Luis Allué Bellosta  

Luis1 (5º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Luis1
09:21 el 31 agosto 2013

Dermatólogo de Barcelona

!MARCO ENSEÑA VALUE A ALICIA! (III)

-¿No es muy arriesgado invertir llevando la contraria al sentimiento de la mayoría y hacerlo a contracorriente desafiando a las tendencias? -concretó Alicia.

- Keynes creía que “el principio fundamental de las inversiones es ir en contra de la opinión general, ya que si todo el mundo estuviera de acuerdo en las ventajas de una inversión, ésta sería forzosamente demasiado cara y por lo tanto poco atractiva”. Si pretendes vivir de tus inversiones en acciones basándote en sectores o áreas geográficas de moda, me temo que, como afirmaba J. Paul Getty: “Para alcanzar el éxito financiero tendrías que levantarte temprano, trabajar duro y encontrar petróleo”. Todo eso es cierto pero como value investors no deberíamos volvernos ciegamente "contrarians". Seamos lógicos y emocionalmente fríos. “Usted ni tiene razón ni se equivoca aunque la muchedumbre discrepe con usted. Usted tiene razón porque sus datos y razonamientos son correctos”, esas son sabias palabras de Buffett.  No decidamos únicamente porque sea lo contrario de lo que la multitud esté haciendo sino porque sabemos los motivos por los que la masa está equivocada. Intentemos buscar y encontrar empresas que tengan posiciones de mercado fuertes con importantes barreras de entrada en su negocio, que produzcan flujos de caja positivos y, sobre todo, rastreemos sus ventajas y catalizadores, que es la parte no cuantitativo-mecánica o más cualitativa de invertir y por eso la más subjetiva y difícil de todas. Invertir únicamente bajo un criterio cuantitativo implica arriesgarse a tener  problemas porque lo improbable tiende a ocurrir constantemente y tener opiniones erróneas conlleva graves consecuencias. No hay nada peor que una fuerte convicción -pero errónea- sobre nuestra valoración de un activo, porque ello puede conducirnos a la ruina si concentramos mucho nuestra inversión basándonos en ese convencimiento equivocado.

-Eres muy atento conmigo y encima no me pones problemas matemáticos –agradeció Alicia.  

-¿Qué te parece esta formula?: 2+2=5-1.

-Hombre Marco, pues que sí, que 5-1 son 4.

-La postuló  Kostolany, y también podría haber apuntado como fórmula un 2+2=3+1. La longitud del muelle en reposo, el valor intrínseco del activo es cuatro. Cuando está a cinco el muelle está estirado. A tres está comprimido.

-De acuerdo, lo he entendido. Mejor comprar a tres.

-Kostolany decía sabiamente que “ lo que en Bolsa todo el mundo sabe, a mí no me interesa”. Busquemos las cosas baratas pero teniendo siempre presentes nuestras ventajas como inversores, entre las que se incluyen la adopción de una estrategia de largo plazo y el conocimiento de cuáles son los catalizadores necesarios (recompra de acciones, OPA…), para que el precio pueda, en algún momento, reflejar el valor intrínseco. Los value investors somos "contrarians" por naturaleza, pensamos que las masas son simples y exageradas en sus comportamientos, tratamos de ir en sentido contrario a la mayoría porque creemos que el movimiento de la colectividad genera oportunidades de las que aprovecharnos. Pero siempre que veamos esos movimientos en los mercados deberíamos dar un paso atrás, reflexionar y analizar sistemáticamente nuestra posición y estrategia. No siempre es bueno ser ciega y fanáticamente "contrarians" e ir contracorriente por norma; muchas veces las inversiones -sean acciones u otros instrumentos- han caído por buenas razones y es imprescindible entender el por qué de dichas caídas. Nuestra naturaleza "contrarian" nos induce, además, a invertir demasiado pronto, comprando barato para luego ver como las cotizaciones caen a baratísimo; cuando esto sucede no hay mucha diferencia con haberse equivocado aunque, ciertamente, el valor intrínseco sea bastante más alto. Además, como expresó Keynes: “El mercado seguirá siendo irracional durante más tiempo del que tú puedas mantenerte solvente”. Para evitar esos efectos negativos de nuestra naturaleza "contrarian" tratemos de entender la psicología de los inversores: ¿Por qué están actuando así? ¿Cuáles son las fuerzas que hacen que los diferentes instrumentos de inversión estén cayendo? ¿Cuánto tiempo puede seguir esa tendencia? Y, sobre todo, busquemos una ventaja sólida como podría ser el aprovecharnos de momentos en los que hay ventas forzadas o cuando podemos permitirnos tener una visión de largo plazo mientras la mayoría de inversores están preocupados por el corto plazo. Pero ten presente, además, que demorar demasiado la decisión puede hacernos perder o dejar de ganar mucho dinero, recuerda la cita de Peter Lynch: “En el momento en que la señal es recibida el mensaje ya puede haber cambiado”. No postergues tu decisión, “ninguna idea puede ser más provechosa que las acciones que se llevan a cabo para ejecutarla”.

Caviló sobre lo felices que parecían todos los value investors, Marco adornaba sus palabras con  amplias sonrisas.

 -¿Sabes que es la Beta?

Ya emperezamos con las letras griegas -pensó Alicia, un tanto molesta.

-Pues no muy bien, pero va detrás de la alfa: “alfa, beta, gamma, delta, épsilon”…

-No es difícil encontrar estrategias de inversión que son claramente erróneas pero que, a la vez, son muy populares. Una de esas tácticas está basada en usar como referencia el índice Beta y otra el uso de órdenes con "stop loss”.

El stop loss, ¡mi viejo amigo! -rememoró Alicia, acordándose del analista técnico. 

-Vamos a comentar la primera táctica. Muchos expertos usan la Beta para medir el riesgo, pero en realidad esta suposición es completamente errónea ya que la Beta mide sólo la volatilidad de un instrumento de inversión comparado con otro activo. Por ejemplo, si una acción tiene una Beta de 1,20 quiere decir que su movimiento es un 20% mayor que su índice de referencia, no que es un 20% más arriesgada. El riesgo es la probabilidad de pérdidas permanentes de capital y no tiene nada que ver con la volatilidad. Asumir que riego y volatilidad son equivalentes, sería lo mismo que afirmar que comprar 10 $ en activos a 6 $ es más arriesgado que comprar los mismos activos a 8 $, lo cual no tiene ningún sentido. 

-¡Mensaje recibido! Invertir considerando el valor de la beta es irracional y hablando más coloquialmente… ¡es una solemne tontería! –recalcó Alicia.

-La segunda estrategia de inversión, que implica el uso de órdenes stop loss, es todavía más ridícula y absurda. Vamos a asumir que compramos una acción a 10 $ y que inmediatamente después de su compra el precio cae a 8 $, a este nivel se ejecutaría el "stop loss" y la acción se vendería. Para una persona mínimamente razonable y que esté fuera del "sofisticado" mundo del stop loss esa decisión implica que el inversor vende sus acciones a 8 $, es decir a un precio que es más atractivo para la compra que a 10 $. De nuevo, ¡no tiene ningún sentido! Lo más grave e inadmisible éticamente es que muchas instituciones venden a sus clientes complejos y caros productos que usan la estrategia del stop loss como herramienta de inversión. El resultado es que no sólo la inversión se vende cuando es más atractiva para su compra, sino que se compra de nuevo cuando el precio vuelve a subir a un cierto nivel superior. Es un disparate, un despropósito, un desatino, una barbaridad…, no tiene ningún sentido y los clientes pagan comisiones por esta locura. Kostolany advirtió que cualquiera que tuviera una cartera con un stop loss medio de un 10 % inferior sobre el precio de cotización y lo aplicara en mercados muy volátiles estaba condenado a obtener eso, una rentabilidad negativa de un 10 %. Te preguntarás por qué, pues muy simple, como consecuencia de la importante oscilación actual de las precios lo más probable es que en algún momento la cotización toque el stop loss y vendamos justo un 10 % por debajo del precio inicial a defender. ¡Vaya protección!

Marco se lo estaba pasando en grande disertando con nuestra pequeña, un majestuoso halcón peregrino sobrevoló, muy próximo, como queriendo obsequiarles con su elegante vuelo.

-Los inversores que usan el índice Beta y las órdenes stoploss como estrategia de inversión sufren dos tremendos déficits de razonamiento: 

1. No tienen idea de cómo valorar una inversión. 

2. No piensan como propietarios de un negocio.

Como resultado esos especuladores no disfrutan de la oportunidad y de la ventaja de comprar a precios bajos y consideran la caída de precios como una derrota. ¡No pongas un stop loss a tu vida! –recalcó Marco, mirando cariñosamente a Alicia. La volatilidad es inherente a la esencia bursátil y cuando las mejores inversiones bajan su cotización (sin ningún cambio en sus fundamentales) el inversor inteligente se alegra y aprovecha de esas bajadas. Asumir que volatilidad y riesgo corren paralelas es una de las tonterías más grandes que se han dicho jamás en economía. Nos han mentido, siempre lo han hecho y lo seguirán haciendo. Nos han engañado en las escuelas de negocio, en las entidades bancarias  y en las asesorías de inversión.  Nos han inculcado que si queríamos obtener más plusvalías debíamos asumir más riesgos. Si partimos de la base de que las inversiones más arriesgadas van a ofrecer retornos superiores a las menos arriesgadas, si nos creemos esa premisa -por definición- ya no serían decisiones más arriesgadas. El riesgo no radica en la volatilidad de las acciones en el corto plazo, el riesgo reside en no saber lo que hacemos, en no fijarse un horizonte de inversión lo suficientemente amplio, en no entender en qué estamos invirtiendo y en no evaluar correctamente el precio que pagamos en relación al auténtico valor de los activos que adquirimos. Como dijo Henry Kaufman: “Hay dos tipos de inversores que pierden dinero: los que no tienen ni idea y los que lo saben todo”. Mark Twain también señaló algo genial al respecto: “Lo que te mete en problemas no es lo que sabes. Es lo que crees que sabes con certeza pero que no es cierto”. A mi entender las acciones son los activos con menor riesgo -siempre a largo plazo- porque son los productos de inversión que más rentabilidad ofrecen. Así ha sido siempre y así debería seguir siéndolo.

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
11 comentarios
2 veces compartido

¡Muy bueno Luis! Lamentablmente no he tenido la oportunidad de conseguir el libro pero ya pronto :P.

Como siempre, muy instructivo. Entiendo que vas a publicar otro libro. ¿Estoy en lo cierto?

 

Amigo @xiscom:

Publicar un libro es de lo más pretencioso que puede hacer una persona porque implica que pretendes a robarle unas horas al lector y el tiempo es oro. Pretender , pues, que te lean es un acto de arrogancia y pido perdón por ello, máxime cuando es un dermatólogo el que se atreve a opinar sobre el stop loss.  Publicar dos libros ya sería el colmo de la soberbia, máxime cuando se me acaban las ideas y el tema no es de mi círculo de competencia.  No, las segundas partes no son nunca buenas. A lo máximo que me atrevo es a intentar mejorar la segunda edición por si sale una tercera.

Gracias

@TheTaxHaven:

No desesperes. Lo "bueno" suele ser difícil de encontrar:)

@Luis1: muy bien. En todo caso, siempre nos quedan tus artículos, que vienen a ser como un libro en cómodos capítulos. Gracias a ti.

Luis1, una de las cosas que mas me divierte desde que me leí su libro, es ofrecerle a la gente un trabajo de 1 mes, remunerado de forma variable día tras día, duplicando el sueldo cada día y empezando por 1 centimo. Lo rechaza todo el mundo, da igual la profesión; abogados, médicos, bomberos, comerciales, ingenieros, galeristas, etc, etc. Sólo una persona no lo rechazó, mi suegro que comercializó seguros de vida en su día. 

Desde entonces recomiendo su libro para incorporar un poco de educación financiera que tanta falta nos hace a todos los españoles. A la gente no le motiva casi nada aprender cultura financiera y es curioso el rechazo que generamos las personas que hablamos de ello en nuestro entorno. 

En fin, por lo menos me seguiré divirtiendo proponiendo trabajos de 12 horas diarias super bien remunerados que rechaza todo el mundo.

Un saludo

@bauer110:

Trabajar tantas horas incluídos los fines de semana durante 30 días y empezar por un céntimo se hace muy cuesta arriba. Vaya con cuidado con esas propuestas que ya hay mucha gente que está sobre aviso al haber leído el libro.  Yo aceptaría encantado ese trabajo:)

Muy didactico el artículo.

En cuanto al sueldo que duplica empezando por un centimo, si se hubiera tropezado con algún jugador de ajedrez lo hubiera aceptado.

Mi suegro lo es, por eso lo aceptó. :)))

Luís, creo que quien aprenda de tus consejos, lea detenidamente tu libro y al mismo tiempo tenga inquietudes para educarse financieramente, no le hará falta aceptar ningún trabajo, ni siquiera el que ofrece @bauer110 a su suegro. La libertad financiera estará asegurada para aquel quien, como siempre recomiendas, ahorre e invierta con criterio Value; aunque tengamos hacerlo a largo plazo. Buen artículo, gracias por el adelanto de una parte de tu 3ª edición de Alicia en Wall Street.

@Echoes:

Así lo veo yo también, pero es difícil convencer a los más jóvenes que la clave para poder vivir holgadamente el día de mañana empieza por diferir el consumo. pagarse primero a uno mismo y capitalizar a interés compuesto a un interés muy por encima de la inflación. Hay libros que pueden cambiar el rumbo de una vida, yo tuve la suerte de leer uno de ellos justo en el momento en el que estaba preparado para hacerlo. Quizá si lo hubiera leído a los 20 años lo habría dejado olvidado en una estantería. Por eso aconsejo releer los libros, sobre todo los buenos, porque pasados unos años nos damos cuenta que ya no somos los mismos, que hemos cambiado y que aquello que en su día pasamos por alto pudo habernos cambiado la vida para bien.

El libro, naturalmente es el inversor inteligente de Graham.  Inversión 39 euros, rentabilidad.... !sorprendente! 

 

 Comentar

Últimos artículos del blog de Luis1

¡GESTIÓN PASIVA vs GESTIÓN ACTIVA!
28 Comentarios
¡AMIRAL GESTION!
27 Comentarios
¡MAGALLANES: UNA ISLA EN EL OCÉANO!
27 Comentarios
¡PACIENCIA!
13 Comentarios
¡LOS OCHO ERRORES!
22 Comentarios
¡PROMEDIANDO A LA BAJA!
66 Comentarios
¡HORIZONTE TEMPORAL Y VALUE INVESTING!
66 Comentarios
¡VOLATILIDAD Y VALOR INTRÍNSECO!
87 Comentarios
¡LOS NÚMEROS NO CANTAN! ¡BAILAN!
40 Comentarios
¡UNA PREGUNTA DE HOWARD MARKS!
43 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5