Vicente Varo  

Kaloxa  

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Kaloxa
09:57 el 01 marzo 2012

CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

Los 10 imprescindibles consejos de Jeremy Grantham para inversores particulares

Hoy me encontrado como un auténtico regalo la última carta de Jeremy Grantham, de GMO, uno de los grandes en esto de la inversión. No sólo me parece de obligatoria lectura por sus habituales y valiosas visiones de la situación, sino por los deliciosos 10 consejos de inversión para inversores particulares que da al principio de su carta. 

Lo hace haciendo una metáfora con las recomendaciones que Polonio le dio a Laertes en Hamlet

En la carta está en inglés, pero me ha gustado tanto que lo primero que he hecho esta mañana al llegar a la oficina ha sido traducirla. Pido perdón por adelantado por mi traducción libre y por las inexactitudes sobre lo que Granthan haya querido plasmar en las que pueda haber incurrido. Ahí va eso. 

"Consejos de inversión de tu tío Polonio"

Para inversores individuales que van a partir a peligrosos viajes de inversión

1. Cree en la historia. En la inversión Santayana tiene razón: la historia se repite y se repite, y si lo olvidas es por tu cuenta y riesgo. Todas las burbujas se pinchan, todos los delirios de inversión pasarán. Es absolutamente necesario ignorar los intereses creados de la industria y las cheerleaders inevitables que le aseguran que esta vez se trata de un nuevo nivel de alta o una más alta forma permanente nivel de productividad, incluso si ese punto de vista proviene de la Reserva Federal se. Sobre todo si viene de allí. 

El mercado es gloriosamente ineficiente y deambula errante lejos de su precio justo. Pero finalmente, después de romper tu corazón y tu paciencia (y, para los profesionales, los de sus clientes también), volverá a su valor objetivo. Su tarea es sobrevivir hasta que eso ocurra. He aquí cómo.

2. "Ni un prestamista ni el prestatario seas" Si pides prestado para invertir, interferirá en tu capacidad de supervivencia. Las carteras no apalancadas no pueden ser sacadas del mercado, las apalancadas sí. . El apalancamiento reduce el activo más importante para los inversores: la paciencia.

Se alienta la agresividad financiera, la imprudencia y la codicia. Eleva tus rentabilidades más, más y más, hasta que de repente te arruina. A un particular le permite tener hoy lo que no realmente no se podría permitir hasta mañana. Ha demostrado ser tan seductor que los ciudadanos en masa no han podido resistirse, como si fuera una droga.  Asimismo, los gobiernos, desde la Edad Media y ahora en especial, al parecer, han demostrado igualmente ser incapaces de controlarse. 

Cualquier sociedad sana debería reconocer la trampa de la deuda y aprobar leyes en consecuencia. Los pagos de intereses no deberían ser en absoluto deducibles de impuestos. Por ley, la deuda pública debería tener un límite sensible de, digamos el 50% del PIB, con las transgresiones actuales se necesitarían 10 o 20 años para corregirla...) Pero, volvamos a las inversiones...

3. No ponga todo de su tesoro en un barco. Esto es tan obvio como el más básico consejo de inversión podría ser. Lo sabían ya los comerciantes miles de años atrás. Varias inversiones diferentes, cuantos más mejor, le darán a tu cartera mayor fortaleza ante las adversidades, la capacidad de resistir mejor los shocks. Es evidente que cuantas más inversiones y más variadas, mayor será la probabilidad de sobrevivir los períodos críticos en los que tus grandes apuestas van mal.

4. Se paciente y enfócate al largo plazo. Espera a las buenas cartas. Si has esperado, y esperado un poco más, hasta que finalmente aparece un mercado muy barato, este será tu margen de seguridad. Ahora todo lo que tienes que hacer es resistir el dolor, y una muy buena inversión se convertirá en una excepcional. Las acciones concretas generalmente se recuperan, los mercados siempre. Si has seguido las reglas anteriores, te sobrepondrás a las malas noticias.

5. Reconoce tus ventajas con respecto a los profesionales. Con mucho, el mayor problema para los profesionales de la inversión está relacionado con su carrera y el riesgo empresarial: la protección de su propio trabajo. La segunda maldición del profesional de la gestión es sobregestionar, provocada por la necesidad de parecer siempre ocupado, de hacer ver que se gana el sustento.

El particular está mucho mejor colocado para esperar pacientemente a que llegue el momento perfecto, sin tener en cuenta lo que otros están haciendo, lo cual es casi imposible para los profesionales.

6. Trata de contener el optimismo natural. El optimismo ha sido probablemente una característica positiva de supervivencia. Nuestra especie es optimista y las personas con éxito son, probablemente, más optimista que la media. 

Algunas sociedades son también más optimistas que otras: los EE.UU. y Australia son las dos en las que me voy a centrar. Estoy seguro (pero me alegro de no tener que demostrarlo) que tiene mucho que ver con su éxito económico. Los EE.UU., en particular, alienta la asunción de riesgos: los empresarios en quiebra se valoran, no son rechazados.

Mientras que 800 empresas nuevas de Internet en los EE.UU., frente a las 80 de Alemania, pueden perder mucho más dinero, algunas de esas 800 acaban siendo las Amazon y las Facebook de turno. No tienes que ser especialmente mejor, las leyes de la probabilidad se ocuparán de ello. 

Pero el optimismo viene con un inconveniente, especialmente para inversores: a los optimistas no les gusta escuchar malas noticias. Dile a un europeo que hay una burbuja inmobiliaria y tendrás un buen debate. Díselo a un australiano y tendrás la Tercera Guerra Mundial. He estado allí, hecho eso! Y en una burbuja del mercado como la de año 2000,  noticias pesimistas sobre los mercados serán recibido en EEUU como noticias de una peste bubónica. Los profesionales bajistas serán despedidos sólo para evitar oir hablar del pesimismo. Aquí de nuevo es más fácil para un particular. Mantener la calma es mucho más fácil que para un profesional que está rodeado de noticias calientes todo el día (y a veces de clientes furiosos también). No es fácil, pero es más fácil.

7. Sin embargo, en raras ocasiones, intenta ser valiente. Puedes hacer apuestas más grandes que los profesionales cuando se presentan oportunidades extremas. El mayor riesgo que existe para ellos, el que proviene de los reveses temporales (la pérdida extrema de los clientes y el negocio) no existe para ti. Así que, si los números que dicen que es un valor excepcionalmente barato en un mercado infravalorado, aprieta los dientes y ve a por ello.

8. Resístete a la masa: valora sólo números. Podemos estar de acuerdo que en la vida real, en oposición a la vida teórica, este es el más difícil de consejos a seguir: el entusiasmo de la multitud es difícil de resistir. Ver a los vecinos hacerse ricos al final de las burbujas mientras te sientas a que pase pacientemente es una verdadera tortura. La mejor manera de resistir es hacer tus propias mediciones simples de valor, o encontrar una fuente fiable (y comprobar sus cálculos de tiempo en tiempo). 

A continuación, rinde reverencias a los números y tratar de ignorar todo lo demás. Ignorar especialmente a corto plazo las noticias: el flujo y reflujo de las noticias económicas y políticas es irrelevante. El valor de las acciones se basan en todo el valor futuro de los dividendos y los beneficios de muchas décadas en adelante. Los retrocesos económicos de corto plazo no tienen impactos apreciables a largo plazo sobre empresas concretas, eso por no hablar de las clases de activos generales en las que debes concentrarte. Deja esas complejidades a los profesionales, que en promedio perderán dinero tratando de descifrarlas.

Recuerda también que en las grandes oportunidades para evitar el dolor o ganar dinero (las únicas oportunidades de inversión que realmente importan), los números son casi escandalosamente obvios: frente a una media a largo plazo de 15 veces los beneficios, el mercado alcanzó su punto máximo en 1929 en 21 veces, pero en la burbuja del 2000 el S&P 500 alcanzó un máximo de 35 veces! A la inversa, la baja en 1982 era de menos de 8 veces. ¡Esto no va de matemáticas complejas!

9. Al final es bastante simple. En serio. Permítanme darles algunos datos alentadores. En GMO predecimos rendimientos de los activos de clase en una manera simple y robusta, aparentemente: asumimos que los márgenes de beneficios y los ratios de precios revertirán a la media en siete años desde el nivel en el que están hoy.  Hemos hecho esto desde 1994 y llevamos ya 40 previsiones trimestrales (Empezamos con 10 años y nos pasamos a 8 recientemente)

Bien, cada una de las 40 veces las previsiones han sido efectivas sobre sobre la aleatoriedad y en algunos casos ha sorprendentemente precisa. Estas estimaciones no dependen de los matices o doctorados. Se trata de ignorar a la multitud, de elaborar relaciones simples y ser paciente. (Pero, si usted es un profesional, serán también de un riesgo colosal para el negocio). 

Ahora, mira nuestras últimas predicciones a 10 años que concluyeron el pasado 31 de diciembre (gráfico de abajo). Y anímate. Estas previsiones se realizaron con una metodología robusta pero simple. El problema es que, a pesar de que pueden ser simples de producir, para los profesionales son difíciles de implementar. Para muchos de vosotros, los inversores individuales, sin embargo, puede resultar mucho más fácil.

10. "Y sobre todo: sé sincero contigo mismo." La mayoría de los que jugamos al tenis nos hemos beneficiado de jugar contra los no-realistas: los que juegan con una visión romántica de ese glorioso día de septiembre de hace 20 años. Aquel dia en que cada revés que intentaban se iba a la línea y cada dejada salía perfecta, en vez de fijarse en que sus habilidades en la actualidad están tristemente atrofiadas y su capacidad física se ha reducido. Y gracias a Dios por ellos. Pero hacer esto en la inversión es brutalmente caro.

Para tener éxito en la inversión como particular, es absolutamente necesario que usted conozca sus limitaciones, así como sus fortalezas y debilidades. Si puede ser paciente y hacer caso omiso a la multitud, es probable que le vaya muy bien. 

Pero imaginar que puedes, y adoptar un enfoque erróneo a continuación, que le permite ser seducido o intimidado por la multitud y entrar tarde o salir pronto es un desastre garantizado. Debes conocer tus umbrales de paciencia y dolor, y no jugar por encima de tus posibilidades. Si no puedes resistir la tentación, NO DEBES gestionar tu propio dinero de ningún modo. No hay reuniones de inversores anónimos a las que asistir. 

Hay, sin embargo, dos alternativas perfectamente razonables: o bien contratar a un gestor que tiene esas habilidades (recordando que es aún más difícil para los profesionales quedarse al margen de la multitud) o bien elegir un índice diversificado y global de acciones y bonos, poner su dinero en él  y tratar de no mirar de nuevo hasta que se jubile. Incluso entonces, mirar sólo para ver cuánto dinero usted puede sacar con mucha prudencia. 

Por otro lado, si usted tiene paciencia, un umbral de dolor decente y la capacidad de evitar caer en la mentalidad de la masa,

junto a unos conocimientos básicos de matemáticas a nivel del colegio, y sentido común... Entonces ve por ello. 

En mi opinión, tienes suficientes cartas a tu favor y superarás a la mayoría de los profesionales (que es triste, pero en realidad, algo bastante fácil) e incluso podrías hacerlo muy bien con tus inversiones.

Buena suerte".

Recomiendo leer, cómo no, el conjunto de la carta. Y por supuesto la parte dedicada a sus perspectivas de inversión (en las que sus principales consejos son estar fuera de los activos considerados ahora de "más calidad", como deuda pública de los estados más solventes, y las acciones EEUU de mayor calidad también, en ambos casos por razones de precio, y sobreponderar ligeramente bolsas globales), pero lo que me parecía más esencial de toda ella eran estos 10 consejos. 

JGLetter_LongestLetterEver_4Q11.pdf

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
6 comentarios
3 veces compartido
El punto siete y el diez, combinados. Sigo insistiendo en la intuición, no se puede razonar todo porque hay más posibilidades de que te salga mal y además pierdes mucho tiempo, ese bién tan escaso.
Vicente, me parecierón muy buenos los 10 puntos del señor Jeremy Grantham, a la tarde le hecho un vistazo en profundidad... ;-)
Gracias por el curro tambien de la traducción! (...liberal) ;-)
Un Abrazo!!
Luis.
La leí también el otro día. La carta es un poco ecocatastrofista, pero Grantham es uno de los grandes. Gracias por extender el conocimiento.
sabeis si desde España se puede invertir con GMO?
@agua29  La gestora no está registrada en la CNMV y que yo sepa no tiene distribuidor aquí.

No sé si alguien tiene más info que yo

Kaloxa, Muchas gracias por el artículo. Con Grantham siempre se aprende.  Me quedo con el 4 "La paciencia" (y la disciplina que requiere). Warren Buffet lo dice muy gráfico: "Mejor no hacer nada, que hacer estupideces".

 Comentar

Últimos artículos del blog de Kaloxa

¿Por qué no te cambias?
27 Comentarios
Y Trump ganó las elecciones... ¿Qué supondrá para los mercados?
16 Comentarios
Cada vez más cortoplacistas...
7 Comentarios
Renta fija: ¿Primer aviso?
11 Comentarios
El nuevo fondo de Paramés ya está registrado en la CNMV
40 Comentarios
¿Quién gestiona mi fondo?
12 Comentarios
¿Invertir en bancos es value investing?
22 Comentarios
Un regalo que me ha hecho pensar: gracias
16 Comentarios
García Paramés lanzará su propia gestora, mi visión de la sorpresa del año
44 Comentarios
¿Prestarle a una empresa sabiendo que te devolverá menos? ¡Ya pasa!
19 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5