Moas (1077º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Moas
12:59 el 03 octubre 2011

Para emocional,yo .

Empiezo con una pregunta, ¿en qué se diferencia un asesor financiero y un cliente, aparte de en su formación? Muy sencillo: los clientes son en su mayoría emocionales a la hora de guiar sus decisiones económicas y de inversión. De forma que son el Deseo y la Codicia lo que les mueve en mercados alcistas (compran y compran una vez que suben independientemente de cuánto) y en caídas es la emoción del Miedo la que les hace vender (independientemente de por qué se produce dicha correción). Es decir, son cortoplacistas a la hora de invertir su patrimonio.
Sin embargo su Asesor Financiero no. Al menos eso he creído firmemente hasta ahora,cuando los distintos acontecimientos han puesto de manifiesto que no siempre es así. De hecho, los parecidos entre los clientes y muchos asesores son mayores a los que podemos pensar aparte de una corbata y un lenguaje más técnico por parte del asesor. Por lo que los resultados de ambos acaban siendo muy parecidos.
Un ejemplo claro (otro más) es la reciente coyuntura de revueltas sociales en los países islámicos y el conflicto armado en Libia (con caídas en mercados emergentes de 10-20%) o la madre de las desgracias que está ocurriendo en Japón con la alarma nuclear (el Nikkei llegó a corregir más de un 20% en menos de 3 días) . Todo esto ocurriendo en menos de dos meses ha provocado situaciones de nerviosismo en muchos clientes y lo que es peor, en muchos Asesores.
Mal vamos si nuestro Asesor Financiero, lejos de informarnos y transmitirnos su serenidad, nos recomienda cambiar posiciones en nuestra cartera para salir de los mercados afectados por esta coyuntura e ir a otros supuestamente tranquilos (clásico refugio de la Renta Fija gubernamental ). Principalmente porque en un mundo globalizado donde no paran de ocurrir sucesos, estaremos constantemente cambiando posiciones de nuestra cartera y eso, lejos de tranquilizarnos, a mi me pone mucho más nervioso porque significa que mi Asesor Financiero no tiene un rumbo fijado ( planificación financiera – estrategia ), sino que lo improvisa en función de los acontecimientos.
Sin mencionar las pérdidas que siempre supone, en términos de capitalización compuesta de intereses, la salida de mercados cuando caen para volver a entrar una vez que suben. Para curiosos, ojear el Análisis de la consultora estadounidense Dalbar, sobre rentabilidades obtenidas de inversores que permanecían largos periodos en el S&P500 frente a los que entraban y salían.
Por lo que si necesita un Asesor Financiero,no le pida sólo su certificación o cualificación, pregunte por su forma de decidir e interpretar la realidad. Porque para emocional, ya estoy yo como cliente.
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
1 vez compartido
No puedo estar más de acuerdo en el tono general. Yo sí creo que la formación y la certificación es importante, pero no decisiva. Dicho de otro modo, puede haber tan buenos o mejores asesores sin certificar que certificados. Como también puede haber tan buenos periodistas o más sin título de periodismo. Ahora bien, yo prefiero uno formado que uno que no lo está.
 Comentar

Últimos artículos del blog de Moas

Para emocional,yo .
1 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5