Ana Isabel López  

Ojo-Amarillo (416º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Ojo-Amarillo
14:30 el 18 marzo 2010

A palos con el analista

La gente quiere apalear siempre al analista de su banco cuando se equivoca. No es que los justifique pero en general, solemos acordarnos con más frecuencia de los desaciertos y esto no sólo se aplica a bolsa. Da igual lo bien que hagas todos los días tu trabajo. Si un día te equivocas, serás recordado por tu error. E igual ocurre en casa o en pareja, un error suele ser una muesca en la culata del recuerdo. Por ese motivo, los analistas suelen ser los grandes traidores de nuestra confianza.

Pero en ese ajusticiamiento inflexible, no se cuenta con dos principales objeciones: La primera de ellas es que el error no es del analista sino de nosotros cuando nos fiamos de un analista cuya reputación no nos molestamos en conocer. Me estoy acordando del comentario que Roubini que hace unas semanas nos hizo un flaco favor a España y que provocó la primera bajada fuerte del Ibex ¿Alguien se ha molestado en analizar su porcentaje de acierto? Yo no sé quién es ese tipo y por qué lo que dice afecta a la cotización del Ibex.

La otra objeción a nuestra tendencia facilona a adjudicar a los analistas nuestros desaciertos en bolsa, es que éstos cuentan con el pasado, lo analizan e intentan predecir por intuición o experiencia pero jamás porque tengan el don divino de ver el futuro. Yo veo ordenadores con el Bloomberg en las mesas de los analistas, no bolas de cristal.

A mí me gusta oír las distintas opiniones de éstos con el objeto de aprender a intuir igual que ellos pero jamás para tomar decisiones. Si yo siquiera los pasos de otra persona para tomar decisiones en bolsa no lo haría de los analistas sino de los inversores que tienen un alto porcentaje de éxito... éstos son los que nunca hablan. Sólo callan e invierten.

Por otro lado, si yo fuera analista, jamás recomendaría las operaciones que yo hago: no es lo mismo ser responsable de nuestro juego que del juego ajeno. Un analista con cierta moral, no recomienda acciones arriesgadas. Así que siempre será sesgada, según mi punto de vista, la recomendación de los analistas. Hay que desconfiar principalmente de los Roubini de este mundo.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
3 comentarios
1 vez compartido
"El hombre medio no desea que le digan si el mercado es alcista o bajista. Lo que desea es que le digan, de forma específica, qué valor comprar o vender. Quiere algo por nada. No desea trabajar. Ni siquiera desea pensar". 

Livermore.

Y que lo digas Antoni

De acuerdo contigo, Ojo-Amarillo. Los analistas pueden, en todo caso, ayudar a ver por dónde "respira" el mercado, y hay gente que los sigue. Incluso existe algo así como el "consenso" de los analistas, que a veces se toma como indicación de dónde invertir; aunque yo nunca lo haría.

Supongo que tu pregunta sobre quién es Roubini es sólo retórica. Como este profesor de Economía fue el que parece ser que anticipó con mayor exactitud la debacle financiera y económica de los últimos años, se le considera el gurú de moda. Que haya acertado en una cosa, no significa que tenga que mantener la racha de aciertos. 

 Comentar

Últimos artículos del blog de Ojo-Amarillo

Cambio de Sistema
11 Comentarios
A palos con el analista
3 Comentarios
Agoreros e ilusos
1 Comentarios
Los afines a los mercados
5 Comentarios
Consejos de Warren Buffet (Fuente: Capitalbolsa.com)
4 Comentarios
Cómo ser un buen trader
3 Comentarios
No aprendemos
3 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5