Joaquín S. Arana Ruiz  

Jokin91 (233º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Jokin91
07:22 el 04 noviembre 2013

Sin miedo a los retos, proactivo en todo.

La codicia es buena, ahora parece que es legal.

Hace poco he vuelto ha disfrutar de la película, de Michael Douglas, Wall Street, The money never

sleep. Hay una parte, en la que hace su discurso de La codicia es buenaque me ha dado en que

pensar. Justo la parte en la que dice “Hace tiempo dije, la codicia es buena, ahora perece que es

legal. La codicia hace que mi kiosquero se compre una casa que no puede pagar y sin pagar

entrada”

 

Esto me ha dado algo en lo que pensar respecto al cierre de Fagor, que es lo mas reciente, el rescate

de Bankia y también me ha llevado a recordar la caída de Nueva Rumasa.

 

Fagor actualmente se encuentra en pre-concurso de acreedores, sin ganas de ser rescatada por nadie,

ni por el gobierno, ni por los bancos que le prestaron en el pasado ni por la propia corporación a la

que pertenece. Tampoco voy ha entrar a valorar si la estructura de cooperación y empresa son

compatibles o no, porque se ha visto que ha funcionado muy bien. Pero ayer vi en la televisión

como en una tertulia de tarde hablaban de esta empresa, de como sus empleados van ha terminar en

el paro y además como pierden sus ahorros. Bueno, por partes, van al paro, si, algunos pero otros y

espero que la mayoría serán recolocados en otro lugar del grupo Mondragon. Perderán sus ahorros,

eso es relativo porque no todos, solo los socio cooperativistas y solo lo que hayan puesto como

aportación al grupo empresarial o los que hayan invertido en preferentes, en este caso de Fagor,

aunque el caso Eroski también tiene tela. Es decir, no pierden todos sus ahorros porque lo que

tengan en depósitos, cuentas corrientes y otros instrumentos de inversión no cambia de valor, salvo

fluctuaciones del mercado. Es decir solo pierden aquello que hallan puesto como participación en la

sociedad o en la adquisición de preferentes, claro que algunos pusieron todos sus ahorros porque

por una parte confiaban en poder mantener la empresa abierta. El asunto es que como es una

cooperativa ellos son propietarios de la empresa, y se convierten en empresarios. Son ellos los que

deben supervisar la gestión a través de las decisiones en las juntas de cooperativistas. En este caso

concreto no se trata de una estafa, si no de una mala inversión, de un mal proyecto y de una mala

gestión. Todo esto me llevo a la asociación con la codicia, porque es la codicia por querer hacer que

su dinero creciese lo que les llevo a ponerlo en este tipo de productos, es la codicia por querer

apuntar mas alto de lo que pueden asumir con sus conocimientos lo que les ha puesto a algunos en

esta situación tan complicada, ya que muchos se apuntaban sin al menos molestarse en aprender

algo de contabilidad ni de gestión empresarial ya que se fiaban de lo que decía un “experto”,

experto en ¿qué?, del vendedor es del último que tienes que fiarte, sobretodo en lo que ha temas de

dinero se refiere, y teniendo en cuenta que en este tipo de inversiones siempre hay muchas formas

de saber si la inversión que vamos a realizar puede ser buena o no. No es difícil pasear por la página

web del Banco de España ni buscar información en la página de la CNMV ni buscar las notas que

las agencias de rating ponen al producto que vamos a adquirir. Todo esto lo puede hacer uno mismo

para tomar una decisión adecuada al riesgo que desea asumir independientemente de lo que el

experto o la propia empresa en la que se va a entrar digan ya que estos y otros muchos emiten

informes sobre prácticamente todo tipo de producto de inversión. Además decidir con el corazón si

ponemos o no nuestro dinero en los productos de una empresa es la forma mas absurda de decidir

donde ponemos nuestro dinero, ya que lo mas seguro es que terminemos arruinados.

 

Otro caso es Bankia, en el que se ha dado la casualidad que han confluido la mala praxis de los que

querían colocar a toda costa los paquetes de preferentes y la codicia de los clientes que querían algo

a cambio de nada. Aquí se ha demostrado en algunos casos que los empleados de los bancos no

mostraban toda la información cuando explicaban a sus clientes este vehículo de inversión. Pero si

que estaba todo perfectamente explicado en el contrato que se firmaba, aquí muy pocos se pararon a

leerlo, la mayoría firmaba sin mas porque confiaban en la persona que les atendía y volvemos a lo

de antes, del vendedor es del último que tienes que fiarte. En este país tenemos muy poca cultura

financiera pero si que una cantidad de refranes populares que todos conocemos, por ejemplo “nadie

da duros a cuatro pesetas” y partiendo de esto llego a la reflexión que si un banco esta ofreciendo

algo que los demás no, por lo menos, dedicaría un poco de tiempo y consultaría con otros en donde

esta el truco. Que están haciendo que los demás no, y volvería a divagar por las páginas del BdE,

CNMV, agencias de rating... en busca de información sobre el producto en cuestión, y ya después

de todo eso, preguntar al vendedor. Es cierto que en este caso en la CNMV no vieron venir la

situación de Bankia pero el BdE si que estaba mosca y para mi eso es mas que suficiente para no

entrar, al menos no con “todos mis ahorros” y las agencias de rating, estás si que no apostaron ni un

euro por las preferentes, ninguno quiso entrar en Bankia ni en sus productos y para mi, si alguien

que entiende de verdad esto, como puede ser una agencia de calificación u otros bancos de

inversión, no entran, yo mucho menos por muy bonito que me lo pinten en la entidad. Por lo que en

mi opinión la codicia y pereza por no ponerse a preguntar a otros e incluso la tacañería por no

querer contratar un asesor financiero independiente han provocado que muchos entrasen en este tipo

de productos, que mientras se vendían si que se podía uno deshacer de ellos pero cuando ya nadie

los quiere, su mercado deja de existir y los ahorradores que entraron, perdieron su inversión

(ahorro). Hay muy poca cultura financiera en este país, y así lo hemos visto con todos los

escándalos y seguimos sin aprender porque la gente no quiere dedicarle un poco de tiempo a esto de

las inversiones, pero eso si, si que quieren los beneficios de los inversores.

 

Por último, el discurso de Gordon Gekko me llevo a recordar la caída de Nueva Rumasa, esa

empresa presidida por Ruiz Mateos. Aquí tenemos un claro ejemplo de mala gestión pero aún así se

gastaron muchísimo dinero en campañas para atraer inversores a la empresa. Aquí no hubo, al

menos de una forma tan descarada como en Bankia, ocultación de la información. La deuda que

emitió Nueva Rumasa en pagares no estaba bajo control de la CNMV por las características de la

operación, aun así la CNMV advirtió hasta siete veces del riesgo de entrar en este producto de esta

empresa y de hecho la Comisión Nacional del Mercado de Valores insistió que los que fuesen ha

adquirir estos productos antes revisasen las cuentas anuales de la compañía. De hecho la frase

exacta en la página web de la CNMV es "se recomienda que se estudie antes la situación jurídica y

económico-financiera de la entidad". Si juntamos que las características de la operación eran justo

las concretas para quedar fuera de la vigilancia de la CNMV y que ella misma avisaba del riesgo, al

menos para mi, es algo que me indica que quizás sería una muy mala idea comprar esos pagares por

muy alta rentabilidad que diesen. Aquí tenemos la codicia, ya que los que entraron lo hicieron por

esas rentabilidades que ofrecían. Esto me lleva también a lo antes comentado, si alguien ofrece una

rentabilidad mucho más alta que el resto del mercado me pregunto donde esta el truco.

 

Como conclusión saco que la codicia es lo que hace que cometamos riesgos innecesarios, que

hagamos una mala gestión de nuestro dinero y es la codicia lo que hace que la gente pierda dinero.

También que del vendedor es del último de quien tienes que fiarte y que siempre hay que comparar

y hacer preguntas, hacer muchas preguntas por muy incomodas que parezcan y si no sabes como

salir, no entres. También que decidir con el corazón si ponemos o no nuestro dinero en los

productos de una empresa es la forma mas absurda de decidir donde ponemos nuestro dinero, ya

que lo mas seguro es que terminemos arruinados y que siempre, siempre, hay que leer antes de

firmar. Para terminar lo haré con una frase de uno de los mejores inversores, Warrent Buffet, “nunca

invierto en algo que no entiendo”.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
2 veces compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de Jokin91

Black Friday III
0 Comentarios
Dos compañías con potencial.
1 Comentarios
Post - Brexit
0 Comentarios
Divergencia USA - UE
0 Comentarios
¿Invertimos en innovación?
0 Comentarios
La espiral de la muerte del inversor.
0 Comentarios
Sesiones con sangre.
2 Comentarios
Empecemos con un Deja Vu.
0 Comentarios
Tras la reunión de Doha...
0 Comentarios
Crack VS Acumulación
0 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5