Joaquín S. Arana Ruiz  

Jokin91 (233º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Jokin91
16:37 el 06 mayo 2016

Sin miedo a los retos, proactivo en todo.

Empecemos con un Deja Vu.

Nos encontramos con un periodo de campaña electoral y de elecciones repetidas, hasta tal punto que tiene pinta que la campaña va a ser igual que la anterior y las listas electorales iguales que las de las pasadas elecciones. Pero claro, esto ha donde nos lleva.

Tenemos un Ibex que lucha por los 9.000 puntos, unas empresas que cotizan en unos precios relativamente bajos para sus fundamentales y una sociedad que parece asqueada por la situación política. Pero España como buen país antiliberal quiere repetir una y otra sus errores del pasado, o al menos eso parece escuchando a los políticos que nos rodean.

Por lo que estamos en un Deja Vu made in Spain. Volveremos a ver un parlamento fragmentado en el que todos los partidos quieren imponer sus idearios a toda la sociedad, a toda la sociedad en un país lleno de duplicidades donde prácticamente no existe respeto hacía todo aquello que no sea “público”, público o basado en una red clientelar de mercados intervenidos por políticos que jamás han trabajado de verdad, solos ante el peligro, sin todo ese séquito de asesores puntualmente pagados con dinero de tus impuesto.

Teniendo claro que vivimos en un país altamente ineficiente, corrupto, con unos impuestos confiscatorios y con una sociedad adicta a mamar de papá estado, podemos empezar a plantearnos diferentes escenarios sobre los mercados españoles.

Nuestro selectivo español lleva un tiempo rondando los 9.000 puntos básicos, tanto por encima y por debajo, al igual que están haciendo sus futuros. Las empresas que lo forman ahora mismo tienen unos precios bastante atractivos, no son los mismos que en enero, febrero y marzo, pero aún siguen resultando interesantes para aumentar las posiciones que se tengan o incluso para entrar. En mi opinión Iberdrola es la única empresa que dejo fuera de todas de mis carteras, incluso fuera de mis análisis, porque coincido con algunos de los gestores de carteras más reputados del país, es una empresa que está cara y totalmente desalineada con los intereses del accionista. Eso sí, tenemos que recordar que otra de las peculiaridades de este país es primar dividendos sobre mayor valor para la empresa y seguir capitalizando esas plusvalías.

Mi percepción del mercado e instinto me dicen que es hora de mantener todas las posiciones tomadas en los meses de enero, febrero y marzo, porque por ejemplo no descarto en verano un Ibex a 11.000 puntos, siempre y cuando se prime en este país la estabilidad, la libertad económica y se deje hacer su trabajo libremente a los diferentes agentes de la economía. Si nos comparamos con los índices americanos como son el Dow Jones o el SP500 nos percatamos que nuestro índice aún tiene un gran recorrido por hacer, mientras los dos anteriores están en máximos históricos y han continuado con una tendencia alcista ininterrumpida desde 2009, gracias en parte a las tres QE de Bernanke, el nuestro está en un movimiento lateral con una onda muy amplia.

España se ha quedado lateralizada por una serie de medidas políticas tomadas erróneamente y porque, a diferencia de los anglosajones, en este país que tanto alardea de “tener huevos” cuando llega la hora de la verdad no los tienen para establecer medidas estructurales, por muy duras e impopulares que sean.

Pero es la propia historia la que nos muestra este bucle, en 1992 la peseta tuvo que ser devaluada hasta en tres ocasiones, en vez de hacer lo que habría hecho un buen anglosajón, devaluar la divisa lo suficiente una sola vez para no recibir nuevos ataques de los mercados, si es que los mercados atacan, porque yo lo tengo claro, los mercados no atacan, solo se defienden de la ineptitud.

Ahora vamos a sumirnos en una serie de meses veraniegos marcados por una campaña electoral, promesas que la inmensa mayoría ya hemos escuchado y además van a incumplir, una elecciones que como un mal Deja Vu se repetirán con un resultado idéntico, o con suerte alguno de los partidos podrá tener un mayor poder de negociación con el jugar, y por supuesto, con un arduo periodo postelectoral de negociaciones en las que unos dirán no haber dicho lo que realmente contaron en campaña que jamás van a cumplir pero que dirán que cumplen y son leales a su programa y electorado.

Por lo que no descarto un Ibex en 11.000 puntos porque ya hemos escuchado todas las promesas, desde las más racionales hasta las esperpénticas que anhelan traer los esquemas de país de otras regiones del mundo. Por lo que entiendo que el mercado ya tiene todo eso descontado desde las profundas caídas de Enero a Marzo.

Dentro del mercado nacional quizás la empresa que menos ha variado su precio es Bankia, nuestro gran banco salvado por papá estado y que estaba muy lateral hasta que perdió el euro por acción. Pero aparte de eso, es un banco que desde que entró Goirigolzarri me gusta mucho, siempre ha estado en mis carteras, de las cuatro que tengo bajo mi mando, en dos de ellas tiene un porcentaje de la cartera bastante interesante, ya que cada vez que ha ahondado en sus mínimos he ampliado posiciones.

Bankia porque ya ha sido rescatado, por lo tanto, pase lo que pase mucho peor no le puede ir, tenemos un vasco al frente y la gestión que se ha hecho por la dirección está siendo muy responsable y positiva para la entidad, a día de hoy podemos decir que Bankia es una de las entidades del sector financiero que mejor lo está haciendo del estado. Sus fundamentales son buenos y su cifra de negocio ha mejorado mucho, es una empresa que ha empezado a devolver el dinero de su “rescate” y paga dividendos a los accionistas. Quizás lo que más se escapa a mi control es su cotización, en unos niveles demasiado bajos hasta para una entidad que ha sido rescatada, me planteo la opción de que quieran dejarla en un precio relativamente bajo para buscarle pareja al banco. No sé hasta qué punto tiene que ver con que la CNMV haya retirado la profundidad de mercado para España.

Sobre el resto de acciones la verdad es que me muestro en un rango de opinión muy neutral, actualmente tengo la mayoría de ellas en alguna de mis carteras y estoy relativamente satisfecho con su evolución, siempre podría ir mejor, aunque no necesariamente tienen que ser empresa cotizadas en el Ibex para estar expuesto a España, también hay empresas interesantes en el Mercado Continuo, e incluso en el pasado ya me posicione a favor de alguna de las empresa del MAB, que lo hicieron realmente bien, pero por ahora dejaría ese mercado en stanby y me posiciono más hacia el Ibex y el Continuo, pero no olvidar tomar posiciones en mercados europeos de referencia, como el Alemán, Francés, Holandés y Británico.

En el tema sectorial creo que habría que repartirse de forma más o menos equilibrada, entre banca, muy castigada estos últimos meses y con precios de lo más interesantes, retail, tanto cíclico como no cíclico, servicios auxiliares del tipo seguridad, empresas con fuerte inversión en I+D, y si tienen contratos con algún gobierno en materia de defensa con más razón aun. También el sector energético presenta interesantes oportunidades, con un petróleo que debería lateralizarse las empresas con fuerte peso en petróleo son interesantes, quizás más en el mercado americano que en el europeo, pero no podemos centrarnos solo en un mercado, vivimos en un entorno global, y las empresas del sector de la automoción pueden ser interesantes, el grupo Volkswagen ha sido duramente castigado y ha realizado fuertes provisiones, tenemos que dejarles margen para completar su recorrido pero son interesantes a mi entender.

Por lo que tenemos que obtener una serie de ideas claras de todo esto, España es un país al que le cuesta realizar cosas en serio, pero aun tiene tiempo y espacio para realizarlo, los mercados no atacan, solo se defienden de lo que consideran un ataque. Estamos en un país donde el socio tonto de nuestras inversiones, no ayuda y además nos arrastra a su perverso mundo donde nos roba y si nos defendemos nos hace parecer una mala persona, vamos a vivir una historia política que ya hemos pasado en diciembre, enero, febrero, marzo y abril, es decir, otra serie de meses, uno detrás de otro, que se van a repetir de forma tediosa y aburrida. También debemos tener claro de todo esto que toca exponerse a renta variable, el entorno de tipos tan bajo nos dejan una renta fija esquelética que como mucho nos chupa la sangre a comisiones, (excepto renta fija corporativa core) renta variable española, sí, renta variable europea, también, renta variable americana sí, pero no renta variable emergente, al menos evitemos países de América latina. Y sobre todo, debemos plantearnos el modelo de sociedad que queremos tener, si premiar a los mediocres a través de los subsidios de papá estado o premiar la competitividad a través de la meritocracia, en la que cada individuo, en el uso de su libertad decide como buscarse la vida y luchar por sus intereses.

 

 

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
3 veces compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de Jokin91

Black Friday III
0 Comentarios
Dos compañías con potencial.
1 Comentarios
Post - Brexit
0 Comentarios
Divergencia USA - UE
0 Comentarios
¿Invertimos en innovación?
0 Comentarios
La espiral de la muerte del inversor.
0 Comentarios
Sesiones con sangre.
2 Comentarios
Empecemos con un Deja Vu.
0 Comentarios
Tras la reunión de Doha...
0 Comentarios
Crack VS Acumulación
0 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5