Luis Allué Bellosta  

Luis1 (5º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Luis1
09:30 el 12 julio 2013

Dermatólogo de Barcelona

!MARCO ENSEÑA VALUE A ALICIA!

Recientemente mi hija Alicia visitó a @cfindipendente (Marco Lanaro) en su casa de Merano, en el norte de Italia.  Tengo que agradecerle a Marco la paciencia que tuvo con ella y las enseñanzas sobre value investing que le dio generosamente.  Reproduzco una parte de la conversación value que tuvieron rodeados de montañas nevadas. Disculpen el distinto tamaño de letra que me ha sido imposible modificar.

 

Marco hizo una breve pausa, inspiró hondo, llenándose del aire puro de Merano y continuó instruyendo a nuestra pequeña.

-“Si alguien le dice que sabe cuál es la mejor asignación futura, asienta lentamente, retroceda unos cuantos pasos, dese la vuelta y corra como alma que lleva el diablo”, son palabras de William Berstein. Los expertos te continuarán persiguiendo con sus endiabladas predicciones pero no olvides que nunca podemos tener la seguridad de saber cuáles serán las operaciones ganadoras, aunque algunos sí parecen saberlo.  Buffett ya lo advirtió: en muchas empresas y sociedades de inversión “el jefe lanza la flecha para luego, rápidamente, pintar la diana alrededor de donde fue a parar”. Y es que, como afirma Joseph Heller: “El destino es una buena casa cuando todo te va bien, cuando eso no es así, no se llama destino, se le llama injusticia, traición o simplemente mala suerte”.

-Pero los analistas se saben los precios de las acciones de memoria, de algo servirá eso…

-“Un cínico sabe el precio de todo y no sabe el valor de nada” dijo Oscar Wilde. Así que pon un rótulo en tu habitación con la siguiente leyenda: “No preguntes a los analistas, ellos tampoco lo saben”. 

-Hay muy buenos asignadores de capital –aunque algo escondidos-, pero medita lo que enunció Lao-Tsé: “Los que tienen conocimiento no predicen. Los que predicen no tienen conocimiento”. Tu amigo Ben Graham afirmó que “el análisis debe ser perspicaz, no profético” y Howard Marks que “no puedes predecir pero puedes prepararte”.

-Me has dejado agotada.

- “Por cada cien analistas que se preocupan de lo que va a  hacer el mercado sólo uno se preocupa de lo que va a hacer la compañía”, eso lo manifestó el mítico Peter Lynch –continuó Marco, erre que erre, recordando a algunos de sus gigantes.

-De verdad que estoy cansada –se reafirmó nuestra pequeña tocándose su cabeza, con precaución,  por si quemaba.

-Lo sé y lo siento pero ya lo expresó Albert Schweitzer: “Según vamos adquiriendo conocimiento, las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas”. Ahora seré yo quien te haga una pregunta. ¿Cómo vas a invertir tu dinero?

-Estudiaré la historia financiera de los últimos doscientos años y actuaré en consecuencia.

- Invertir mirando el retrovisor y no a través del parabrisas puede conllevar problemas ya que tenderemos a proyectar nuestras expectativas en base a lo ocurrido en el pasado y no hay nada más fácil que caer en el autoengaño ya que obrando con ese criterio subestimamos el hecho de que las cosas tienden a cambiar y a no ocurrir como en el pasado.

-Pues Templeton sentenció que las cuatro palabras más peligrosas en finanzas son: “Esta vez será diferente” –contraatacó Alicia.

Marco esbozó una sarcástica sonrisa.

-Le pediré consejo a Warren - reconoció Alicia, rindiéndose definitivamente.

-Desgraciadamente Buffett no vivirá para siempre y aunque sí lo harán sus ideas puede que algún día te encuentres sola delante del espejo.

Alicia  dudó unos instantes.

-¡Dame tu teléfono!, Marco, creo que lo necesitaré.

-Estudia finanzas -sobre todo Value Investing-, y eso lo debería hacer todo el mundo, con independencia de cuál fuera su oficio. Tu objetivo debe ser alcanzar la libertad financiera y lo conseguirás únicamente cuando tengas un esclavo llamado Capital que trabaje para ti las veinticuatro horas del día, todos los días de año, y lo haga, simultáneamente, en muchas buenas empresas. Sólo hay dos consideraciones a tener en cuenta: tu Capital tiene que ser lo suficientemente grande como para pagar todos tus gastos diarios y además necesita órdenes eficaces, esperará instrucciones inteligentes de alguien y ese alguien -seas tú o un gestor profesional- deberá dárselas de forma clara, diligente y satisfactoria. Si tú no eres capaz de hacerlo necesitarás un buen asesor y recuerda que hay pocos realmente buenos y que estén lo suficientemente cualificados para aportar valor a tu cartera. Identificarlos no es fácil y deberás estudiar mucho para hablar en su mismo idioma y poder entenderte con ellos y eso, créetelo, tampoco es sencillo.

-¡Tu teléfono! -insistió Alicia un tanto desconsideradamente.

Esta vez Marco no pudo contener una alborozada y espontánea hilaridad. 

-"El hombre medio no desea que le digan si el mercado es alcista o bajista. Lo que desea es que le digan, de forma específica, qué valor comprar o vender. Quiere algo por nada. No desea trabajar. Ni siquiera desea pensar", son palabras del mítico J. L. Livermore –continuó Marco, tratando de recuperar la frecuencia normal de su ritmo cardíaco. Un conocido -tras leer un libro de bolsa que le había recomendado- me dijo que había entendido el texto pero me preguntó directamente en qué acciones debía invertir ya que en el libro no lo especificaba. La gente, en general, es muy cómoda y “quieren el pez, no la caña”. Esfuérzate en formarte financieramente y a todo el que te pida consejo ofrécele toda la información que precise y que esté capacitado para entender, pero no le desveles tu solución: sin esfuerzo personal no hay camino posible hacia el éxito. Benjamin Franklin resumió esas ideas con las siguientes palabras: “ Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

-Si todo el mundo invirtiera a una media del 10 % anual y capitalizara las plusvalías sería materialmente imposible obtener esas rentabilidades y, asimismo, el capital de todos, en su conjunto, sería tan enorme que perdería casi todo su valor salvo que los negocios de la humanidad se expandieran por el resto de la galaxia –cuestionó Alicia. Con tanto ahorro, también se reduciría el consumo y eso repercutiría negativamente en las empresas que, supuestamente, tienen que justificar ese 10 % con sus ventas.

-Precisamente por eso guardo el secreto… -mintió Marco, luciendo una traviesa sonrisa que le delataba. Al final de mi vida no será el que yo tenga más o menos riqueza material lo que haya justificado mi existencia, sino más bien, a cuántas personas haya podido ayudar. Si he sido dotado con cierta habilidad para asignar capitales eficazmente no sería justo esconder egoístamente ese conocimiento…

-Una última pregunta –interrumpió Alicia.  Me habéis convencido, entre todos, de que el Value Investing es la forma más segura y eficaz de invertir mis ahorros, pero si es así y así se ha cumplido desde que Graham publicó Security Analysis en el año 1934, ¿por qué sigue siendo el paraíso de una minoría?

-Si me lo permites –dijo Marco, besando la frente de Alicia-, te va a contestar Seth Klarman:

"Aunque todos los habitantes del país se convirtieran en analistas de valores, conociesen de memoria el inversor inteligente de Ben Graham y asistiesen a las reuniones de accionistas de Buffett, la mayoría de gente se seguiría sintiendo atraída por fantásticas OPV iniciales, estrategias de impulso e inversiones de moda. A la gente le seguiría pareciendo tentador comprar y vender a lo largo del día y realizar análisis técnicos de los gráficos de bolsa. Un país de analistas de valores seguiría reaccionando de forma exagerada. En pocas palabras, hasta los inversores mas avezados cometerían los mismos errores que han venido cometiendo desde siempre los inversores, y por la misma e inmutable razón: porque no pueden evitarlo".   

-¡Ufff…! -Suspiró Alicia, entre todos vais a acabar conmigo, pero os entiendo, el  mensaje value de Klarman es idéntico al tuyo y similar al de Buffett, todos tenéis en común –aparte de la paciencia- que os gusta comprar en rebajas.

-Efectivamente, aunque cada value investor tiene su propia y particular forma de invertir, todos hablamos el mismo idioma y hemos disfrutado del mismo profesor: tu amigo Ben Graham. Tienes que regresar, Warren se está poniendo su traje caro que le sienta como si fuera barato y te espera en el hotel. Tan sólo unas últimas palabras para que reflexiones durante el viaje:

“Cuando compro una acción prefiero que, en el corto plazo, su precio baje considerablemente, eso me obliga a revisar la racionalidad de mi valoración inicial y así puedo calibrar mi grado de convicción; si mi certeza es fuerte se me está ofreciendo la oportunidad de comprar más a un mejor precio” (Marco Lanaro)*.

 

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
31 comentarios
9 veces compartido

@Luis1: tiene razón. Lo que lo hace aun más incomprensible en vista de que gente como Bestinver (no solo por su track record) afirma que Europa es más ineficiente que los EE.UU.

Otra cosa curiosa es que muchos de los 'analistas' que hablan en radio, portales financieros en España casi siempre recomiendan bolsa EE.UU. y a la vez se escuchan noticias de que gente como Seth Klarman está buscando oportunidades en Europa... nonsense!.

 

Gracias otra vez @Luis1 por uno de tus tantos artículos interesantes en Unience. ¿También nos servirá este post para ahorrarnos la compra de la próxima edición de Alicia en Wall Street? Espero que no sea así, ya que si el resto de las nuevas 53 páginas que comentas son tan sugestivas como estas líneas merecerá la pena obtener otro ejemplar.

En tus referencias a Marco me ha venido en mente una frase de Daniel Kahneman cuando habla de las personas que tienen éxito, y dice que el éxito es "talento+suerte". Creo que Marco tiene un gran talento, así que en la vida puede que tenga un gran éxito si consigue un cúmulo de suerte, sobre todo porque está demostrado que a través de esta red social nos ayuda, al igual que tú, a pescar y conseguir la caña.

Es muy interesante tu comentario porque da pie a muchas reflexiones.

En primer lugar y rotundamente: Sí valdrá la pena hacerse con la tercera edición y esta vez no tengo miramiento alguno en decirlo porque, como sabes, los derechos de autor se han donado íntegramente al fondo de ayuda a África de Bestinver, de la ONG África Directo.

En Marketing se enseña que hay que mostrar lo mejor del producto así que ya te anticipo que esas líneas finales del capítulo son las mejores, no voy a engañar a nadie.

A medida que uno se acerca a la excelencia...¿la suerte importa más o menos?  Esa es una pregunta para reflexionar un buen rato. ¿Tú que opinas?  Hago extensiva la pregunta a todos los que lean este comentario, incluído el propio Marco que a estas horas ya se habrá sonrojado:)

Alguien dijo, perdónenme por mi desidia estival en buscarlo, pero Google is your friend, que suerte = preparación + oportunidad. Pues eso.

En un enfrentamiento entre dos rivales de fuerzas y capacidades parejas (pongamos un Barça-Madrid) la suerte es fundamental en el resultado, en cambio en un partido entre el Madrid y el Girona, la suerte influye mínimamente y es más importante la preparación.

En un mundo en el que todos tenemos acceso a toda la información en donde se supone que la mayoría de gestores gozan de las mismas ventajas y preparación (aunque esto es discutible) la suerte debería influir mucho, no obstante yo opino que Marco no la va a necesitar dado que si el proceso inversor es correcto el tiempo tenderá a darle la razón.

@arturop:

Qué casualidad, también Daniel Kahneman en el mismo capítulo que menciona la suerte habla de la historia de Google, ya que "... sus dos creadores  se cuentan hoy entre las más ricas del planeta, a pesar de que al año de fundar Google quisieron vender la compañía por menos de 1 millón de dólares y el comprador creyó que era un precio demasiado elevado"  ;)

 

@Luis1:

Estoy seguro que la excelencia tarde o temprano encuentra la suerte. Creo que fue B. Franklin quien citaba "El éxito no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días". Lo peor entonces es tirar la toalla y no seguir luchando contra las adversidades que nos surjan, que a veces no son sólo cuestión de suerte o conocimientos sino de empatía y psicología social, disputas, conflictos de intereses y problemas entre inversores.
Y ya puestos a sonrojar a Marco, creo que su experiencia y conocimientos hacen de él un experto de la inversión en el día a día.

Por otra parte y valorando vuestras aportaciones en las últimas semanas, veo con miedo y recelo (que en parte se refleja en tu escrito sobre la expresión de A. Schweitzer “Según vamos adquiriendo conocimiento, las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas”) en relación a los comentarios sobre la valoración de empresas,  ya que percibo cada vez más que no es suficiente con conocer y aplicar la filosofía Value, sino también conocer a una de las principales discrepancias de ésta como es el A.T. Por eso me pregunto hasta qué punto es recomendable conocer y aplicar las técnicas del A.T., el timing, y el análisis cuantitativo para que un neófito deba discernir entre el buen y el mal camino en sus inversiones.
Sé que, al igual que tú has reseñado en diversas ocasiones,  nunca me dedicaré a valorar empresas, pero para elegir un buen gestor ¿deberíamos conocer profundamente estas técnicas? Si cualquier particular, tal y como comenta García Paramés puede haber batido a la Bolsa. ¿Es necesario incurrir en el intradía? Todo un misterio, aunque eso sí, el particular que se dedique a intentarlo seguro que ha de disponer de muuuucho tiempo libre.

De todas maneras, @Luis1, creo que este año para ver la diferencia entre suerte y excelencia futbolística, tendremos que presenciar un Madrid-Bayern, o un Barça-Bayern ;)

@Echoes:

Pues casualmente en el resto de páginas del capítulo se contestan todas esas cuestiones.  Tendrás que tener paciencia.

En cuanto a lo del Análisis técnico y el intradía supongo que se trata de una broma... ¿O no?

@Luis1: Bueno, supongo que mezclo AT e intradía con tener conocimientos básicos sobre el tema. Dicen que para vencer hay que conocer muy bien al enemigo. Así que bromeo, ciertamente, pero hasta que alguien me demuestre lo contrario y para echar leña al fuego. Sé que estas líneas serán leídas por inversores que viven de ello... y hacen vivir a sus intermediarios, claro.

@Luis1

muchas gracias por el articulo y la confianza que me tienes.

los comentarios sobre la suerte en las inversiones fallan en que no consideran el largo plazo y se centran en el corto plazo. En el corto plazo la suerte puede tener efectos muy grandes por lo cual es posible que con mucha suerte el Girona le gane al Barça en alguna muy rara ocasion, o que un inversor haga mucho dinero en una inversion especifica sin realmente entender la dinamica de las inversiones. Pero la suerte es aleatoria y puede ser buena o mala, a favor o en contra y en un periodo suficientemente largo se anula y lo unico que realmente queda es la calidad del proceso de inversion.

un saludo y gracias nuevamente

@Echoes:

Estoy de acuerdo que viven de ello, ¿cuantos viven de las rentabilidades y cuantos de las comisiones?  Ésa es la pregunta.  Tampoco deberíamos considerarlos enemigos, simplemente jugamos en ligas diferentes.

Gracias, siempre con sabias respuestas que no dan pie a refutar.

Sin tener prueba de ello, juraría que hay más personas que viven de comisiones que de rentabilidades. Y los inversores de a pie deberíamos luchar contra ello.

@cfindipendente:

Ahí está la clave, en el tiempo, por eso he dicho que no necesitarás la suerte y que el tiempo tenderá a darte la razón. Es cierto que en una eliminatoria a un  partido el Girona puede ganar, pero no podría ganar la liga de primera división y si me apuras, sí podría ganar un año (siempre que tenga a Guardiola como entrenador) pero no podría tener 30 títulos como los grandes equipos.

También es cierto que el largo plazo ayuda sólo si el proceso inversor es el correcto, de invertir a precios de burbuja en malas compañías, es mejor no tener paciencia y desprenderse rápidamente de ellas ya que no tiene sentido intentar recuperar lo perdido en los mismos valores que nos han llevado a la ruina por empecinamiento o falta de aceptación de nuestros errores.  Así que como siempre...  PROCESO, PACIENCIA Y HUMILDAD!

 

 

 

Disculpa Marco, soy yo quien te está agradecido por darme una buena caña de pescar y por tu paciencia infinita para con los que somos simples aficionados.

Como dice el dicho en EE.UU. "The harder I work, the luckier I get".

@Luis1

Con retraso, pero gracias por las recomendaciones.

@Luis1 y @cfindependiente, gracias por seguir enseñandonos y permitiendonos disfrutar de vuestros artículos.

Sobre la suerte, acabo de leer en un libro, prestado por nuestro querido Xiscom (tiene autenticas joyas), lo siguiente:

"Observamos la riqueza generada, nunca el generador, una cuestión que hace que la gente pierda de vista los riesgos y no tenga nunca en cuenta a los perdedores"

Saludos a todos

@bauer110: está visto que nuestras lecturas comunes te son más provechosas que a mí. ¿En qué libro lo has leído?

Me alegro que me cites con gente tan ilustre.

@Xiscom, la cita es del libro de Taleb ¿Existe la Suerte?

Por cierto, he vuelto a releer este post entero y esto me parece muy bueno, asi que permitidme que lo ponga de nuevo.

" - Estudia finanzas -sobre todo  Value Investing -, y eso lo debería hacer todo el mundo, con independencia de cuál fuera su oficio. Tu objetivo debe ser alcanzar la libertad financiera y lo conseguirás únicamente cuando tengas un esclavo llamado Capital  que trabaje para ti las veinticuatro horas del día, todos los días de año, y lo haga, simultáneamente, en muchas buenas empresas."

Saludos

Gracias xiscom y bauer110 por seguir en el post.  

Por si alguno no había visto el post, aquí tenéis la segunda parte: ¡MARCO ENSEÑA VALUE A ALICIA! (II)

 

 Comentar

Últimos artículos del blog de Luis1

¡GESTIÓN PASIVA vs GESTIÓN ACTIVA!
28 Comentarios
¡AMIRAL GESTION!
27 Comentarios
¡MAGALLANES: UNA ISLA EN EL OCÉANO!
27 Comentarios
¡PACIENCIA!
13 Comentarios
¡LOS OCHO ERRORES!
22 Comentarios
¡PROMEDIANDO A LA BAJA!
66 Comentarios
¡HORIZONTE TEMPORAL Y VALUE INVESTING!
66 Comentarios
¡VOLATILIDAD Y VALOR INTRÍNSECO!
87 Comentarios
¡LOS NÚMEROS NO CANTAN! ¡BAILAN!
40 Comentarios
¡UNA PREGUNTA DE HOWARD MARKS!
43 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5