Daniel Suárez Montes  

Lemming (111º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Lemming
11:44 el 29 noviembre 2012

Socio - Director en LeBris EAFI

Estrategia 2013, #2: las primas de riesgo en España y el rescate

Medidas del riesgo España. Además del diferencial entre el tipo de interés de la deuda española y alemana a 10 años, la famosa prima de riesgo, hay otra medida de valoración relativa no tan famosa pero que nos aporta información muy  interesante.

La prima de riesgo menos famosa. Es la diferencia entre la rentabilidad que exigen los inversores, no a los bonos, sino a los mercados de acciones de España y Alemania. Para calcular la rentabilidad a largo plazo que ofrecen el IBEX 35 y el DAX vamos a obtener (i) el PER ajustado por ciclo de beneficios (CAPE), poniendo en el denominador la media móvil de beneficios de 10 años, y (ii) le damos la vuelta al CAPE (inversa, 1/CAPE) para calcular el earning yield de cada mercado de acciones, o la rentabilidad a largo plazo que cabría esperar de cada índice atendiendo a las valoraciones actuales que aplican los inversores. Esta prima de riesgo (IBEX 35 – DAX) está actualmente en los 480 puntos básicos. La rentabilidad que los inversores exigen al IBEX es del 10% (a más rentabilidad exigida, precios más bajos) mientras que la que soporta el DAX no llega al 6%. La evolución de las dos primas de riesgo, en deuda y mercados de acciones, han llevado caminos muy parecidos en los últimos años.

Impacto del rescate en las primas y, por tanto, en los precios de los activos. Desde que el BCE anunciara en septiembre la articulación de un nuevo programa de compra de deuda soberana (OMT por sus siglas en inglés), sujeto a una serie de condiciones como la previa solicitud de un programa de asistencia al EFSF/ESM (mecanismos de estabilidad), el mercado ha empezado a valorar la posibilidad de que España se acoja a estos programas, frenando la subida de las primas de riesgo. Hay opiniones que apuntan a que, si se accede al programa del BCE previa solicitud de ayuda al EFSF/ESM, el diferencial de deuda entre las referencias de España y Alemania podría estrecharse hasta los 200 puntos básicos (hoy en 400). Esta caída de tipos de interés de la deuda española debería tener un impacto sobre “la otra” prima de riesgo al (i) facilitar financiación más barata al Tesoro, (ii) abrir nueva ventana de emisiones para el resto de agentes y (iii) facilitar la vuelta del inversor no residente que se va a encontrar con menos volatilidad en los activos financieros españoles. Así, la rentabilidad que se exige al IBEX 35 del 10% podría caer hasta niveles del 9%. Una caída en rentabilidad que se traduce en una subida de precios. Los inversores en bonos y gestores de renta fija están muy familiarizados con conceptos como duración modificada, sensibilidad, o las dos caras de la misma moneda TIR/Precio. La expresión que relaciones variaciones en TIR (rentabilidad exigida) con Precio es la que tenéis en el gráfico. La caída de TIR podría ser de 100 puntos básicos, que multiplicado por la duración modificada del IBEX 35 (la inversión en bolsa no tiene vencimiento explícito como los bonos, pero hay análisis que apuntan a una duración de 15 años la que soportan los mercados de acciones) llegamos a un impacto en precios, o cotización del IBEX 35, del +15%.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de Lemming

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5