Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier  

NikoGarnier (531º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
NikoGarnier
17:09 el 11 octubre 2015

Actuario. Director de Inversiones en JDS Capital A.V. | Miembro del IEATEC.

La importancia del timing: gestión de una fase correctiva

El viernes de la semana anterior los mercados americanos lanzaron una  señal positiva al cierre de sesión, una señal que fue  confirmada el lunes al cierre en las bolsas europeas. Son señales técnicas positivas que estaba esperando para  cerrar mi cobertura sobre SP500 y abrir estrategia alcista en el DAX. Y al cierre de semana, resulta que los mercados siguen para arriba, y también lanzan señal de compra en gráfico de  velas semanales, tal y como vemos en el siguiente gráfico.

c86e7236e594615706d65246df113d05d5f50212

En mi curso explico la técnica del  triple screener, muy sencilla en su concepción y en su realización, y que sin embargo poca gente comprende y utiliza. La clave del enfoque es utilizar un gráfico  cuyo horizonte temporal sea inferior a tu horizonte temporal de referencia. Por ejemplo, en mi caso, mi horizonte es el medio plazo (entre 3 meses y un año), y por eso miro gráficos en velas semanales para observar tendencias y figuras de techo, pero  afino las entradas y salidas con el gráfico de  velas diarias. Un punto clave.

Aquél que invierte a medio plazo y sólo tiene en cuenta el gráfico semanal, se pierde una riqueza muy importante, y a veces le fallará el timing, que es clave para el éxito de las operaciones. En esta ocasión, por ejemplo, ¿qué diferencia hay entre cerrar cortos y comprar el martes pasado (e incluso el propio lunes en realidad), y hacerlo el próximo lunes (ya veremos a qué precio)? Casi una semana, que en el gráfico representa ésto:

baa4c4b204b2014530a2e5bf0af8ae0d6f32ba18

El SP500 cierra este viernes por encima de los 2000 puntos, formando eso sí una peonza (figura de velas que puede indicar cambio de equilibrio de compradores a vendedores, a corto plazo), pero sin duda entramos en fase de tensión para los cortos (bajistas). Paralelamente, el Ibex cierra por encima de los 10.300 puntos, con un gap alcista en la sesión del viernes y una vela blanca que se mantiene arriba. Los bajistas con cortos abiertos, y los alcistas que esperan un recorte para entrar, se están empezando a poner muy nerviosos.

854584dba0198d35d81f7554359e1196991f6ec4

Por supuesto, no descarto ese pull-back, que desde el miércoles planteo hacia la zona de los 9.900 puntos, y ahora subo hacia los 10.000 puntos. Quizá la  peonza del SP500 dé paso a una apertura bajista el lunes, y lo mismo para el Ibex, que formaría entonces una pauta de velas potencialmente peligrosa (a corto plazo). Todo esto son conjeturas y decisiones que iremos viendo en su momento.  Mi escenario principal es alcista, y sería muy razonable detenernos en esta zona de resistencias de corto plazo, para tomar aire (en tiempo o en precio), considerando que hemos vivido la  mejor semana en el Ibex desde 2012. Pero... ¿y si la urgencia de los cortos y los nervios de los alcistas que esperan corrección para entrar nos deja sin pull-back? Terminaríamos teniendo el  mejor mes desde 2012.

La cuestión es que como comenté esta semana, cuando tienes clara la dirección del mercado a medio plazo (que es alcista) y el  sesgo de corto plazo ha dejado de ser bajista (como comenté el viernes anterior y el lunes pasado), ¿por qué esperar e intentar ser el más listo? Con el tiempo y la experiencia he dejado de negociar con el mercado cuando globalmente el precio sigue siendo atractivo y lo tengo claro. Si quieres estar en mercado y lo ves claro, entra y no lo pienses más.

Luego podemos debatir sobre aspectos más técnicos, por ejemplo, la importancia de los  cierres de cortos después de un mercado que ha sido especialmente miedoso y desconfiado. Sería una razón para plantear que el rebote va a seguir siendo vertical sin dar casi opción a los cierres de cortos, es decir, sin casi recortes que permitan a los que llegan tarde, subirse al tren a un precio digno. Esto puede ocurrir...o no, pero lo que debemos plantearnos es qué escenario nos dolería más:

1- Un recorte fuerte del mercado después de haber comprado nosotros, viendo que podríamos haber entrado a mejor precio, y sobre todo, evitándonos el miedo a nueva fase bajista de medio plazo, o

2- Una subida de mercado sin descanso, después de haber salido nosotros (o pospuesto las compras) esperando un recorte de mercado que no se produce (o en menor medida de lo esperado), es decir, que no conseguimos entrar.

En mi caso lo tenía claro: asumía que hubiera recaída, e incluso que me hubiera equivocado, lo cual en mi caso significaba  comprar DAX a 9.200 puntos de precio neto, y  mantener la cartera actual  sin cobertura. Asumir eso significa aceptar que  cuando los demás se vuelven aversos al riesgo, es cuando yo quiero asumir riesgos, con todo lo difícil que es asumir riesgos cuando todo tu entorno está haciendo lo contrario.

Repaso del seguimiento de la corrección desde sept.

Pero claro,  llegar a esta conclusión no es fácil, y es un proceso que se va desarrollando progresivamente durante la fase correctiva. A partir de cierto punto, ves que los  niveles de miedo y desconfianza son altos y generalizados: de eso estuvimos hablando entre el  11 y el 16 de septiembre. Después, miras los gráficos y a pesar de todo tienes que reconocer que  el sesgo de corto plazo sigue siendo bajista (post del 20 sept), y como nunca se sabe,  prefieres estar cubierto (22 de sept).

Lo curioso del tema, es que teniendo una convicción clara del sesgo alcista de medio plazo, cuando miras gráficos de corto plazo, sigues sin fiarte, y sólo te sientes con confianza de plantear una  estrategia alcista con opciones sobre BMW, aprovechando el escándalo Volkswagen. Es decir, estás más tranquilo en un valor que conoces y en el que confías mucho, que en el mercado en su conjunto. En el peor de los casos, no me importaba comprar BMW 10€ por debajo del precio actual, que es lo que ocurriría si el mercado seguía cayendo y mi estrategia sobre BMW salía mal.

Para el mercado en su conjunto, ya en la última semana de septiembre, seguía  esperando que se produzca un fallo bajista de corto plazo (post del domingo 27 de sept), que me marque el  timing de una entrada alcista a medio plazo (reentrada, cierre de cortos, o simplemente para añadir posiciones, según el caso de cada cual). Eso sí, la paciencia tiene un límite, y aunque todavía el sesgo corto plazo es bajista, decido que hay que  recoger beneficios de mi estrategia bajista (de cobertura) con opciones sobre DAX (post 29 sept): un 10% en 9 meses, perfecto.

Finalmente, al cierre del pasado viernes 2 de octubre para EEUU, y del lunes 5 de octubre para Europa, tenemos la confirmación técnica del doble suelo y fin del sesgo bajista, por fin. Momento de cerrar estrategias bajistas de corto plazo (el único horizonte que estaba bajista) e iniciar compras y  estrategias alcistas, sin prisa,  pero sin pausa. Si has seguido bien el proceso anterior, no necesitas más confirmación: si no actúas en estas situaciones, ¿cuándo lo vas a hacer?

90b057c36f0af6ada2301bf3d12cd90092a543b3

La cuestión ahora es muy sencilla. Si miramos este gráfico del SP500 en velas semanales, vemos esa clara ruptura de resistencias, que confirma el sesgo alcista. Pero, ¿esperas un pequeño  pull-back hacia los 1990 puntos, antigua resistencia ahora soporte? Desde luego sería muy razonable esperar que en algún momento de esta próxima semana el mercado caiga un poco, y tengamos un recorte hacia ese nivel...e incluso menos, todo es posible. Pero, ¿y si no se produce? Te puedes permitir no haber añadido posiciones y ganar menos con la cartera que tengas actualmente, manteniendo el resto en liquidez. Pero no te puedes permitir mantener cortos (si los tenías), ni estrategias de cobertura ya sea con coste o en forma de sacrificio de beneficios en caso de subida fuerte, porque justamente, existe una probabilidad no despreciable de subida fuerte.

En definitiva, el mensaje es claro:  aunque tu horizonte sea el medio plazo, debes utilizar los gráficos de corto plazo (velas diarias), sobre todo en fases tan críticas como la que hemos vivido estas últimas semanas. Sólo aquí interesa ser rápido y vigilar señales diarias: buscamos el día ó días concretos en los que pasar a la acción,  cuando el corto plazo vuelve a estar en armonía con el medio plazo. Aunque claro, todo eso pasa por no confundir cuál es la tendencia de fondo (medio-largo plazo) que nos interesa, y saber interpretar las señales del corto plazo. Si estás esperando una gran corrección o incluso un mercado bajista, ya de partida vas al revés, y si además tardas en darte cuenta de que el sesgo de corto plazo ha cambiado, entonces lo tienes todavía más difícil...

Por último, la macro y el sentimiento son también una ayuda muy valiosa, tanto para establecer (y confirmar) el escenario global como para calmar los nervios en momentos puntuales.

¡ Últimos días para apuntarte a mi curso de Análisis Técnico online !
Si te interesa,  consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya. ¡ Empieza el próximo martes !

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
1 vez compartido

Gracias NIko.

Muy útil, gracias !!

 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5