Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier  

NikoGarnier (531º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
NikoGarnier
15:56 el 07 octubre 2015

Actuario. Director de Inversiones en JDS Capital A.V. | Miembro del IEATEC.

Cierre cobertura SP500 y apertura estrategia alcista con opciones sobre DAX

Este fin de semana hablé de señales alcistas en EEUU y ayer las confirmé en Europa. ¿Tiene sentido mantener la cobertura con opciones en SP500? Pues obviamente no. Mantenerla significaría sacrificar toda subida por encima de los 2050 puntos del SP500 de aquí a diciembre, así que cada cual debe decidir si quiere sacrificar ese beneficio potencial o prefiere dejar correr las ganancias en caso de que el mercado siga subiendo. Mi postura es que prefiero cerrar la cobertura SP500, ahora que todavía podemos recuperar parte de lo gastado por la compra de la PUT y podemos recomprar la CALL vendida a un precio razonable.

Considerando que estos posts son en abierto y tienen igualmente unos fines divulgativos y formadores, voy a plantear 1- el cierre de la cobertura sobre SP500 (asumiendo el coste de 13 puntos que vamos a ver ahora), y 2- la apertura de una estrategia alcista con opciones a medio plazo, que valdría para los que estén en liquidez. Y dado que me sigue gustando más Europa que EEUU, voy a volver a mis opciones preferidas, que son sobre el DAX.

Cierre cobertura SP500

Como saben, el pasado 22 de septiembre inicié una estrategia de cobertura sobre SP500. Es importante comprender que en una estrategia de cobertura no vendemos nuestra cartera sino que sólo la cubrimos: si hay una caída fuerte, lo que perdamos por los valores en cartera esperamos recuperarlo (total o parcialmente) con la estrategia de opciones, lo cual nos deja también las manos libres para ir reduciendo cartera si no nos convence la evolución global.

Esta estrategia se basó en sacrificar los beneficios en caso de que el SP500 subiera por encima de los 2050 puntos. Y como dije, estaba vigilando desde el día siguiente alguna señal que invalidara el escenario bajista de corto plazo. ¿Qué hacer ahora que tenemos esa señal? Pues tenemos muchas alternativas, esa es la magia de las opciones.

La más sencilla es cerrar la estrategia, es decir, recomprar la CALL Diciembre 2050 por unos 28 puntos (recuerden que la vendimos por 24 puntos, así que perderíamos 4 puntos), y por otro lado vender la PUT diciembre 1800 puntos por 22 puntos (aquí perderíamos 9 puntos porque nos costó 31 puntos). A todo esto hay que sumarle las comisiones (que en opciones son más bien bajas). En total, cerrar la estrategia supondría unas pérdidas de unos 13 puntos del SP500, que aplicado sobre los 1980 puntos en que estaba el SP500 cuando la iniciamos, supone una pérdida del 0,65%

Nota: estoy tomando datos de ayer cerca del cierre, según la web del CBOE. A la hora que escribo, 13h, el mercado USA está cerrado. Si luego abre con gap al alza, estos precios podrán variar unos puntos, pero la esencia no cambia.

Al final la estrategia ha resultado en lo siguiente:

8c569cf78f45edaca581efa757cab279c701b005

Apertura estrategia lateral-alcista con opciones

La clave de todo esto es acertar con el escenario técnico. Las opciones son una herramienta, pero no hacen milagros si nuestro escenario no se confirma. En mi cobertura del SP500 por ejemplo, ni los números iniciales ni el escenario técnico de medio plazo me terminaron nunca de convencer, pero no me arrepiento: por cada diez estrategias de este tipo que haga, con que me sirva sólo una es suficiente, porque recuperaré todo lo gastado en las 9 anteriores. Lo que pasa es que esto es difícil de hacer psicológicamente para la mayoría de la gente.

Asumido el coste, vamos a plantear ahora otra estrategia que sea acorde con la tendencia alcista de medio plazo. Es una estrategia válida para cualquiera que tenga liquidez, y quiera incrementar su exposición alcista.

El gráfico que tenemos que tener en mente es el que ya hemos visto varias veces (y que propició la recogida de beneficios en la anterior cobertura del DAX, con un 10% de beneficio).

b89a16215749d26b3059798cac9690859db284d5

Una vez confirmado el doble suelo de corto plazo, que se produce en una zona de compra de medio plazo, podemos entrar al alza. No importa que no sea justo en el mínimo: nunca ha sido mi objetivo operar como si tuviera bola de cristal. Con el DAX cerca de los 10.000 puntos, seguimos estando en la zona baja del canal alcista de referencia. La estrategia lateral-alcista nos permite ganar si el mercado "no baja".

En concreto:

Compro CALL 11.000 junio 2016 por 283 puntos.

y Vendo PUT 9.500 junio 2016 por 595 puntos.

Ingreso por lo tanto 310 puntos de DAX, que serán todo beneficio siempre que el DAX esté por encima de los 9.500 puntos en junio de 2016 (salvo que cerremos antes la estrategia).

Ese nivel de los 9.500 puntos no es anodino. Es el cierre de la semana pasada, un soporte ahora muy importante de medio plazo.

Fijaros que no hace falta que el mercado suba fuerte: no hablo de reanudación de la tendencia de fondo, sino de fin de la corrección que empezó en abril de 2015. Un simple rebote hacia el techo del canal bajista de esa corrección, en torno a los 11.000 puntos, es de sobra suficiente.

Por otra parte, la compra de una CALL 11.000 (justo ese nivel del techo de canal bajista correctivo) es una forma de darle un pequeño componente especulativo adicional: si tuviéramos una subida fuerte, la revalorización de esta Call aportaría una buena rentabilidad a la estrategia.

A continuación muestro estos niveles clave en el gráfico del DAX en velas semanales, y luego analizamos riesgos y potencial.

9b920f793a542ed910c10524871a804cce548fe5

Riesgo y potencial

Ante todo, hay que destacar que si el escenario de nuevo se tuerce, nos puede tocar tener que comprar DAX a 9.500 puntos, que restándole los 300 puntos ingresados, significaría un precio neto de compra de 9.200 puntos, lo cual sigue siendo para mí un precio tranquilo para entrar. Este es el riesgo mayor, y hay que tener liquidez (actual o futura) para afrontarlo si ocurre, o tener al menos la liquidez para afrontar la liquidación por diferencias (es decir, asumir las pérdidas por debajo de los 9.200 puntos).

Teniendo esto claro y muy asumido de antemano, vamos a medir el potencial alcista.

Si el DAX permanece por encima de los 9.500 puntos y por debajo de los 11.000 puntos, ingresamos 310 puntos, lo que aplicado a los 10.000 puntos actuales del DAX, sería un 3% de rentabilidad. En realidad sería un poco más, puesto que el dinero que inmovilizamos para invertir (en caso de que sea necesario) son los 9.200 puntos de DAX. (1 punto = 5€). Por tanto, la rentabilidad más exacta sería de un 3,36%, a obtener en 9 meses.

Pero esto no es del todo correcto, porque tenemos una CALL 11.000 comprada. En la siguiente captura podemos ver sus parámetros:

1a921ec8f3e09c532681e2aafa22375ac71c7f41

Una delta de casi 0,3 significa que se revaloriza 30 puntos por cada 100 que suba el DAX, lo cual sirve de poco porque a medida que suba el DAX, la Call estará cada vez menos OTM (es decir, menos fuera de dinero a medida que el precio del DAX se acerca al precio de ejercicio 11.000 puntos), y su Delta irá creciendo. Además, tiene una Theta de 1,09 puntos, lo cual significa que por cada día que pasa pierde 1,09 puntos de su valor (si nada más cambia).

Por eso, la mejor forma de plantearse cuánto se puede ganar con esta opción es poner varios escenarios: por ejemplo, ¿cuánto valdría (con esta misma volatilidad implícita del 20%) si el DAX sube 500 puntos en un mes? En la siguiente captura tenemos la respuesta:

35f360ccb06f9482d48efbd5b85f5b83d00e927f

Dentro de un mes, el día 6 de noviembre, si el DAX estuviera en los 10.400 puntos, esta CALL valdría en torno a los 430 puntos, lo que significa que estaríamos sacándole unos 150 puntos de beneficio, es decir, un 1,5% de rentabilidad adicional a la estrategia.

Así que en definitiva, lo que quiero mostrar es que le podemos sacar más rentabilidad que ese 3,36% calculado por la venta de la PUT 9.500 puntos, si el DAX sube. Siendo prudentes, si se cumple el escenario alcista de medio plazo, estimo que esta estrategia debería proporcionarnos una rentabilidad del 5% aproximadamente.

La última pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué probabilidad le damos al escenario alcista para ganar ese 5%? ¿Y qué probabilidad le damos al escenario bajista de desplome por debajo de los 9.200 puntos (nivel a partir del cual perdemos)? Habría que poner un número a la pérdida esperada, por ejemplo, si asumimos que después de comprar DAX a 9.200 lo cerramos a 8.800, serían 400 puntos de pérdida, para el caso de que no queramos mantener esa posición en la cartera. Combinando el beneficio en caso de acertar (5% aprox) y la pérdida en caso de equivocarnos (pongamos -5% para simplificar), la clave está en la probabilidad que asignamos a cada escenario. En mi caso considero que es claramente favorable, y por eso planteo esta estrategia. Esta es la parte más importante que hay que comprender, porque es la esencia del juego con opciones: gestionar probabilidades, que en mi caso es algo que hago con mis escenarios técnicos (usando principalmente gráficos, pero también Macro y Sentimiento).

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya. ¡ Ya no queda nada !

Para actualizaciones frecuentes y comentarios intradía, puedes seguirme también desde mi cuenta de Twitter y desde mi página de Facebook.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5