
1 Comentarios
Colocar filiales
2 Comentarios
Deutsche Bank
6 Comentarios
Carta a los inversores. Agosto 2016.
2 Comentarios
Carta a los inversores. Julio 2016.
1 Comentarios
Pokemón
2 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5