Lizpiz (243º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Lizpiz
22:58 el 09 marzo 2010

Inversión en dividendos

Los dividendos son el principal generador de rendimientos de las inversiones en acciones en el largo plazo. Según un estudio de Morgan Stanley, desde 1926 han calculado que el retorno de las acciones europeas sin contar dividendos ha sido del 1,3%, comparado con el 5,6% de retorno  teniendo en cuenta los dividendos.

 
 
 

La excepción a esta mejor evolución de las ganancias de los inversores que optaron por la inversión en dividendos, frente a aquéllos que eligieron la revalorización pura de capital, la tenemos en los tremendos mercados alcistas de la década de los 80 y de los 90, en las que la vorágine especulativa hacía palidecer la rentabilidad por dividendo. Pero ya sabemos cómo acaban las burbujas de activos, y esta crisis en la que estamos sumergidos, está poniendo de relevancia una vez más la inversión fundamental.

Podemos enumerar tres motivos principales por los que la inversión en dividendos se está volviendo cada vez más importante. Son razones estructurales por las que los dividendos volverán a ser la clave para asegurarse retornos futuros:

1. Cambios demográficos.
La generación del baby boom están cerca del periodo de jubilación, por lo que su perfil inversor se orientará a estrategias que buscan rentabilidad periódica, como los dividendos, alejándose del terreno especulativo de la bolsa.

2. La renta fija se debilita como competidor estructural de los dividendos.
Medidas estructurales adoptadas por los gobiernos para salir de la crisis en los próximos años, mantendrá los tipos de interés bajos. Además la presión de la gigantesca deuda pública mundial, se hará notar en las rentabilidades corporativas, propiciando situaciones como las que ya podemos apreciar en la actualidad, en las que el dividendo que paga una empresa es mayor que la rentabilidad del bono de la misma empresa. Por último, y para debilitar aún más a los bonos como competidores de los dividendos, la renta fija no ofrece protección alguna contra la inflación, riesgo que ahora mismo no valoramos pero que no debemos descartar para el futuro.

3. Mercado en rango.
Las acciones bursátiles deberían moverse en un rango lateral más o menos amplio en los próximo años, debido a los serios contratiempos estructurales a los que se enfrenta la economía global. En semejante entorno, la inversión con objetivo de obtener ganancias de capital (pura subida bursátil), palidece al lado de la búsqueda de la rentabilidad por dividendo, que sin duda será más rentable y segura.

Hay que tener muy claro que en los próximos años la incertidumbre macroeconómica va a ser muy alta, y los desafíos que afrontarán los gobiernos para enderezar la economía serán numerosos. Ante esta situación, en la que el crecimiento económico será anémico y los tipos de interés se mantendrán bajos por un prolongado periodo de tiempo, la inversión en alta rentabilidad por dividendo se antoja como la mejor opción y la que sin duda tendrá más demanda de los inversores.

Fuente:Economía hoy

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5